Santi Palillo

El matamoscas

In Correrías on 19 noviembre, 2008 at 14:54

n08-031

letras13is últimas relaciones con el señor maratón vienen a ser como las promesas electorales, no me refiero a las promesas electorales de éste o de aquél sesgo político sino a las promesas electorales en general de división.

La semana pasada dí por teléfono el ”sí quiero” a mi nuevo grupo de entrenamiento, que en este momento se ha convertido en mi ex-nuevo grupo de entrenamiento por las cosas que voy a contar, y menos de una semana después he tenido que dar marcha atrás, cualquiera que no me conozca diría que se me va la fuerza por la boca.

El caso es que además de por la boca se me va por otros sitios, no penséis mal porque esa  escatológica fase la tengo casi superada, que no son tan fáciles de controlar como podría ser apretando fuerte el culo, si solo se me fuera por la boca con tenerla cerrada no entrarían las moscas que ahora pretendo espantar.

Al pensar en el maratón me dio un repente de esos que me dan sin pararme a pensar que dar el “sí quiero” a un grupo organizado le obliga a uno, en este caso a mí, a ciertas cosas como persona responsable que se supone debo ser, algo de la que a veces me entran dudas incluso teniendo la boca cerrada porque las dudas son – con mucho – más persistentes que las moscas.

En uno de esos raros momentos de introspección y análisis de la realidad que suelo tener muy de vez en cuando y que cuando no lo tengo Pepi se encarga de recordarme por mi bien, he visto con claridad meridiana que en los próximos dos meses no voy a poder ser fiel seguidor de ningún plan preestablecido.

No porque me encuentre mal o me duela algo que no es el caso, no porque no tuviera ilusión en volver a caer en las redes de La Secta que no es el caso, no porque no me apetezca presentarle de nuevo mis respetos a Don Maratón que no es el caso, sino porque en este momento no puedo garantizar nada y no quiero parecer un político haciendo promesas electorales

Así que ayer por la tarde me sumé a los Garrapatas consiguiendo, de paso, evitar el temido 3 x 3000 aunque no sé que fuera peor porque salimos todos juntos por ignotos vericuetos de la Casa de Campo – ayer más campo que casa – y al cabo de una hora se me acabó de repente la gasolina.

Pedí socorro mentalmente porque no podía hacerlo de otra manera y acudió presto al quite el señor doctor para gritar por su boca lo que yo no podía decir por la mía “¡nosotros nos vamos por aquí que se está haciendo de noche!”, no me negaréis que como excusa es de campeonato.

Y juntos volvimos al redil a ritmo “allegro ma non tropo” porque era casi todo cuesta abajo, no tan alegre como para no poder hacerlo charlando y recobrando el resuello hasta que, una vez recuperado, dejamos de charlar y simplemente corrimos.

Creo que es lo que debo hacer hasta que pase todo esto de los viajes, los cambios de costumbres, la falta de eñes y la anhelada llegada del futurible, salir a correr cuando me apetezca, hacer lo que buenamente pueda y dedicarme a disfrutar, tiempo tendré en 2009 para volver a los planes.

Así que he escrito un sentido e-mail a mi nuevo ex-entrenador para pedirle la baja anticipada – la anticipación se está convirtiendo en una constante de mi vida, estoy por rebautizarme como Santi Cipo – y disculparme sinceramente por las molestias causadas, no se vaya a creer que mis promesas son electorales, la próxima vez me compro un matamoscas.

¡Fins aviat Barcelona, guapa! 

Anuncios
  1. Cierto Cientounero, nosotros y nuestras circunstancias.

    Ok Jesús, no recordaba lo de Linares, enhorabuena por el traslado, ahora a preparar bien la San Antón.

  2. Te cuento Santi, es que aunque vivo en Jaén, trabajaba en Linares, ahora ya después de unos cuantos años he conseguido destino en Jaén, se acabó el viajar por trabajar.

    Espero incluso tener más tiempo para correr, que también no siempre es fácil cuando aterrizaba aquí sin comer casi a las cinco de la tarde.

    Saludos.

  3. Santi, que somos lo que somos y tenemos lo que tenemos, es decir: las circunstancias mandan.

    A trotar tranquilo para quitar ese ansia y ya te podrás comprometer de nuevo.

  4. De eso se trata Quique, de disfrutar pero sin tener mala conciencia por no cumplir.

    No, que va Commedia, es que el viaje va a ser 100% familiar, saldré a correr por allí para mantener un equilibrio físico-mental, pero sin entrenar, como dice Ana* “a mi boling”.

    Emil tienes que darme más consejos de abuelete, el saber no ocupa lugar.

  5. Di que si Santi, que las obligaciones como abuelete hay que tomárselas muy en serio desde el principio.

  6. O sea que te han fichao pa cuidar del churumbel. Si es que de canguro, ya se sabe, no pueden hacerse planes 😉

  7. Hola Santi, Te comprendo perfectamente, a mi me pasa lo mismo, se me va la fuerza por la boca y mi cerebro no es capaz de decir que NO al papelito escrito por un entrenador, siempre me dicen, con las series, cuestas y demás zarandajas mejorarías un montón, a mi lo que me gusta es salir y disfrutar de mi musica, mis recorridos y despues oir a mi mujer diciendome ¡¡¡¡ más ropa a la lavadora !!!, se pone muy guapa cuando se enfada, jur,jur

    Creo que lo mejor es disfrutar de esto y pillar las obligaciones justas y necesarias.

    Un saludo
    Quique

  8. Es lo que hay Fran, efectivamente Barcelona era la idea, pero ahora tendré que buscarme otra, con lo difícil que es, o sea lo de tener ideas.

    Carlos nunca se sabe y con lo veleta que soy…, de momento no puedo comprometerme, pero en enero ya veremos 😉

  9. Y yo que no me lo acabo de creer… Tiempo al tiempo.

    En cualquier caso en algo tienes razón: de lo que se trata es de disfrutar, así que sigamos por esa senda. Lo demás ya vendrá rodado.

    Saludos. 😉

  10. La obligación va antes de la devoción, así que si no puedes seguir el paln por ahora, pues lo que dices está bien, a correr al gusto, además creo que tu ex-entrenador lo entenderá.

    Por cierto ivas a venir a hacer el maratón de BCN?

    Saludos.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: