Santi Palillo

decisiones

In Correrías on 9 junio, 2010 at 08:00

Dicen que saber tomarlas es muy importante, algunas son sencillas y otras no tanto; no quiero poner ejemplos porque cada cual es un mundo y lo que para unos es sencillo para otros puede ser todo lo contrario.

Tiempo atrás me enervaba cuando tenía que tomar decisiones, pero dejé de ponerme nervioso en cuanto me enteré que el éxito o el fracaso de las mismas tenían algo que ver con esta compleja fórmula sobre el valor esperado y la media de distribución de la probabilidad, menudo rollo:

Por si fuera poco alguien me dijo que un buen análisis de decisiones debe incluir un análisis de riesgos; con tanta complicación le acabé perdiendo afición al proceso y decidí tomar mis propias decisiones a pelo, sin ninguna base científica que las entorpeciera.

Sin ir más lejos, esta misma mañana he tomado la (sabia) decisión de salir a correr porque me lo pedía el cuerpo y porque soy (al menos lo era) muy disciplinado; las probabilidades de que me gustase el resultado eran altas (una vez superado el momento marmota matinal), las probabilidades de que le gustase al resto del mundo eran realmente insignificantes, de hecho tendría que importarles un pito lo que yo haga o deje de hacer.

Por tanto, entre quedarme abrazado a la almohada o salir a la buena de Dios decidí esto último y a tomar por saco la distribución de probabilidades, el análisis de riesgos y el descanso prolongado; a tan temprana hora la única alternativa sana, sensata y otra cosa que empieza por ese que puede apetecer no depende totalmente de uno mismo, ahí si que podría ser interesante manejar un buen cálculo de probabilidades, pero en base a mi experiencia te digo que en un 99/100 no merece la pena ponerse a calcular.

Amarrado, pues, al 1/100 restante como náufrago a salvavidas tuve que tomar otra decisión, y luego otra, y otra…, ahora que lo pienso me he pasado casi una hora tomando decisiones sin parar, esto de sin parar es importante recalcarlo porque hasta ahora tenía que pararme de vez en cuando a coger aire, a beber agua, a hacer una foto… se ve que la constancia y el sacrificio van dando, si bien todavía son pequeños, sus frutos.

Que si tiro para el parque o para otra parte, que si sigo el circuito de 5K o no, que si voy rápido, medio, lento o esa mezcla que los estudiosos de lo nuestro llaman farlek… con tantas decisiones y diez mil metros por delante para tomarlas acaba uno hecho polvo y con ganas de llegar a casa, prepararse un batido (esta vez un tanto raro a base de naranja, pera y kiwi cuya probabilidad de que me gustase era tan pequeña que lo sabía de antemano sin necesidad de formulismos) y darse una ducha rápida antes de salir para el dentista porque tocaba revisión bucal.

Y aquí estamos, analizando la probabilidad de que volver a salir mañana temprano (es decir hoy) o aventurarme a una nueva intentona alternativa de incierto éxito, que nunca se sabe; lo entiendo, no son horas, pero no se pierde nada por intentarlo.

almohada abrazo, lo que no inventen...

Lo consultaré con mi almohada que es una forma rápida, cómoda, descansada y natural de tomar decisiones, más apegada a la antigua usanza; suele fallar en sus predicciones pero no hace falta saber chino para interpretarlas.

A propósito, tampoco hace falta saber chino para decidir apuntarse a la carrera caótico clandestina del 13 de junio, ¡vamos, ANÍMATE!.

Anuncios
  1. Eso mismo creo yo Eduardo, sobre mi indecisión en el otro tema es que no lo tengo claro, de momento sigo en stand by, quizás unas medias en otoño estarían bien; de momento no me aceptan en la Behovia, pero hay muchas otras y alguna caerá; ¿en Castellón, Zaragoza o Benidorm hay media?.

    Nos vemos el domingo, todo el mundo con su dorsal personalizado, lo que no seamos capaces de hacer los caóticos… 🙂

  2. Las mejores (decisiones) son esas que se toman “por impulso”: el del anuncio aquel que le compraba flores por un ídem, preparar un maratón, los chicles junto a la caja del súper, etc.

    Santi, te veo un poco “indeciso”: ¿en otoño o primavera? ¿dónde?

  3. Excelente Teco, yo soy muy lanzado, si hay que ir a León ¡vayamos a León!, hablamos el domingo a ver quien se anima 🙂

  4. Santi, el domingo hablamos sobre esa caótica en León, así que no tendrás disculpas 🙂

  5. Lo mismo me pillo una Quique, parecen cómodas 🙂

    La verdad es que siempre me ha gustado tomar decisiones, lógicamente ahora cada vez tomo menos pero sigue siendo divertido aunque no acierte la mitad de las veces.

    Abe me alegra que puedas venir a la caótica, yo también he empezado mi propio proceso de vuelta.

    Cuidado con las opciones, la que no es mala es peor; básicamente se trata de elegir entre tres cuestas imponentes, pero de allí a meta es todo cuesta abajo.

    Nos vemos el domingo.

  6. Si además de tomar decisiones tengo que usar esa fórmula matemática… ¡¡estoy bien jodido!!
    Yo he empezado también a decidirme a salir poco a poco a correr de nuevo, me está costando aunque ya he enganchado en dos semanas más días que en el resto del año…
    Decididamente nos vemos el domingo en opción 1, 2 ó 3…. ¿nos pondremos de acuerdo?
    Un saludo!!!!

  7. Hola Santi, pedazo de almohada con brazo!!!…ja,ja.

    Tienes razón en cuanto a las decisiones, no paramos de tomar decisiones y a veces terminas cansado de pensar tanto, y eso que ya no estas activo laboralmente hablando…

    Un saludo
    Quique

  8. Saturnino dile a tecolinha que organice una CCC en León y así te lo ponemos más fácil; un abrazo

    Y que lo digas míster 🙂

  9. Y hay veces en que uno está tan hartito de tomar decisiones que prefiere que algunas cosas no se hagan como deberían hacerse con tal de no tener que tomar más decisiones.

  10. Savia decisión la de apuntarte a la caótica; nada me gustaría más que poder compartir un rato con buena gente, pero me pilla un poquito lejos; ves esta decisión es fácil de tomar, en otras, las más me pasa como a tí.
    Un abrazo.

  11. Las matemáticas dicen (lo dice mi niña la que está estudiando matemáticas) que sirven para todo, pero yo sigo calculando con los “deos”.

    Será una caótica muy gráfica, al tiempo 🙂

    Pedro si es que nos pasamos el día decidiendo, yo creo que voy a decidir salir esta tarde otro poquito para aprovechar el fresquito que tenemos; ojalá se quede mucho tiempo entre nosotros, al menos hasta que me vaya a la playa 😉

    Nos vemos el jueves en primera instancia, llévate la camiseta que habrá foto oficial.

  12. Decisiones, decisiones, ayer “decidí” salir a trotar un rato, pero la fabricante de la salsa de tomate, que anda por mi casa estos días, “decidió” que necesitaba mis servicios como pinche (no me pude negar). Más tarde decidí probar otra vez, pero en este caso, mi conciencia “decidió” echarme una mirada de “esas”, por lo que “decidí” apoltronarme en el sofá para ver una insufrible serie quinceañera.

    Hoy “decidiré” intentarlo otra vez, pero tengo muy claro que para el Jueves y Domingo la “decisión” está tomada ya.

    Estás que te sales, con tanto entreno

    UN ABRAZO,
    Pedro.

  13. O sea, que hay que saber matemáticas para decidir entre carne o pescado…

    Pasadlo bien en esa caótica, (qué tontería, como si fuera posible otra cosa), y dad buena cuenta gráfica de ella.

    Saludos. 😉

  14. […] Decisiones… cada día. […]

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: