Santi Palillo

bajar al perro como terapia

In Habladurías on 2 marzo, 2010 at 23:07

Desde el viernes cuando volví del parque ando de bajón y quizás por eso no tenga ganas de hacer nada, por no hacer no hago ni la o con un canuto.

Lo que quiera que sea se resiste a dejarme, se ve que se encuentra a gusto conmigo y por más que le hago la vida imposible con pastillitas de todos los tamaños, formas y colores no hay manera de que se largue, es un amor platónico no correspondido por mi parte que, en este caso, me limito a ser la parte sufridora de toda historia de amor.

Acabo de subir de bajar al perro, parece una incongruencia, una más, pero es la pura realidad porque primero bajamos y luego subimos, es lo que tiene vivir en un tercer piso; durante el paseo he visto pasar a tres corredores que iban o volvían de su rutina diaria y eso me ha hecho reflexionar.

Ahora que corro tan poco y tan mal suelo aprovechar estos paseos para reflexionar, es como un sustitutivo de la carrera con la diferencia de que ni genero endorfinas ni quemo calorías, tan necesitado como estoy de ambas cosas; más que quemar calorías me quemo yo mismo porque a veces, como ahora que estaba lloviendo, lo de bajar al perro se convierte en una obligación que no me ayuda a reflexionar.

Acompasado con las zancadas de cada uno de ellos me ha ido creciendo por dentro un sentimiento que no he identificado claramente, no sé si era envidia sana, de la mala no he gastado nunca, remordimiento, vergüenza torera, refuerzo mental, energía positiva, propósito de enmienda o vaya usted a saber qué, porque esa asignatura siempre me quedaba para septiembre.

El caso es que me he conjurado para salir a la mayor brevedad posible, algo que, dadas las horas que son y a que desde el viernes cuando volví del parque ando de bajón, ocurrirá mañana temprano, saldría un poco más tarde pero a mediodía tengo una, otra más, cita médica, me presentaré limpio y rebosante de endorfinas a ver si lo detecta la radiografía, se asusta mi amante secreta y se larga con viento fresco.

O funciona la terapia perruna o voy a llegar a la CCC-VK hecho unos zorros.

Anuncios
  1. Florencia hablamos de como superar la “perreza” 😉

    Josefina la playa obra milagros.

  2. Canillas mira que lesionarte…, si es que vas muy deprisa y eso no puede ser bueno , pero tranquilo porque para Mapoma hay tiempo de sobra.

    En cuanto a irme tengo previto hacerlo mañana temprano, a la playa, a ver si allí se me pasa “tó” lo malo.

    Alfonso veo que tú también estás hecho un cánido vulpino, ya vendrán los nuestros con la primavera

  3. no tengo idea de hablan pero yo digo qe el zorrro es muy tierno….:)

  4. Ná Quique, que le gusto más que nadie, a ver si llega de una vez el sol y se fugan juntos, yo lo comprenderé 🙂

    Paco estaba en la playa, si me llego a quedar me hubiera ido con vosotros sin dudarlo.

    Gracias Pablo, a mi el descanso me gusta pero ¡tanto! 😉

  5. Muchos ánimos, Santi. Una época de descanso, aunque sea forzado por las circunstancias, tampoco viene mal.

  6. Santi, si quieres quitar la pereza, el domingo a las 7,55 en el Cagigal para hacer un A.M.

  7. Hola Santi, espero que tu amante se haya cansado de ti y se haya enamorado de otro, tambien influye mucho en el animo este maravilloso tiempo que tenemos…seguro que cuando salga el SOL (que saldrá) toco cambian y te salen buenos entrenos.

    Un saludo
    Quique

  8. Canillas mira que lesionarte…, si es que vas muy deprisa y eso no puede ser bueno ;-), pero tranquilo porque para Mapoma hay tiempo de sobra.

    En cuanto a irme tengo previto hacerlo mañana temprano, a la playa, a ver si allí se me pasa “tó” lo malo.

    Alfonso veo que tú también estás hecho un cánido vulpino, ya vendrán los nuestros con la primavera 😉

    Ana*, descansado pero de verdad, no podré seguiros ni en bici. Bajar al perro forma parte de nuestro mudus vivendi, supongo que después le echaremos de menos pero a veces…

    Tiene mucho mérito haber sido capaz de preparar Barcelona con la que ha estado cayendo, día sí y día también, el domingo a bordarlo ¿eh? 🙂

    Lander ¿ya recuperado de Valencia?, en cuanto vuelva de mis próximos viajes quedaremos para dar unas vueltas por el Retiro, la verdad es que está muy bien pero hacerlas solo acaba cansando 🙂

  9. ánimo Santi, espero que no sea nada lo de tus radiografías, y si quieres algún Domingo me apunto a dar unas vueltecitas por el Reti que ya me he aprendido la ruta y mola un montón. Y luego a desayunar como campeones.
    Un saludo.

  10. Si es por eso no te preocupes, que por lo menos vas a llegar a la CCC-VK descansado, no como otros.

    Yo echo de menos desde hace seis meses mis paseos con mi perra grande y buena. Si algún día quieres que me acerque a sacar al tuyo dímelo, aunque llueva o truene, estaría feliz de compartir un ratillo con un colega perruno (me llevo mejor con los perros que con las personas, qué le voy a hacer).

    Venga, que llega la primavera y ya verás cómo te cuesta menos salir; a mí me ha costado un triunfo seguir el plan de entrenamiento, cuando no llovía, helaba, y cuando no, las dos cosas.

    Un abrazo, y recuerdos a Pepi.

  11. Me apunto a la zorrería…dios, qué semana!!!

  12. Ya creía que te habías ido con la tormenta esa, a ver si deja de llover tanto y llega el buen tiempo, ya verás como cambiamos a mejor y vuelves a tus correrías.

    Por mi parte, tambíen ando de parón (con lo bien que iba), si es que no hago caso a Paco y no escucho a mi cuerpo y pasa lo que pasa, lesionitis al canto.

    Deja las pastillas (espero que no sean las de la verdad, jejeje)

    UN ABRAZO,
    Pedro

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: