Santi Palillo

A las buenas

In Correrías on 25 octubre, 2009 at 23:04
Se me están durmiendo las piernas...

Se me están durmiendo las piernas...

Toc, toc, ¿se puede?, hace tanto tiempo que no digo nada que casi tengo que entrar de puntillas, si no lo hago es por el dolor de gemelos que tengo desde esta mañana que me impide ponerme no ya de puntillas sino casi de cualquier forma civilizada sin tener un amago serio de calambres.

El mismo tiempo que llevo callado lo llevaba sin correr, quince días hizo ayer desde la última torcedura de tobillo por tierras sevillanas, si no he salido en el ínterin no ha sido por lesiones ni malos rollos mentales, simplemente es que las cosas han venido de tal manera que no he podido.

Ayer sábado estaba ansioso, con tal de no lesionarme me conformo, pensaba para mis adentros, así que salí sin más camino del Retiro, al llegar al parque me encontré con Quique a quién hacía bastante que no veía, bueno ni a Quique ni a tantos otros, es lo que tiene estar dos semanas fuera de circulación y los últimos meses a medio gas.

No queriendo forzar hice pocos kilómetros, aún así cuando llegué a casa estaba realmente cansado y con las piernas como palos, pero al menos me había  reencontrado con algunas cosas que tenía casi olvidadas, entre ellas el dolor de piernas.

Para el domingo quedé con Fernando, el parque estaba a tope de corredores ya que se iba a celebrar una nueva edición de la carrera del distrito de Retiro, se me había olvidado por completo, esta me hubiera gustado, que cabeza la mía, tampoco me importa mucho, al final hice algo más pero por libre y sin coste adicional.

El cambio de hora me ha venido estupendamente para descansar una horita más y para que el frío no hiciese acto de presencia, correr con 14º es algo que firmaría ahora mismo para el resto de los tiempos.

Desde el primer metro notaba que hoy no iba a ser mi día y el pronóstico se cumplió durante la segunda vuelta en la que el dolor de gemelos que he comentado al principio se hizo notar hasta convertirse en cuatrillizos, a cada paso temiendo un calambrazo, tengo que mirar este tema porque últimamente no me libro.

Al terminar mi sesión me quedo en el Km 5 viendo pasar la carrera y aprovechando para estirar ya que vivo cerca, entre otros muchos a los que he animado veo pasar a Tecolinha que se acerca a saludarme extrañada de verme entre el público, iba a decir numeroso pero mentiría porque prácticamente estaba yo solo; por mi parte sigo sin sentir la llamada de la selva, prefiero las caóticas, lo cual no quita para quedarme allí un buen rato disfrutando del espectáculo.

El resto del día lo he pasado andando como las muñecas de Famosa, espero recuperarme durante los próximos días a medida que vaya reencontrándome con las zapas, tengo un plan de emergencia total tipo plan Ponds belleza en siete días para no sucumbir en la Behovia, me conformo con llegar y hacer peor marca personal en la distancia, pero por favor que no vengan los calambres que les tengo pánico.

Anuncios
  1. Al final ha sido a las malas Eduardo, tengo el gemelo derecho como si me lo hubiera mordido una pitón.

    Por todas partes irlañndés, estoy viajando más que el baúl de la Piquer, despuñes de lo de hoy la Behovia se me ha puesto más cuesta arriba si cabe.

    Alfonso no me va a quedar otro remedio que descansar, a ver si llego a tiempo a pesar de todo.

    Saludos desde el lecho del dolor, dicho sea en plan de coña.

  2. Pues descansa y deja reposar a tus gemelos…y luego les coges a traición en la Behovia.
    Saludos

  3. ande andas santi? estas metiendo la pata donde no debes a ver si la bajada al sur te va a afectar con la edad. Dejate de milongas y prepara la behovia ya no me seas mas nenaza

  4. …o a las malas, pero mejor siempre a las buenas y disfrutando de una buena compañía, que siempre sabes encontrar (y que es lo que de verdad importa) ¿no crees?

  5. Hola Jesús, ¿sigues corriendo?.

    Pedro tengo dorsal para la del domingo así que nos veremos, lo cierto es que no estoy para muchos trotes pero siendo solo 10 kms creo que es un problema manejable, un grupo de caóticus mundi es lo que mejor me vendría en estos momentos de dolor 😉

    Quique tú no corres… vuelas, llevabas un ritmo que en menos que canta un gallo ya estabas en Conde de Casal, ¿tú sabes la de gente buena que llevabas por detrás sin poder pillarte?, qué máquina.

  6. Hola Santi, me hizo mucha ilusión verte el sabado dandole a la zapa en el retiro…tienes que subir más veces a vernos.

    Gracias por tus ánimos en el km5, me sirviero de aliento para bajar como un loco Doctor Esquerdo…

    Ese tratamiento de 7 días de ponds seguro que te vendrá bien…ja,ja, eres un cachondo.

    Un saludo
    Quique

  7. Rebienvenido, Maestro

    Le recuerdo que este domingo tiene que reecontrarse con las sensaciones de llevar puesto un dorsal (esta vez sin imperdibles, por lo que el peso es menor). Me parece que a la BBVA van unos cuantos caóticos, podríamos hacer grupete y a ver que pasa.

    Lo mismo mañana garrapateo otro poco

    UN ABRAZO,
    Pedro.

  8. Cuídalas que sin ellas no corres, Y si te quedaste en ese kilómetro queda contento.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: