Santi Palillo

uno que

In Correrías on 24 enero, 2010 at 21:33

“A ver Santi, ¿qué tal si nos vestimos y nos vamos al parque que falta te hace?”, bajo ninguna circunstancia y menos con estos pelos hubiera subido al parque sin vestirme por lo que deduje, uno que piensa,  que se refería a vestirnos de corredores para subir al parque a correr.

Actualmente no me siento corredor en ninguna de sus formas pero el tono de sus palabras no admitía réplica, así que sin pensármelo dos veces, uno que es obediente, rebusqué en la profundidad del armario hasta dar con ropa adecuada, acto seguido me la puse porque como ya he comentado antes no quería subir desnudo, uno que es cabezón.

“Subiremos andando y una vez en el parque tú te pondrás a correr y yo seguiré caminando, nos encontraremos allí” me dijo señalando con el dedo un posible lugar de reunión, bajo ninguna circunstancia y menos con este cuerpo escombro hubiera subido corriendo la cuesta por lo que me puse en marcha al momento, uno que es práctico, antes de que me sugiriese correr.

Una vez en el parque se cumplieron los presagios, cada uno por su lado, a mi me tocaba correr por lo que decidí no dejarlo para más tarde, uno que es cumplidor, y empecé a recordar como se hacía a base de poner un pie delante del otro, cada vez más separados, parecerá un milagro pero funciona, si no te mueres antes te aseguro que acabas corriendo.

A los 500 metros tuve mi primer acceso serio de tos, uno que está acatarrado, que a duras penas pude superar dos mil metros más tarde que fue cuando tuve que parar un ratito porque las pulsaciones estaban bailando la yenka, uno que es antiguo, “cuando pare la música seguiré corriendo”.

A duras penas conseguí realizar cuatro míseros kilómetros antes de reencontrarnos en el punto acordado, “tú sigue corriendo si quieres que aquí te espero”, pero me dije “¿pa qué?” y acto seguido, entre toses y resoplidos, abandoné la épica entregándome al paseo relajante en su compañía, objetivo conseguido: salir del marasmo.

“Ves como tenías que salir”, si hubiera podido hablar sin tener que dejar de respirar la hubiera contestado pero bastó con una sonrisa, ella siempre sabe sacar lo mejor de mí, o sea Pepi no mi sonrisa que por otro lado es del montón, como un servidor.

Anuncios
  1. Que _ _ _ _ te oiga Pedro, eso del coac… maana de nuevo al mdico a ver que pasa.

  2. Gracias Pablo, de momento sigo en el dique seco pero como maana es 1 de febrero me lo he propuesto como da D, por aquello de empezar bien el mes, adems se ha convocado la CCC-VK y tendr que ponerme en forma con tiempo suficiente.

  3. Ánimo, Santi, que en cuanto vuelvas a cogerle el tranquillo se te pasarán todos tus males (¿o viceversa?, ay!). Y ¿qué es eso de sentirse corredor o no?: milongas, esas etiquetas no tienen nada que ver, tú poco a poco y sintiéndote bien, ¡ea!

  4. ¡Ay Pedro, qué tiempos aquellos! 😉

    Estoy volviendo así que en cuanto quieras quedamos otra vez, me da igual el Retiro que cualquier otra parte que te venga bien a tí, eso sí tendrás que ir despacito.

  5. Coñac, Carlos, Coñac, con un chispacito de leche caliente, JEJEJE.

    Animo campeón, que no hace mucho te marcaste un par de vueltas de lujo y terminamos dPM.

    Ahora, despacito y haciendo caso a tu conciencia, que en breve nos marcamos otras más; lo digo sobretodo por el post.

    UN ABRAZO,
    Pedro

  6. Tienes razón more, poco a poco, además no puedo de otra forma 😉

    Alfonso, a ver si convocan de una vez la próxima caótica y así me mentalizo 🙂

    Irlandés, ¿quejarme yo?… ahora que lo pienso… en fin 😉

    Carlos, se despejan a base de bien pero es un poco asqueroso, pondré en marcha el resto de consejos, sobre todo el de los cariñitos, se lo diré a Pepi a ver si cuela, ja, ja.

    Saludos a todos, a ver si puedo salir otro poco al final de la mañana, hace sol pero el frío es intenso, un día engañoso.

  7. Nada como un trotecillo para despejar las vías respiratorias Santi. Ayúdalo con los remedios de siempre: la leche calentita con miel, (que no sé si será buena para los catarros, pero está riquísima), una buena manta zamorana y unos cariñitos, y en nada estás de nuevo pateando ese parque con tu acostumbrada gracia y donosura.

    Saludos. 😉

  8. Inistone Santi, no te quejes mas y sal a trotar ya.

  9. Ánimo campeón, todo es empezar. Y no comento la yenka que me delato.

  10. Poco a poco Santi,lo importante es volver ha empezar.

    Un saludo.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: