Santi Palillo

Trío

In Correrías on 31 mayo, 2009 at 17:48

24_cabaña 2

Mañana soleada a pesar de los negros nubarrones procedentes del norte que ayer tarde hacían presagiar una jornada pasada por agua, aunque más daño que la posible lluvia han debido causar las dos carreras que se celebraban hoy.

A pesar de todo el número de garabitas presentes no ha estado mal, he contado 17 cuando normalmente somos muchos más, lo malo es que he visto que me iba a quedar más solo que la una porque de mis compañeros habituales no había nadie.

Así las cosas y tras rechazar una proposición casi indecente para hacer un cuatro mil y la Tapia, “¿es que estáis preparando algo?”, “no, es por gusto, ya que hemos venido”, me he mentalizado para correr solo, sin embargo a última hora se me ha unido Ángel y al final hemos subido el cerro juntos a buen ritmo.

Una vez en la fuente de Cuatro Caminos comienzo a correr en solitario decidido a hacerme una cabaña, no es que me haya pasado al mundo inmobiliario y menos después de la que han liado sino que es el nombre de uno de los circuitos.

Cuando iba a tomar la curva a izquierdas con que se inicia la cabaña veo que se me unen Andrés y Ángel por lo que para no desentonar decido quitarme la S y rebautizarme, siquiera mientras dure la sesión, como Anti que si lo pienso cuadra a la perfección con la parte más protestona de mi carácter.

El ritmo no ha sido tan plácido como había previsto, desde el primer momento hemos empezado a correr con alegría y para mis adentros pensaba que no iba a ser yo quién lo estropease, dado que ellos han debido pensar lo mismo lo hemos mantenido hasta el último metro acabando sudando la gota gorda.

La Casa de Campo estaba hoy tomada por una prueba de triatlón de categoría mundial así que algunas zonas estaban acotadas y el resto lleno de ciclistas que digo yo estarían esperando para ver el segmento correspondiente, a pesar de todo hay sitio para todos y hemos podido disfrutar del entorno casi como cualquier otro domingo.

Total que la triple A se ha metido 12 kilómetros en poco más de una hora que en ese circuito está muy bien, además he ganado algo de tiempo para estirar en condiciones antes de desayunar, sentado y sintiendo el fresquito aportado por la piscina municipal el café me ha sentado de vicio.

Ahora a entrenar y esperar pacientemente el cuatro mil alpino del jueves.

Anuncios
  1. Tranquila Anita que no me paso a la montaña, no era para tanto 😉

    Aunque lo mismo un día me animo y tiro para el monte.

  2. santi, como es eso de “alpina”? tanto que rehusaste y despotricas contra lo que es cemento y te vamos a tener en una?
    (olé)

  3. Cuando quieras/puedas Fran, estás en tu casa, el desayuno es lo segundo mejor de la mañana 🙂

    Emil estáis fuertes como robles, 4K y Tapia así sin anestesia es una pasada, me parece que este verano solo nos veremos para pasear a los nietos, ja, ja 😉

  4. Si que debiste ir rápido, cuando llegué a la cafetería ya no estabais los “cabañeros”. El 4000 y la tapia es una promesa que hemos hecho para ver si el verano no puede con nosotros, por voluntad que no sea.

  5. Yo te leo a veces, pero es que voy de boli, pero vamos que me pasaré más a menudo, lo que no cambia es el desayuno, jeje a eso me apuntaría yo si estuviese en la capi.

  6. No iba de eso Quique ja, ja,

    Mildo o eso o la casco 😉

  7. Entre el diez mil, la tapia cabañera, y el 4000 alpino, te vas a poner fuerte como el vinagra, picarón.

  8. Hola Santi, me habías asustado con el título del post…..uf, buen entrenamiento…sobre todo ese desayuno a pie de piscina…que lujo!!!

    Esa cabaña no la he visto por la CdC….no me extraña que me pierda…ja,ja…

    Saludos
    Quique

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: