Santi Palillo

the empire strikes back

In Correrías on 7 noviembre, 2010 at 20:57

 

Garabitas y Paquetes (foto de Paco Garabitas)

 

Me habían invitado los Paquetes a una tapia tranquila y enseguida acepté aún intuyendo los peligros que ello podía comportar, lo que no sabía es que se trataba de una tapia revolucionaria.

Un tipo de sobrenombre Darth Vader – eso para empezar a acojonar al personal – llega repartiendo bigotes postizos a paquetería y asociados ya que – según su revolucionaria teoría – no puede iniciarse una revolución sin lucir unos buenos mostachos; la estética de las revoluciones tiene su importancia, por si acaso me fusilan les sigo la corriente.

Desenfunda un revolucionario aparato para filmar la formación y a continuación, merced a los poderes galácticos que se le suponen al señor del lado oscuro de la fuerza, lo sube a internet con un rápido, ligero y calculado movimiento de su dedo.

La tapia revolucionaria viene a añadirse a las múltiples tapias que en el mundo son: horarias, antihorarias, antisistema, largas, cortas y ahora incluso revoltosas; ¿qué nos quedará por ver en el futuro tapiero antes de que Gallardón la tunele?.

Al poco de empezar tenemos un encuentro interestelar con los Garabitas que nos estaban esperando – los paquetes madrugan todavía más – embozados en la pasarela del Cagigal; entre ellos estaba Lucas, George no, el otro; el primer encuentro se salda con fotos grupales, besos, abrazos y un apresurado adiós, hay que empezar a revolucionarse.

 

Los Paquetes por un lado... (foto de Paco Garabitas)

 

En el puente de la Garrapata se produce el segundo encuentro galáctico de la mañana; como vamos en direcciones contrarias solamente nos cruzamos apresurados holas y adioses sin pararnos a charlar.

 

y los Garabitas por el otro (foto de Paco Garabitas)

 

A partir de aquí no cuento el recorrido porque seguro que me lío, menos mal que Canillas me ha enviado el track y podré rememorarlo en la intimidad del PC; decido ir en cabeza siguiendo de cerca la sombra del casco del cyborg de sable luminoso no fuera que me retrasase y acabase siendo capturado por las tropas rebeldes; oye, nunca se sabe lo que puedes encontrarte por la Casa de Campo a esas horas de un domingo.

Solamente diré que el ritmo – que supuestamente iba a ser de traca – ha sido vivo desde el minuto uno y poco a poco se iba incrementando; menos mal que no he llevado artilugios de medida para no estar pendiente más que de correr y seguir al grupo.

Desde lo más alto del entorno – que es la puerta de Somosaguas – empezamos el tramo final que ha consistido en un cuatro mil a todo trapo, primero cuesta abajo y después llano hasta el Lago – corriendo entre dos filas de plátanos vestidos de oro – lugar de reencuentro de las distintas naves supervivientes.

 

Foto de Paco Garabitas

 

La bajada se hace al modo revolucionario, sin seguir órdenes de equipo y que cada uno se las busque como pueda, como el mejor ejército de Villa; yo bajo con Canillas y mirando de reojo al malvado jefe de la galaxia, al final Pedro decide darse un homenaje en el último mil – creo que no le ha sentado bien a su rotuliano – dejándome a solas con mi tenebroso compañero; no le he quitado ojo de encima no fuera que desenvainase la espada de rayos para rasurarme el bigote sin anestesia; menos mal que enseguida llegamos a meta y allí se conjuraron todos los peligros.

No he podido quedarme al desayuno – la segunda T del famoso T&T – porque tenia que acercarme al Cagigal, así que otro día me quedaré con la paquetería; en el bar se produce mi tercer encuentro con los garabitas, esta vez reposado y tomando un cafelito que es lo que apetece después de 17 kilómetros esquivando asteroides.

Anuncios
  1. Fue una tapia muy diferente al resto, si me invitáis de vez en cuando me uniré a vosotros, aparte de correr un huevo sabéis pasarlo bien. Gracias Lander.

  2. Un placer Santi contar con vos para la revolución. Me encantó el recorrido y las fotos que ha hecho Paco. Está preciosa la cdc.
    Que buenos recuerdos me trae la Behovia. La hice con Angel, Ängie y Malagueta. Que disfruteis mucho.
    Un abrazo

  3. Se me escapaban las lágrimas de la risa cuando ví el vídeo en el foro. Las caóticas, las T&T, las Tapias Nocturnas… Al final vais a conseguir que pida el traslado a Madriz…

  4. Entonces nos vemos a las 8:30, no creo que vayamos a pasar mucho calor ;_;

  5. ¡Vaya panda de bigotudos a lo Pancho Villa!

    Mañana estaré allí, con o sin cámara, por si queda alguna hoja que ojear.

  6. ¡Viva!, deberíamos ofrecerles ser caóticos porque lo harían fenomenal 😉

    Anda que la segunda T, tan fuerte como la primera, ja, ja; me han quedado las patas… hoy no creo que salga porque mañana a las 8:30 otra vez a la carga.

    ¿No estás de puente?, desde luego ya le vale a tu nuevo compañero que gana más 🙂

  7. ¡VIVA LA REVOLUCIÓN!

    O más bien el caos, si a estos dos les damos la opción de organizar una caótica, a lo mejor incluso te superan, jejeje.

    Las fotos de Paco una maravilla, igual que las patatas estrelladas con picadillo y el rabo estofado que han caido en la segunda T, que había que reponer lo gastado.

    Con cuatro kilometritos de nada que te hagas mañana te haces una behovia completa.

    UN ABRAZO,
    Pedro.

  8. Lo mismo digo Jordan, me lo he pasado de cine 😉 a ver si cuando vuelva de la Behovia comparto otra salida y me quedo a la segunda T.

    Saludos a la paquetería, un gran grupo.

  9. Un placer compartir rodaje contigo Santi, te tomamos la palabra y en la proxima te quedas al post, que es casi mejor que el rodaje.

    Saludos

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: