Santi Palillo

técnica sabatina

In Correrías on 16 octubre, 2010 at 16:20

 

Hermoso pino de la CdC (archivo Palillero)

 

Este fin de semana toca doblete como hacía en otros tiempos, iba a decir en los buenos o viejos tiempos pero ni uno ni otro fueron para tanto; los de ahora ni son peores ni más viejos, son los tiempos de hoy, los que tocan y no hay que darle más vueltas.

 

Tramo de la Tapia en la zona del Portillo de la Fuente (archivo Palillero)

 

Esta mañana estaba planificada una Tapia extra, la asistencia no ha sido tan numerosa como se esperaba siendo sábado, pero aún así nos hemos juntado un buen grupo; al final hemos disfrutado de una temperatura espléndida y de un entorno espectacular, los que no han venido se han perdido una Tapia de otros tiempos; tranquilos que no voy a retomar el razonamiento anterior.

La subida al Bosque ha sido la primera sorpresa, esta vez Lloz nos ha llevado por la cuesta que sube al teleférico;  tan inclinada que nos ha hecho entrar en calor a marchas forzadas; me la apunto para evitarla en el futuro en los primeros 5 kilómetros, como poco.

 

El doctor en plena y fatigosa ascensión al teleférico (archivo Palillero)

 

En el Bosque hemos llevado a la práctica una lección teórica de técnica de carrera; no estábamos solos, lo más granado de la élite madrileña, con Chema Martínez  y una tal “turbina” (Teresa Urbina) a la cabeza, hacían lo mismo aunque quizás con más garbo que nosotros (y desde luego más abrigados, están escuchimizaos los pobrecitos)

 

Josero a punto de caerse en plena técnica (archivo Palillero)

 

Tras la sesión los del bus nos hemos ido prudentemente por un lado dejando al resto de tapieros que se fueran por otro, “dar esquinazo” se llama la figura; les hemos visto pasar por el Portillo de la Fuente antes de separarnos del todo; nosotros directos al meeting point porque mañana repetimos salida y hay que guardar algo para entonces; allí les esperaremos para la despedida.

 

El Portillo de la Fuente (archivo Palillero)

 

Incluso ha habido un mini post como en las Tapias clásicas, el jefe nos ha invitado a cerveza con limón y panchitos, Serafín ha sacado el salmón ahumado y en un periquete ya estaba la mesa puesta; que pena que no pudiera quedarme, aunque algo he picado antes de irme por dónde había venido.

Ahora si que despedimos la Tapia hasta mayo del año que viene, hasta entonces seguiremos entrenando cada uno como pueda o le convenga; de momento yo me daré una vuelta por Valdelatas, por un día dejo la Casa de Campo – que está de dulce en esta época – para conocer otros campos de batalla.

 

Iré con el dueño de esta sombra; aunque parezca un búfalo se trata del doctor tras la faena de hoy (archivo Palillero)

 

Según me han contado aquello merece la pena, mañana saldré de dudas.

Nota: Todas las fotos son de esta mañana, ha hecho un día inmejorable para correr por la Casa de Campo.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: