Santi Palillo

De matao a mataor

In Correrías on 2 octubre, 2009 at 19:43
Ayer noche antes de la hora de la verdad

Ayer noche antes de la hora de la verdad

Ayer hubo Tapia nocturna, si quieres pasarlo bien corriendo, porque a pesar de las apariencias se corre, y tener una experiencia diferente a cualquier otra cosa que hayas hecho antes debes participar en una Tapia nocturna, la próxima será el año que viene por estas mismas fechas.

Llévame a los toros mi arma
que yo quiero ver
la seda, el oro y el rojo percal
sobre el redondel

He decidido que en 2010 no me pille el toro por lo que llegaré hecho un ídem de frente para abajo, resumiendo mucho la faena diré que pasé el tercio de varas con cierta dignidad no exenta de asfixia y lo pasé francamente mal en el segundo tercio o de banderillas, negras diría yo a la vista del sufrimiento.

Sin embargo en el último tercio, el de muerte, de nuevo me recuperé como por arte de magia, esta vez sin necesidad de auxilios celestiales a los que ayer les dio por correr y no había forma de pillarles la matrícula, estuve torero, del montón por supuesto pero torero.

Empezando por el principio recogí a Pablo y a los canadienses, ella con nombre taurino, en la plaza de Roma o de Manuel Becerra que tanto monta y antes de tomar por derecho la M-30 les enseñamos por fuera la plaza de las Ventas a los recién casados para ir entrando en materia.

A la llegada al Meeting Point se nos unió Abe el Niño Perdío y fueron presentados a la sociedad tapiera a la que saludaron en pie montera en mano, pero como son guiris y a lo mejor la montera les quedaba como la capa al tipo de la foto que me ha enviado Commedia, el presidente Lloz les regaló sendas gorras de la Tapia a cada uno, solicitando a continuación un aplauso para los artistas.

Vayamos a la corrida, como decía en el tercio de varas la fiera, negra zaina como la noche, no rehuyó los varazos del picador, antes bien galopaba decidida a su encuentro no sin dejarse una parte importante de sus fuerzas en cada encontronazo, menos mal que de vez en cuando se le concedía un respiro, el mejor por afinidad en Casa de Vacas.

Coincidió el tercio de banderillas con las primeras dificultades de la tarde noche, en este tercio el morlaco, con mucho trapío, me asestó varias tarascadas que procuraba disimular sin grandes aspavientos maldiciendo mi suerte por lo bajini, “yo no maldigo mi suerte porque torero nací…”, menos mal que el señor presidente ordenó el cambio de tercio no sin antes invitar al respetable a un brindis bajo la luna con buen vino en vaso cubata de las bodegas Teobarderas, torero de tronío, habitual de la Tapia y a punto de ser abuelo.

Solo entonces conseguí recomponer algo la estampa, supongo que harto de verle los cuernos al cornúpeta acabé perdiéndole el debido respeto, coincidió que se unieron a nuestra cuadrilla varios toreros de postín que decidieron echarnos un capote y lo hicieron tan requetebien y con tanto arte que no se pué aguantá que me vine arriba acabando la faena con oficio y hasta con señorío.

Los de Montreal aguantaron con un estoicismo impropio de recién casados todo lo que se les venía encima, hablaban con unos y con otros mientras miraban el festejo con ojos desmesurados como si la cosa no fuera con ellos, finalizamos los 15 kilómetros y pico participando por soleares en la cerrada ovación que clausuraba los festejos tapieros por este año.

Claro que después de la faena procedimos a recuperar fuerzas en torno a una mesa, solo había una, las trufas de Canillas, nuevo en la plaza y ya un clásico, las tortillas españolas de Pablo a quien según parece aconsejaron que en adelante las hiciera francesas, el pollo al Oporto que por fin pude cocinar, pestiños y almendrados, los bombones de Elo y otras ricas viandas que no recuerdo.

Para terminar devolvimos a los chicos a su hotel al filo de la medianoche con la Luna en todo lo alto, tantas emociones en el mismo día le ponen los pelos de punta al más pintado, grandes chicos estos canadienses, les deseo lo mejor en su vida futura y que se aficionen a la fiesta.

Y vosotros a practicar el arte de Cúchares con vistas a la nocturna de 2010.

Anuncios
  1. No te preocupes Teo, empiezan por 2 cm. pero luego se ponen gigantones 😉 el mío ya utiliza vaqueros y zapatillas, promete como corredor (de momento con tacataca).

  2. Santi, todavia me queda bastante para ser abuelo, mide ppoco mas de 2 cm. y no tiene pulsaciones de atleta, creo que 150 por minuto, todavia le queda. SALUDOS

  3. Paco he visto las fotos, una buena excursión sin duda. Cuando los caóticos tengamos un hueco te llamaremos para la CCCV.

    Gracias Eva, ya te digo que iban rápidos, pero nosotros con quedarnos ahí detrás… cuando vayamos a ir a Valdelatas te avisaré.

    Gracias las que usted tiene Canillas 😉 el último tercio fue…increíble, iba a decir de 2 orejas y rabo pero no lo digo para no molestar a nadie.

    Eduardo, el torero de Nogales (Arizona) quizás andará por ahí recordando lo que pudo ser y no fue, debió llamarse Bong Way Wrong 😉 que chiste más malo.

  4. ¡Estupenda crónica (taurina)! El año que viene toca estrenarse en La Tapia.

    Por cierto, ¿qué será del bueno de Bong Way Wong?

  5. Gracias Maezzztro por darme la alternativa en estas faenas de los jueves (lo digo por el pollo al oporto, que estaba de lujo incluso frío, JA,JA).
    El último tercio te salió bordao porque estabas en tu salsa: 4 magníficos corredores (Luis, Paco, Pablo y SP), y dos subalternos (Abe y un sevidor), que no os llegamos ni a……
    Lo dicho

    MUCHAS GRACIAS

    UN ABRAZO,
    Pedro.

  6. Muy bueno el comentario, Santi, y muy buena carrera nocturna, sólo que iban un poco (bastante) rápido para mi ritmo, a veces.

    Por cierto, a ver si me entero de otra salida de CCC de esas, que leo algo de Valdelatas… me gustaría que me enseñéis un poco ese parque 😉

  7. Santi, ya sabes que a mi me gusta la gente que actúa con libertad, así que cuando os venga bien, ahí estaré.

    Hoy, haciendo uso de esa libertad, nos hemos hecho 7 Picos, en plan senderil. Lo anuncié sólo en el foro y tendría que haberlo hecho también por correo. Para la próxima.

  8. Estuvo de cine Paco, tendríamos que haberla sacao a hombros, a la Tapia.

    Dicen los caóticos que octubre es mes malo para la CCC en Valdelatas, pero a mi no me importaría conocerla mientras tanto 😉

  9. Fue una tapia de lujo y creo que la mejor en ambiente, número de corredores y temperatura. Los chicos de Scop, no lo olvidarán.

    Ahora queda programar esa salida a Valdelatas, en la que el único detalle a tener en cuenta es ir bien hidratado y llevar una botella de agua o aquarius para la rehidratación posterior. ¡Es un “paseo” agradable!

  10. Entre que pasamos por delante de las Ventas y la foto que me había pasado Commedia el hilo conductor de hoy estaba claro. A mí las tortillas me parecieron estupendas, el resto solo es broma o licencia como siempre 🙂

    Josemi más de uno hicimos el número, te esperamos en 2010.

  11. Gracias Santi y a Pablo por las aclaraciones. Lástima, podría haber hecho mi reconocido número del bombero torero 😉
    ¡A ver si el año que viene… !

  12. Bueno, que conste para los que no estuvieron que el relato que haces al modo taurino de Joaquín Vidal [*cronista taurino de El País desde los inicios del periódico hasta su fallecimiento en 2002] es sólo una licencia literaria tuya y que nuestros amigos canadienses, Véronique y Guillaume, no tuvieron que padecer ninguna apología protaurina (lo único taurino de su estancia fue el paso fugaz en coche por delante de Las Ventas y un rápido comentario por nuestra parte sobre lo que supone un espectáculo taurino, con su colorido y su crueldad: les explicamos también lo difícil que es que algún día lleguen a prohibirlos pese al creciente movimiento antitaurino, debido a todos los intereses económicos que se mueven alrededor, como ganaderías, empresarios, indusria turística, toreros, periodistas…). Y ná, en eso se quedó lo taurino de la noche. Lo digo para que ningún lector no presente en la Tapia se piense que dimos algún espectáculo folclórico-torero a los canadienses !

    Aclarado lo cual, añado que, pese a mi estado físico un poco calamitoso, personalmente disfruté muchísimo, infinitamente, de todos y cada uno de los detalles de esa mi primera Tapia, nocturna encima, con unos corredores que me parecieron humanamente extraordinarios. Todo un lujo que además nuestros canadienses vivieron, creo, con mucha emoción.

    En cuanto a las tortillas, reconozco que les faltaba un punto de sal, que una de ellas se me quemó un poco por su base y que por un error en mi planificación en la ejecución de las tortillas, las patatas quedaron quizás un pelín zapateras [**este término no tiene nada que ver con el presidente del gobierno ;-)] (a mi entender no es verdad el reproche de uno de los críticos gastronómicos tapieros que calificó mis tortillas de poco jugosas!). Ahora bien, los participantes en el post dieron buena cuenta, con rapidez y cierta glotonería, de mi fracaso culinario, lo que en el fondo me llena de orgullo 😉 Así que seguiré con mis tortillas españolas cuya fama traspasa fronteras (no sólo se consumen en Marsella sino que ahora se hablará de ellas en Montréal ;-)).

    Un abrazo, Santi, y muchísimas gracias por tu labor de guía y de introductor en la Tapia, que para mí fue una experiencia inolvidable y en la que espero repetir el próximo año !!!!

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: