Santi Palillo

CCCCDC y ya van dos

In Correrías on 28 septiembre, 2009 at 23:05
Papá ven en tren

Papá ven en tren, Alf no se fía y mira por si acaso viene

caos.

(Del lat. chaos, y este del gr. χάος, abertura).

1. m. Estado amorfo e indefinido que se supone anterior a la ordenación del cosmos.

2. m. Confusión, desorden.

3. m. Fís. y Mat. Comportamiento aparentemente errático e impredecible de algunos sistemas dinámicos, aunque su formulación matemática sea en principio determinista.

Ante esto se queda uno mirando embobado la pantalla sin saber muy bien que seguir escribiendo, pero aquí se viene a escribir, lo que sea.

Desde luego la CCCCDC resultó tan caótica como se esperaba, incluso algo más  si cabe, que cupo, debido a la incompetencia suprema del organizador que ni tenía la distancia bien medida, ni el recorrido homologado, ni leches en vinagre, tanto PDF ¿para qué?, si puede saberse.

Para empezar retrasó la salida todo lo que pudo, quince minutos para ser más exactos, entre esperar a Abe que no vino porque estaba de “recuperación” del sábado noche y saludarnos los unos a los otros mientras catábamos un tang de extraño color recién exprimido nos dieron las tantas.

Enseguida se vio que no era día para grandes esfuerzos, llegamos corriendo por decir algo hasta las vías y allí mismo, haciendo caso omiso al tráfico ferroviario y los peligros consiguientes, el grupo se detuvo a porta gayola mientras se hacía unas fotos para la posteridad (ver ejemplo ut supra).

Se ve hasta la Sagrada Familia

Creo que tenemos que tirar por allí...

Al poco nuevas fotos, ahora junto al puente Garrapatas, y de nuevo en el cerro Garabitas adonde el organizador llevó al desordenado grupo para que contemplase Madrid en el horizonte, quizás lo más potable de la sesión a tenor de las expresiones.

Pues yo creo que era por aquí...

Pues yo creo que era por aquí..., no por allá...

Nueva parada en la fuente de Cuatro Caminos, aquello parecía una excursión de japoneses, venga gente sacando fotos mientras el pobre Canillas veía que a este ritmo no llegaba a tiempo a la comida familiar en Manzanares y que en el maletero del coche se derretirían las trufas que tan primorosamente había cocinado.

Más paradas en la fuente de Húmera, no sin que de camino los árboles no me dejasen ver el Bosque, aunque parezca mentira el tropel de fotógrafos corredores quiso inmortalizar una simple y enladrillada tapia de los tiempos de Mari Castaña, ni en eso nos pusimos de acuerdo, que si la hizo Carlos III que si Felipe IV, increíble si no fuera porque Josemi estaba allí para inmortalizar el momento.

En este mismo sitio se hizo una foto Napoleón, ¡anda ya!

Sol y sombra tapiero

Por fin llegamos al Cristo, el organizador contó un cuento sobre el origen de semejante monumento en mitad de la Casa de Campo, seguro que se ha inventado la historia del bombazo y del conde de Mayalde, posterior alcalde de Madrid (enlace añadido posteriormente por cortesía de Commedia para aclarar el asunto y restablecer el buen nombre de SP), te tenemos calao, o sea a Palillo no al señor conde.

Desde el Cristo volvimos a la pasarela de llegada recortando lo posible por el pinar de las 7 Hermanas a las que algunos se empeñaban en saludar antes de proseguir con la retirada y hubo que explicarles que no habían venido porque los domingos se toman el día libre.

A la llegada ni estiramientos ni nada que se le parezca, tras saludar al doctor Garabitas que estaba esperando a ver si llegábamos, conociendo al tal Palillo se imaginaría lo peor y a punto estaba de llamar al 112, nos fuimos directos al bar del polideportivo a recuperarnos “¿de qué?” se preguntaban algunos.

Aquí reinó de nuevo el desorden, a base de cerveza con limón y de tapas un magnífico brownie alfonsino y las mencionadas trufas canilleras que estaban en su punto fueron el preludio de un nuevo intercambio de libros y objetos varios entre los que destacaría por su sentido común unas sales para los pies que trajo Tecolinha, compradas en Ikea, ¿será posible mayor caos?.

Total que algo más de doce kilómetros, media mañana zapateando y sacando fotos por la Casa de Campo y ahora encima quieren organizar nuevas CCC, no escarmentamos, pero es que lo pasamos tan bien.

El resto de las fotos de Josemi (las anteriores son todas suyas) pinchando en este enlace.

Anuncios
  1. Hola Santi….bonita carrera desorganizada….seguro que si la hubierais preparado más, habría salido peor…ja,ja…

    Lo importante es que llegasteis todos juntos y no hubo que llamar a Paco Lobatón..

    Un saludo
    Quique

  2. Carlos cuanto antes te decidas a venir mejor, mira que tú eres un tío que se mueve mucho, no te resistas, estás condenado a venir alguna vez 😉

    Una pequeña descripción de Valdelatas en el blog de Serbio Bellido: http://sbellidog.blogspot.com/2007/10/valdelatas.html

  3. Jejeje… Esas fotos decidiendo por dónde os ibais a perder no tienen precio y hacen honor al nombre de la ¿carrera?. El amigo Canillas también me animó a apuntarme a una de estas caóticas, y vive Dios que haré lo posible…

    Abrazos. 😉

  4. Qué malas estaban las trufas Canillas 😉

    Mira que no haber gastado zapas en Valdelatas…

  5. Esta me la apuntalo también. Lo tengo a 10 mts del curro y aún no me he calzado las zapas para trotar por él, así que qué mejor escusa para estrenarlo; y encima con un gran conductor y no el que tuvimos el domingo, JA,JA,JA.

    UN ABRAZO,
    Pedro.

  6. Ojalá te hubieras quedado dormido Paco, contigo en la CCCCDC el lujo hubiera sido completo.

    ¡Ah! mensaje para todos los caóticos, Paco se ha ofrecido a montar la CCCV que viene a ser la CCC Valdelatas, un paraje que nos recomienda conocer a bordo de las zapas y él mismísimo Paco conduciendo el autobús, yo ya me he apuntado, publicaré post al respecto aquí y en el blog de Caoticus Mundi en http://cccpq.net/

  7. El caso es que yo tenía “in mente” el acudir; pero el reloj circadiano me levantó a las 7 de la mañana y claro, que iba a hacer, pues correr; pero para la próxima ahí estaré, con la cámara.
    Por cierto, las fotos muy buenas y en especial la de la vía.

  8. Hola soy el que no llegó… ¡Y sí sabe lo que se perdió! ¡Caguen…!
    Bueno al menos me congratulo al ver que el “dispendio” de datos y documentos previos no deslució en lo más mínimo a lo que debería ser una constante en estos tinglados: “desorganización masiva” ¡Biennnnnnnnnnnnnnnnnnnn!
    Nos vemos en próximas si un tal “Ballantines” no se vuelve a cruzar en mi camino…
    Un saludo.

  9. Carlos III tuvo que ser.

    ¿Y el fallo del Bosque?, era por los árboles, seguro 😉

    Sobre lo de montar una empresa… un poco tarde, yo estoy fuera de juego pero si alguien lo intenta que me contrate en black por horas, ja, ja (a lo mejor no es mala idea, lo de montar esas rutas me refiero).

  10. Gracias por servirnos de (magnífico) guía por la CdC. Ya estoy buscando lo del “Puente de las Garrapatas”, para que luego no digas que no hacemos los deberes. 😉

    Aún no he probado las sales. Menos mal que Pablo nos recuerda que son para los pinreles, que con la pinta que tienen algun@ se prepara la isotónica. 😀

    Apoyo la propuesta de Josemi. Eso del turismo runeril tiene futuro. El jueves acompañáis a unos canadienses ¿no? Pues todo es ponerse, pedirle permiso al alcalde (y pagar la licencia, claro) que la Comunidad da unas subvenciones estupendas para nuevos emprendedores.

  11. Fue Carlos III, el de la Tapia, no que acudiera, aunque seguro que aguantaba el ritmo 😉

    Ya te lo dije, pero te lo repito, me entusiasmó el recorrido.
    ¿No se os ha ocurrido ofrecer un servicio internacional de recorrido caótico para visitantes runners? 🙂

  12. Aunque Pedro ya sabía que éramos unos caóticos ¡que impresión se habrá llevado el pobre ;-)!

    Voy a ponerme las sales esas, lo malo es que vienen sin manual de instrucciones, ya veremos si no se me pone el pelo verde.

    Pedro el jueves te llevo el tuper y tu ración salina a la Tapia, no te las vas a perder.

    Ya te digo Mildo, un estrés allí sobre las vías esperando a que llegase el tren 🙂

  13. Anda, que se os ve estresados.

  14. LLegué raspao, pero compensé el brownie con unos chuletones y un vino que no te quiero contar (+ o – como el que te metiste en Galicia).

    Para la próxima edición hay algunos conocidos vuestros que al ver el nivelazo que tenemos, no dudarán en dejarse caer.

    Qué pena perderme esas sales.

    UN ABRAZO A TODOS,
    Pedro

  15. Lo de las sales perfumadas de Tecolinha fue un puntazo: me las puse por la tarde y desde entonces ya no me jumean los tachines (que decía mi padre, que era muy castizo aunque yo salí algo afrancesao).

    El pobre Canillas estaba atacado porque había calculado mal el tiempo del recorrido, qué iluso y qué buenas estaban sus trufas, ja ja ja.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: