Santi Palillo

corre con el cuento

In Correrías on 18 abril, 2010 at 17:55

¿pavo real o faisán?

Ayer acompañé a Commedia a un rodaje preparatorio de la próxima CCC-CEEP cuyas siglas mejor que las descubra él mismo cuando llegue el momento, de momento, si no cambia nada ni erupciona un nuevo volcán, ese momento será el 20 de junio y hasta ahí puedo leer.

Iba con idea de hacer unos diez kilómetros pero no las tenía todas conmigo debido al estado del tobillo, hinchado y renqueante desde el castañazo del jueves pasado, al final el tobillo se portó bien merced a que el ritmo fue soportable siendo como era un reconocimiento inicial del terreno que obligaba a parar para admirar el paisaje, documentar, fotografiar, charlar, etc.

Entre pitos y flautas la ruta se alargó más de la cuenta, al menos de la cuenta que yo me había hecho, y acabamos rondando los 18 kilómetros, metro arriba metro abajo, no porque Commedia o un servidor se despistase, que en mi caso hubiera sido posible pero Eduardo es un tipo serio que prepara las cosas a conciencia.

Lo que hicimos fue un circuito largo para explorar todas las posibilidades, cuando se prepare el recorrido final se recortará un poco por aquí y otro poco por allá y la distancia quedará reducida a los diez kilómetros de rigor de cualquier caótica que se precie.

Sobre el circuito no voy a desvelar demasiado, mejor que su organizador lo vaya desvelando poco a poco, solo diré que me pareció una maravilla, quizás el correr bajo una fina lluvia, lo respirable del ambiente ahora que la M-30 está bajo tierra, los sitios visitados y el conocimiento urbano de Eduardo hayan tenido algo que ver.

una pista para detectives callejeros

A pesar de vivir en Madrid desde los tiempos de Maricastaña y de pensar que ya lo conocía casi todo sobre la Casa de Campo o el Madrid de los Austrias , resulta que estuve en sitios dónde nunca antes estuve e incluso descubrí que tenemos un río, vale no es un río como los que he visto en el otro lado del charco, es un río más nuestro, pequeño, recogido y chuletón, pero río, con sus puentes y pasarelas, con sus patos y patas, ¡incluso llevaba agua!.

"Manzanares, Manzanares, arroyo aprendiz de río" no lo digo yo, en su día lo escribió Don Francisco de Quevedo

Tras estar casi dos horas persiguiendo a Commedia por medio Madrid, lo de perseguirle es tal cual, está preparando Mapoma y anda fino, fino, mientras que yo estoy preparando las Tapias y todavía me queda mucha tela que cortar, como digo tras casi dos horas persiguiéndole llegamos de nuevo al punto que servirá de salida y meta, o sea a una cervecería.

Una cerveza fría y su correspondiente tapa devolvieron la calma a mi acelerado pulso, lo que no me devolvió a su tamaño original fue el tobillo que esta mañana amaneció que ni que sí ni que no por lo que decidí tirar de prudencia y no salir con los Garabitas como tenía previsto, aún así me he acercado de paisano al Cagigal para desayunar con el grupo y saludar a Canillas cuyo tobillo está peor que el mío.

Ver a tanto corredor llegar de sus sesiones me ha dado un poco de envidia así que mañana me tomaré cumplida revancha por el Retiro cuado vuelva del otorrinolaringólogo, de tanto preparar la Tapia estoy como una de ellas.

En la cafetería estaba el doctor tomando la concentración de O2 en sangre y el pulso al personal corredor, en mi caso 98% y 61 ppm, que según el propio doctor está muy bien, menos mal que no se llevó una báscula porque hubiera salido corriendo despavorido.

otra pequeña pista del recorrido

Anuncios
  1. Tiene de tó Josemi, hagta su parte castiza que no se pué aguantá 😉

    No desveles el secreto mejor guardado, si no hubiera arriba una terraza habría que inventarla, aunque no recuerdo haberla visto, a lo mejor solo la ponen con el buen tiempo.

  2. Conozco las escaleras, querido Watson, menos mal que hay una terraza arriba y tal 🙂
    El recorrido tiene la pinta de ser castizo. ¡Molaaa!

  3. Pedro no desveles el recorrido, al final serán los 10 de rigor, del peso mi loquero me ha prohibido decir nada 😉

  4. Esto de tomar café con un promotor de la próxima caótica, tienen sus ventajas en cuanto a conocimientos del ¿posible? recorrido. Las escaleras tienen muy buena pinta, pero para subirlas, si hay que bajarlas me niego. El resto (espero que no sean 18 Km) tiene muy buena pinta. A ver si cambia mi suerte y puedo llegar sin ningún problema a ese 20-J.

    De saturación y pulso estamos de lujo, en cuanto al peso mejor no hablamos (aunque no te vi tan mal como tu crees), habrá que aumentar el gasto energético para llegar a esos post tapieros con la conciencia y las lorzas controladas.

  5. Quique solo puedo decirte que para entrenar fuerza esas escaleras son un chollo 🙂

    Commedia ya me lo decía, también, Pepi “que eso es un faisán, calamar”, lo pasamos bien… ¡y lo que nos queda!.

    Paco todavía no se bien lo que significa la saturación esa pero voy a ver si me entero en la Gilopedia 🙂 la cerveza es un poderoso reconstituyente ¿no?.

  6. Santi, tanto Pedro como tú, fuisteis una buena referencia para saber que el aparatito estaba calibrado, ya que vuestro pulso y saturación en reposo indicaba una situación normal, mientras que todos nosotros arrastrábamos constantes anormales, que las mejoramos posteriormente con la ingesta de ese líquido rubio y espumoso. 🙂

  7. ¡Ya han comenzado los recortes!

    El de la foto es un faisán. Los pavos reales son los que otros que vimos, de las plumas largas y colores vistosos (verdes y azulados).

    La mañana fue fantástica y disfruté mucho de la compañia y del recorrido. Además, ¡de día se ven las cosas mucho mejor! 😀

    Cuídate ese tobillo.

  8. Hola Santi, donde caben 10, caben 18…ya se sabe.

    Tiene buena pinta esa nueva caotica. No tengo ni idea de donde es la foto de las escaleras….me dejas con la duda.

    Un saludo
    Quique

  9. “Sugerentes” y tremendas, no pude llegar trotando hasta arriba porque me tropezaba con la lengua, pero el 20 de junio podré 🙂

    Teco ya tengo mucho mejor el tobillo, es que soy un abuelo duro de pelar, ja, ja.

  10. Qué bien, bonitas fotos. Las escaleras son muy “sugerentes” y es cierto que la nueva imagen del río es mucho más digna que la que teníamos antes. Esta mañana crucé el Puente de San Isidro, con unas vistas que me han recordado a la foto del Manzanares. Es decir, que habéis cruzado uno de los puentes fijo 😉
    La última foto me ha recordado a la puerta de “tu tapia”, aunque esa cuestecilla y ese asfaltado no coincide con la puerta que conocí en la caótica del otoño, así que será otra.
    En cualquier caso, se ve que va a ser una caótica preciosa, “se nota, se siente, se palpa en el ambiente”.
    Y tú, qué, ¿no vas al fisio?
    Un abrazo.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: