Santi Palillo

Correr descalzo

In Habladurías on 18 septiembre, 2009 at 16:37
Pincha sobre la imagen para agrandar

Pincha sobre la imagen para agrandar

Me han pasado este articulo publicado en la sección The New York Times de El País, ¿polémica habemus u otra chorrada más? , lo que si es cierto es que por mucha I+D que le metan a las zapatillas seguímos con las mismas lesiones de siempre, de todas formas de momento confiaré en ellas, o sea en las zapas.

Buen fin de semana.

Anuncios
  1. […] que en una marca le va mejor un 9 ½, mientras que en otras lleva un 10 o un 10 ½. ¿Debería correr descalzo quizá? Tu número de pie también cambiará -haciéndose más grande- a medida que corras más y […]

  2. Me parece una noticia curiosa para darle algo de emoción a nuestro mundillo de sota, caballo, rey y poco más, desde luego yo pienso seguir corriendo calzado a lomo de las más baratas que encuentre por si las moscas.

  3. Las había visto y me sigue pareciendo un poco tonto el invento….yo sigo con mis skylon.

    Un saludo
    Quique

  4. vibram son palabras mayores, para el monte pero tambien para laciudad

  5. Muy bueno el tema, maestro Palillo.

    El articulo no se lee bien del todo a estos tamaños, pero no se que periodista puede llamar “novatos” a un monstruo con la experiencia y tamaño de Vibram, la creadora de los fivefingers de la foto.

    Pocos montañeros habrá en el mundo que no se hayan paseado por el monte pisando con suelas Vibram, asi que por ese lado parece que algo saben.

    Y por la parte de cómo mejor pisamos, yo creo que -como casi siempre- igual lo mejor está en saber tomar de todo, no?

    Esto es: Correr un poco descalzo de vez en cuando es, seguro, bueno para muchos musculos y gestos normalmente atrofiado, creo. (yo asi lo hago, mas por gusto que otra ocsa vaya)
    Correr la mayoria del tiempo bien calzado y protegido, en la medida que cada uno necesite, no es mas que sentido comun.
    Me gustan correr largo por el monte. Y me encantan las leyendas tarahumaras, claro, pero si me pongo a correr como ellos (sobredosis de cerveza y dieta de maíz incluidos) el desastre está servido.

    Asi, el que tenga buena pisada y costumbre de ello, se puede meter un maraton alpino por senderos de cabras con apenas unas “voladoras” de asfalto de menos de 250g. El que no, hará bien en ponerse unas de trail de más de 400g. y protegerse de todo mal.
    En fin, cada uno que se haga la paella como más le guste, no? Una receta para todos? ¡Jamás!

  6. Estos no han ido con los Garrapatas, si no se dejaban de sandeces.
    En cuanto te salgas de la pista o el asfalto estás vendido.

  7. [decía que…]

    Creo recordar que un tal Bowerman decía que crearía la mejor zapatilla de poder ponerle unos clavos directamente en los pies de sus chicos. Pero me parece que este hombre se dedicó a vender zapatillas, por lo que supongo que desistió del intento.

    Por una parte hay cada vez más y mejores sistemas para la amortiguación de las zapatillas, pero también parece que se quiera volver hacia zapatillas más simples que imitan el correr “natural”. Aunque, bien pensado, todo esto me parece una estrategia de mercadotecnia con el único objetivo de vender más.

  8. Lo peor que le pudo suceder al homo corredor fue la invención del cemento y el asfalto.

    Creo recordar

  9. Hay un par de capítulos dedicados a ello en el libro “A 100 millas de Manhattan” de Guillermo Fesser, que leí el año pasado. La teoría es muy interesante y parece que bien comprobada y con bases reales: pero claro, la cosa es correr en pista o sobre césped o en caminos bien lisos… Supongo que sobre el asfalto sigue siendo imprescindible una cierta amortiguación (¿pero cuánta?). Saludos.

  10. Recuerdo que en el foro de ElAtleta.com ya se escribió algo al respecto.

    Con todo el respeto a las ideas de cada cual, creo que como en casi todo en esta vida, quizá la virtud esté en el término medio. A nadie se le escapa el fuerte componente de negocio alrededor del pijoterismo runeril que en mayor o menor medida nos alcanza a todos. Tú mismo has hablado maravillas de tus Kalenji, sin tanta tecnología como marcas más afamadas, (y mucho más caras), pero seguramente igual de eficaces, y todos los que, (ejem), llevamos unos años en esto recordamos haber corrido de jóvenes con unas TAO o unas Gorilla que eran poco más que una suela de goma con cordones. Creo sinceramente que al igual que con los gadgets electrónicos pecamos de pardillos y pagamos carísimos avances que realmente no lo son. Pero de ahí a correr descalzo… No me veo yo por el bosque pisando piñas, ramas o traicioneras aristas de roca… Si acaso en pista, o mejor, en la playita…

    ¿Y tú en la CdC?

    Abrazos. 😉

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: