Santi Palillo

plan de ajuste

In Chaladurías on 29 agosto, 2010 at 23:46

Se acabaron las vacaciones, quizás en mi caso debería matizar esto de las vacaciones pero no quiero enredar, digamos que se acabó el veraneo y ya está.

Con el fin de las vacaciones (o del veraneo según cada cual) espero se hayan acabado también mis males, aunque con que se acabasen al 80% me conformaría y eso que ahora estoy pasando una racha estupenda, lo menos hace dos horas y tres cuartos que no me duele nada, ¿la habré cascado sin enterarme?, es que una vez alguien me dijo que a partir de los cuarenta si un día no te dolía nada…

Claro que yo he pasado largamente de los cuarenta, incluso estoy apurando los cincuenta, sin palmarla al menos conscientemente o que yo sepa; lo que no podría asegurar con rotundidad es si ha habido algún día plenamente indoloro en el período considerado.

Llegué el viernes dispuesto a todo, pero en esta ciudad si duermes con la ventana abierta a la noche – el calor mesetario se las trae y cerrarla sería un suicidio –no hay forma de pegar ojo y eso que todavía no hemos llegado todos; para correr temprano hay que estar descansado o tener muchas ganas, más tarde hace demasiado calor.

Aunque hoy sea lunes y nunca me hayan gustado los lunes para empezar nada me parece una buena fecha para retomar la vida sana; en cuanto a las carreras organizadas sigo adelante con mi huelga salvaje de zapatillas caídas sin servicios mínimos; lo mismo me sirve como entrenamiento efectivo para el 29-S, aunque bien mirado yo necesito un Plan de Ajuste.

Como acicate para superar mi holgazanería estival y procurar seguir otro año más en activo lo fío todo a los domingos Garabitas, las Tapias de los jueves y la próxima caótica de la que daremos oportuna información cuando sepamos algo concreto.

Puede parecer poca cosa pero entrado el otoño me apuntaré a los martes y jueves garrapateros que dan mucho juego y además te ponen las piernas fuertes; cuando las tenga fuertes hablaremos del gobierno.

Anuncios
  1. Paco mañana nos vemos, la vuelta no sería completa sin los martes garrapatas y algún día tendrá que ser; eso sí, yo no pienso romper las hostilidades 🙂

  2. Te digo lo mismo que Pedro. A las 5 de la tarde empezamos arrastrándonos y cuando calienta la élite, nos hacemos unas fuentes el minibus, con el fin de disfrutar un poco.

    Al final algunos componentes de ese grupo delantero nos echan tanto de menos que se agrupan a la primera de cambio.

    ¡Te esperamos y hablamos!

  3. Gracias Teo, el jueves estaré allí como un clavo.

    Pues tienes razón Pedro, mañana mismo me paso y que sea lo que tenga que ser, ¿sigue siendo a las cinco?; iré pero en son de paz eh.

    Miguel no sé que tendrán las vueltas… 🙂 no me hables de Japón que ya tengo bastante en casa, ja, ja.

    Espero que vengáis a la caótica, lo digo en plural porque tenéis que venir todos, es más o menos como lo de la Tapia pero en clandestino y más relajado.

  4. bienvenido a la gran ciudad! yo también estoy de regreso, recién llegado que había que apurar hasta última hora…

    visto tu plan para el otoño esperemos que el plan de ajuste no derive en una huelga a la japonesa!

    aún no tengo confirmado el fin de semana del 25, pero ya os sigo muy atentamente deseando unirme al fin a la banda caótica!

    Saludos!

  5. Bienvenido veraneante

    Y digo yo, ¿para que vas a esperar a otoño?, vente mañana y te haces unos recortes con el “Doc” y luego nos tomamos unos zumitos para comentar esa caótica.

    UN ABRAZO,
    Pedro

  6. Bienvenido, te esperamos en La Tapia.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: