Santi Palillo

Allons enfants!

In Correrías on 22 noviembre, 2008 at 19:37
sp-0011

La cafetería no podía llamarse de otra forma, los caramelos bretones y la sala de máquinas del blog

letras81abía quedado con Pablo er fransé para redescubrir el parque de la Quinta de los Molinos, o sea para redescubrirlo un servidor que no hará menos de 4 años desde la última vez que estuve por allí, porque Don Pabluá lo redescubre al menos dos veces por semana.

Er fransé y un servidor ya se conocían de antes por lo que no tuve que llevar un periódico bajo el brazo incorrupto ni él una flor de lis en el ojal, un problema menos para cada uno porque los cortavientos no llevan ojal, la flor de lis es casi prehistoria de los francos y lo de ir por la calle con un brazo a medio pudrir no me parece elegante.

A la hora convenida más diez minutos, como he dicho Pablo es francés no inglés, le veo llegar trotando a lo lejos “perdonez moi por el retraso!” y le perdonez  de todo corazón porque uno es como es y porque diez minutos tan solo son 600 segundos, rien de l’autre monde.

Enseguida nos hemos puesto en marcha, dado que los dos tenemos común afición por la charla la importancia de correr ha pasado a segundo plano, entre unas cosas y otras iba pasando el tiempo – muy rápido – y los kilómetros – más despacio – hasta que llegó la hora de irnos a tomar un café como Filípides manda.

En honor a él, o sea de Pabluá no del griego, me pido un café au lait y un croissant, es cuando me confiesa que no es tan fransé como le pinto, pero a esas alturas de la conversación no iba a cambiar la comanda por un pincho tortilla y una caña, sobre todo porque ya llevaba el petit déjauner por la mitad y no era plan.

Le he prestado el libro de Saramago “Ensayo de la ceguera” para que lo lea, si tiene tiempo, ganas y buena vista, cuando le apetezca y me lo devuelva en un futuro indeterminado, a ser posible operado; a cambio me ha regalado unos caramelos de Bretaña hechos con mantequilla salada, son como los toffees de toda la vida, bueno realmente no son de-toda-la-vida sino de la Viuda de Solano que digo yo que ahora serán de algún descendiente porque si no más que Viuda sería Matusalén, pero sin arrancarte los empastes, buenísimos, merci beaucoup!.

Monsieur Pablo me ha invitado al desayuno argumentando que estábamos en su barrio, a pesar de estar tan lejos de Marsella me he hecho el longuis y no he respondido con aquello tan racialmente español del “no, no, invito yo y ponga otra ronda” más que nada porque aclarado que es tan español como la tortilla francesa lo mismo acepta y me sale el tiro por la coulotte, todo sea por mantener las formas ahora que Nicolas Paul Stéphane y José Luis se llevan a partir un piñón.

Bueno, bromas aparte, espero que la otra parte me disculpe el cachondúa, ha sido un placer compartir un entrenamiento, aunque haya sido cortito, con este gran bloguero y mejor persona llamado Pablo y hasta aquí puedo leer porque el resto de cosas que hemos estado comentando debe quedar como secreto del sumario.

Y para que no me sonsaquéis ni bajo tortura china del agua, que viene a ser como una ducha gota a gota pero con agua fría, mañana me voy unos días a tomar el breakfast y el té de las cinco a Londinum rodeado de súbditos de Su Graciosa Majestad, la pariente viva más conocida de la Viuda de Solano, en pos del hijo pródigo, tocayo del francés, antes de que se nos vuelva talmente británico.

God Save The Queen! (aunque no necesite recomendaciones, o sea G…)

Anuncios
  1. Ya te digo mister, en Madrid nos hace falta un río con sus barquitos y demás porque tienen mucho tirón entre los turistas, si no pueden ser barquitos por lo menos unas barcas de remo que dan mucho juego ¿no?.

  2. Con tanto parque, que si Hyde Park, que si la Quinta de los Molinos, al final te va a contratar Gallardón para que le diseñes el proyecto río.

  3. Kal tú a unos tunos y nosotros a una tunanta, iba en un Rolls Royce y llevaba puesto uno de sus gorros para el frío londinense, aunque aquí hace más frío que allí (al menos estos días).

    Ese libro es un poco agobiante Jesús, pero una vez leído queda en el pasado el mal trago.

    Fran cuando quieras/puedas ya sabes donde me tienes, lo de los post desayunos es una costumbre estupenda que habría que practicar a menudo.

    Quique vengo “jartito” de comer a esas horas tan raras, pero me he pesado y parece que sigo siendo el mismo (a la canal).

    Ja, ja, Sylvie, y ahora vengo totalmente british pa’ los restos.

    MariPau que no se pueden contar, hablamos de todo un poco 😉

    Pabluá, ya estás tardando en escribir tu versión, ¿para cuando tienes prevista su publicación? 😉

    Y lo que me queda Carlos, ahora otra vez pa’ las américas y antes a Hemeroscopeion, sin embargo me gusta Madrid, que conste.

    Tienes razón Kike, ahora que al lado de Hyde Park todos nuestros parques palidecen un tanto, ¡pedazo de park!.

    Es posible Guille, desde entonces no había vuelto pero sigue igual de bonito.

    Calla Sergio que vas a descubrir el secreto peor guardado ;-), como le he dicho a Carlos… ¡y lo que me queda!.

    Saludos a todos, próximamente en sus pantallas las english histories of Palillo.

  4. Hala, mas kilómetros haces que el baul de la PIquer, Santi… De Chicago a Londres y tiro porque me toca. No te habran fichado del FMI para que impartas doctrina sobre la crisis mundial en las grandes capitales económicas?
    eso explicaría tus encuentros en circuitos y cafeterías discrertas con los representantes del des-gobierno francés ;-))

  5. ¿Quizá tu última vez en el parque fue conmigo? Todavía como verás sique por aquí. A mi me cuesta una enormidad ir a entrenar a mediodía. El parque es precioso, pero el esfuerzo de correr a esa hora se me hace enorme desde hace un año.

  6. Menudo parque bello el de la quinta….

  7. Chico, estás de un internacional últimamente…

  8. Jejé, gracias por la crónica, ha sido un placer: gracias por ponerte a mi ritmo de tortuga y por compartir el desayuno. A ver si completo la crónica desde la parte contratante de la segunda parte 🙂

  9. Santi, vaya blog mas chulo que te ha quedado, esto es traición, está divino de lamuerte,precioso!

    Perooo esas conversaciones secretas con PAblo deberian salir a la luz :·)

  10. Joder…qué envidia el tío!!…ahora pa London!!!…(vaya excusitas con los niños, no???)…

    Lo que me has hecho reir con el Pabluá y tu francés depurao a la ultimé!!!

    Besitos.

    Ps: ah! y buenísimo el libro que le has dejado.

  11. Buen viaje Santi, no tomes muchos Fish & Chips que eso se queda en la sangre y no sale…

    Saludos
    Quique

  12. Vaya a mi me encantaría quedar a correr contigo, “aunque tuviera que pagar” por que yo hoy he salido a correr solo y luego un poco con mi hijo, pero el desayuno en casa y rápido que había cosas que hacer.

    Me tengo que apuntar yo a seo de los desayunos post entreno.

    Saludos.

  13. Je, casi nos quedamos ciegos tú en el metro y yo en la travimeta camino de Linares con ese libro.

  14. …y al salir del metro cerca de St. James me encontré a cuatro tunos de económicas de Zaragoza.

    No vuelvo hasta que se me olvide.

    Buen viaje.

  15. Ya, pero es que… mejor que lo cuente Pablo 😉

  16. Ya, pero es que si no nos cuentas el resto de las cosas de las que estuvisteis hablando nos quedamos a medias. ¿Es que no lo entiendes?

    Saludos a las ardillas y a los patos de Hyde Park.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: