Santi Palillo

señales de humor

In Correrías on 15 noviembre, 2009 at 19:17
Sentidodelhumo

y los Pacos cabalgar por la pradera, ¡jau!

Tropecientas lunas después por fin he vuelto a la Casa de Campo, llego cinco minutos tarde, poco pero suficiente para ver desde la pasarela como arrancaba el pelotón y permitirme, un poco mas tarde, oír el grito atronador bajo el puente del caballo de hierro con que la tribu de los Garabitas empiezan sus sesiones.

Me dispongo a perseguir al grupo por aquello de ir con alguien y cuando por fin consigo alcanzar al pelotón de cola observo que viajamos más deprisa de lo aconsejable, en el momento preciso tiro para la izquierda mientras agito la mano derecha en señal de despedida “¡si eso ya nos vemos arriba!”.

Me quedo solo, tanto el entorno como el ambiente son perfectos para correr, cruzo con cuidado las vías y cuando llego al otro lado oigo cierta algarabía “coño, si no fuera por mi sordera galopante juraría que son los Pacos”, por si acaso decido seguir a mi instinto que me lleva cerro Garabitas arriba, corriendo de puntillas o de metatarso que es más atlético.

Por el camino me van pasando algunos garabitas rápidos como búfalos, pienso que deberíamos añadirles una erre adicional y convertirlos en garrabitas por aquello de correr enseñando las uñas, más parecía que les persiguiera el séptimo de caballería que un plácido entrenamiento dominical.

Una vez arriba me confirman que los Pacos suben con un pequeño grupo por otra parte, o sea que los gritos eran suyos, de saberlo podría haber hecho señales de humo o algo parecido para encontrarnos y compartir camino, “si te das prisa los pillas en la próxima fuente”, ale, vuelta a las prisas y es entonces cuando el gemelo izquierdo me da un primer aviso, “tu verás calamar”.

Me uno al grupo de los Pacos y juntos seguimos una nueva ruta que ya no sé como es posible que siga sorprendiéndome la Casa de Campo, vamos a un ritmo tan relajado que Paco me dice “es como si estuvieras en una sala de rehabilitación”, efectivamente, daba gusto trotar por aquellos parajes respirando el frescor de la mañana y disfrutando de la compañía.

A partir de aquí el gemelo izquierdo se pone tontorrón, tengo que parar tantas veces a estirar que le pido al grupo que siga a su ritmo, yo llegaré cuando tenga que llegar, una vez solo continuo al mismo ritmo pero parando a menudo para estirar hasta las orejas por si acaso.

Con más pena que gloria consigo llegar hasta la pasarela dando por terminado mi reencuentro con el mundo del corredor casi hora y media después de empezar, allí un amigo me habla muy bien de unas medias compresoras que lleva puestas, mañana mismo pienso hacerme con un par, y que a él le han venido estupendamente para resolver el mismo problema que tengo yo, quizás también unas taloneras porque me tira demasiado el aquiles.

No me quedo a desayunar porque me espera trabajo en casa, con vistas al reencuentro familiar de Navidad nos hemos metido a pintores de brocha gorda y no queremos tenerlo todo empantanado más tiempo del necesario, con el dinero que ahorraremos nos pagaremos la fisioterapia posterior y, si sobra, quizás nos demos algún caprichito, no todo va a ser trabajar.

¿Y el gemelo?, ¡a ese ni mentarlo!.

Anuncios
  1. Me sirve Sergio, ayer me compré las Compressport sin pie y mañana espero estrenarlas outdoor, también me han dicho que vaya cambiando de zapas, necesito más amortiguación y creo que tendré que rascarme el bolsillo.

    Gracias y hasta pronto.

  2. Si te sirve, Santi, yo llevo unos meses usando en carrera compresores en los gemelos. En mi caso, uso los de Salomon

    Mis razones: Como tu, sufría roturas/contracturas a menudo por ahí. El resultado, muy contento.

  3. Quique campeón, menudo carrerón, rima y todo.

    Hoy no he podido comprarlas, vamos yo si he podido pero no las tenían, lo intentaré de nuevo, todo el mundo habla bien de ellas.

    Abe, demostrado, la pintura estaba pasada pero en el bote no he visto caducidad ni nada parecido, con el segundo bote ha quedado “niquelao”, algo es algo.

    ¿Qué las piernas de Laura son mucho mejor que las mías?, desde luego lo que hay qu eoír, ja, ja 😉

    A ver si desorganizamos pronto una caótica porque lo voy necesitando.

    Saludos a todos.

  4. ¿La pintura pasada? Eso sí es de traca… Bueno lo de poner un “muro” en la Casa de Campo para que no se crucen las vías también tiene cola…
    Respecto a las medias, yo las prefiero enteras, una amiga las compró hace tiempo porqué también andaba con problemas con los gemelos y a ella le fue bien…
    Pero entre tú y yo, os he visto las piernas a los dos y las de Laura están mucho mejor, ¡dónde va a parar!
    Un saludo.

  5. Hola Rostro palido, yo recomendar medias para tus gemelos….

    Seguro que venir bien y así dejar dolor en pradera….

    En serio, yo me las pongo cuando tengo algo cargados los gemelos o soleos y me van de maravilla….pruébalo.

    Un saludo
    Quique

  6. Hablando de pinturas la primera en la frente, uno de los botes que debería ser de color Carrara tenía un extraño color verdoso, por aquello del azar es el primero que abrí y con él empecé a pintar… hoy me ha tocado volver a empezar, la pintura estaba ¿pasada?.

    Pedro no hay muro todavía, tiene toda la pinta pero de momento se puede pasar, el muro lo llevo yo puesto de fábrica.

    Mañana saldré con los Garrapatas si y solo si no me duele nada el gastronemio de los coj….

    Codo tenista no sé pero no veas como cansa, pensaba que mi casa era pequeña hasta que he tenido que pintarla.

    Pablo tienes razón, creo que salí demasiado deprisa, tendría que haber calentado andando como Don Paco me había aconsejado.

    Voy a seguir con esa pared…

  7. Ten cuidado y no fuerces, ya sabes que lo mejor es la paciencia. No, no me refiero a lo de pintar, me refiero al inmentable! 🙂

  8. Buen recorte hiciste al principio, pero me parece que va a ser de los últimos (la última vez que pasé por allí me pareció ver que estaban haciendo un muro para no poder atravesar las vías).

    Envidia me dás, intentaré salir hoy, pero con más tranquilidad que la tuya. Cuidadín, no se pongan a saltar los puntos.

    Fisitoterapia, no me digas que te vas a causar un “codo de tenista” de tanto pintar, no me lo creo.

    UN ABRAZO,
    Pedro.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: