Santi Palillo

tapia (in)finita

In Correrías on 23 septiembre, 2010 at 22:50

Lloz durante una charla técnica (foto archivo Palillo)

Aunque el próximo jueves cerraremos la temporada tapiera con la Tapia nocturna, un clásico para despedir el verano y dar la bienvenida al otoño, la de hoy solemos considerarla como la última de la temporada.

¿Qué tendrá esto de La Tapia que antes de que termine estás deseando que vuelva a empezar?, para descubrirlo lo mejor es acudir personalmente a la cita de los jueves, mejor lo que uno sienta que lo que pueda oír a otros.

Por aquello de la despedida la de hoy era una Tapia un poco triste pero entre todos le hemos dado la vuelta a la tortilla; primero un recorrido tradicional: el Akiles, o gran parte del mismo porque empezamos y terminamos en puntos distintos.

La tarde estaba gris como gris ha sido todo el día, la amenaza de lluvia ha estado presente todo el tiempo mas solo al final han caído cuatro gotas; los del AVE han tirado por la derecha y los de bus por la izquierda, siendo un circuito circular la idea era encontrarnos en la fuente de Cuatro Caminos y bajar juntos hasta la curva dónde se daría salida al mil final.

Lloz durante una charla técnica (foto archivo Palillo)

Mientras esperábamos en la fuente a las primeras unidades del AVE y para no quedarnos fríos algunos hemos aprovechado para subir el cerro de Garabitas hasta la torre de vigilancia, una espectacular panorámica de Madrid ha premiado nuestro esfuerzo a pesar de la poca luz ambiente; las nubes han impedido a la Luna llena del primer día de otoño iluminar nuestro camino pero las luces de la ciudad han tomado el relevo.

Desde allí hemos bajado o subido, de todo había, rápido a la curva del mil, los del Bus hemos salido unos minutos antes y con prisa por llegar, los suficientes para esperar en meta la llegada desbocada del AVE. Una vez todos juntos y aprovechando la iluminación artificial de la glorieta se ha producido la salva final de aplausos con que damos por terminadas las Tapias.

Antes de volver al meeting point, sobre el suelo y rodeados en corro por todos los demás tapieros Paco Malagueta y Jabo acompañados de sus guitarras han interpretado al alimón la canción/himno de la Tapia compuesta por el primero, unos momentos mágicos de lo que significa vivir la Tapia, solo quién está presente en esos momentos puede sentirlo y yo he tenido esa suerte.

Eran casi las nueve y la noche se había cerrado por completo sobre nosotros; de no existir los jueves de la Tapia o jueves de Lloz alguien tendría que inventarlos.

Desde aquí quiero agradecer a Lloz todos sus desvelos, dedicación, paciencia y buen hacer; ahora empecemos a preparar la edición 2011 que promete ser mejor que todas las anteriores.

Anuncios
  1. Me quedé preocupado pensando si te habrían comido los lobos por esas trochas con lo oscuro que se puso aquello; pedazo de Tapia con colofon musical, no nos privamos de nada.

    Mañana nos vemos, si vienen paquetes mejor que mejor, pero adviérteles de lo que hay 😉

  2. Emotiva la Tapia de ayer, una pena que llegue a su fín, pero aún nos queda la nocturna.

    Casi no nos vimos, entre que me fui en el furgón de cola del AVE, en la glorieta estuviste cámara al ristre, me fui pronto al post y te quedaste con los guitarristas, habrá que resarcirse el sábado.

    Parece ser que puede que vaya algún paquete y todo.

    UN ABRAZO,
    Pedro

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: