Santi Palillo

los cuatro

In Correrías on 30 enero, 2011 at 22:28

 

supongo que la imagen de Doctor Doom será de marvel.com; a este no se le ve la ceja

No me refiero a los cuatro fantásticos, que en la ficción pronto serán tres cuando al llamado Antorcha se lo cepillen en próxima entrega, debe ser por la crisis, mantener a cuatro fantásticos es un 33% más caro que a tres – suponiendo igualdad salarial a pesar de que una de ellos sea la Mujer Invisible – y no está la caja común para dispendios, la han vaciado tanto que está tiesa.

Lo mismo que Marvel sobre sus súper héroes han debido pensar el gobierno y sus interlocutores sociales sobre los pensionistas y algún día no tan lejano nos vamos a enterar – menos  ellos, o sea los interlocutores y el gobierno de turno – de lo que vale un peine aunque para entonces estemos todos calvos, mientras no nos quemen vivos al 25% que les sobra para cuadrar las cuentas…

A todo esto me he perdido, quería hablar de cuatro fantásticos pero no esos sino de los de aquí, o sea futuros afectados por la reforma de las pensiones como cualquier hijo de vecino, que trabajan para ganarse el sustento de hoy – quién sabe si el de mañana – y corren en su tiempo libre, cuatro personas normales y corrientes, añadiría.

Ayer por la mañana iba con Canillas dándole a la zapa y a la húmeda por partes iguales, que si los judiones de La Granja hay que tenerlos 24h en remojo antes de meterlos en la olla con el resto de ingredientes haciendo chup chup durante 4h, que si esto que si lo otro que si lo de más allá, y de repente les hemos visto venir de frente.

Bichobolas se para a saludar a Canillas, nosotros ya nos habíamos saludado a primera hora en el aparcamiento, y los otros tres le secundan, “anda, pero si son Súper Mario, Bribón y Gordilichi”, “yo soy Canillas”, “¡ah, si, el de los dibujitos!”; con esos apodos podría pensarse en los cuatro pero de un cómic español, todo lo más la banda de los cuatro, pero estos no tienen nada de chinos ni son unos cabrones como los de aquella cuadrilla formada por Jiang Qing,  Zhang Chunqiao, Yao Wenyuan ni Wang Hongwen, no es que me sepa sus nombres de memoria sino que he acudido a las fuentes.

Claro que por aquí tampoco andamos mal de cabrones, tenemos para exportar, y en cuestión de chinos solo tienes que mirar a tu alrededor; normalmente no estoy tan picajoso pero es que la reforma de las pensiones me tiene encendido, por no decir encabronado; primero se gastan nuestra futura jubilación en otras cosas y ahora aprietan las clavijas como si la culpa fuera nuestra por no morirnos pronto, ¿no es para encabronarse?; mejor hablar de correr que es más sano y además las endorfinas que genera ayudan a mantener controlada la mala sangre.

Pedro y yo hemos hecho el circuito reparador, ese de las siglas raras que todo el mundo parece saber descifrar; han sido solamente ocho kilómetros pero ¡qué ocho kilómetros!, terreno perfecto, mañana fría, algo de niebla, parajes británicos de postal card y la mejor compañía, podríamos haber hecho más distancia pero hemos preferido acabar pronto y desayunar en el Urogallo.

Algo sencillo, café y barrita tostada que saben a gloria después del esfuerzo y el frío; durante el desayuno más conversación, todo sobre economía casera con las pensiones del futuro o el futuro de las pensiones como tema central, por mi parte mucha negatividad y mala uva debido a que lo tengo más cerca y seré de los primeros en estrenar la reforma, solo de pensarlo se me ponen los huevos de corbata y eso que cumpliré las condiciones si no las endurecen más; por la suya una visión más reposada y serena, tiene tiempo para adaptarse pero yo iría poniendo la barba a remojar.

Ya no se ni de lo que estaba hablando, disculpad lo agrio del tono.

Anuncios
  1. Teco a ver si cuando aprueben la nueva ley nos aclaran como queda en realidad porque la prensa no está muy fina que digamos; hoy he ido a preguntar a una oficina de la Tesorería de la SS y me han dicho que vaya al INSS, que ellos no llevan pensiones.

    Según he leído el tiempo de cuidado de tu hija computará a efectos de cálculo pero tienen que aclararlo, mientras tanto será mejor salir a correr y ya veremos.

  2. jeje, jobar, Santi, es que no es para menos.

    Yo, la verdad, prefiero no pensarlo mucho y disfrutar del presente, total, de aquí a que me jubile a saber cómo se pone la cosa… aún no me ha quedado claro si me vana castigar por haber interrumpido mi vida laboral durante 2 años para cuidar a mi hija, pero bueno… no me extraña que te enfades, esto es un pitorreo.

    En fin, que mañana salimos otra vez a correr y a no pensar en estas cosas eh.

    Un abrazo.

  3. Al final no he contado lo que quería decir de ellos, que corren mucho y eso, menos mal que has venido a echar una mano 🙂

    De seguir así podrás jubilarte cuando empiecen a trabajar tus bisnietos, bueno jubilarte cuando quieras pero me refiero con pensión, ja, ja.

    Nos vemos mañana, ya sin rollos de prepensionista.

  4. Los cuatro jinetes del apocalipsis parecían, cómo corren los galgos, mare mía.

    Esta semana 5 salidas, pa matarme, pero sin lugar a dudas la mejor el sábado, la has definido a la perfección.

    Tendré que ir poniendo las barbas (aunque no tenga) a remojar, aunque de aquí hasta que me toque, con estos políticos, puede pasar cualquier cosa.

    Parece que mañana me puedo dejar caer para un AM (sin alfredos)

    UN ABRAZO,
    Pedro

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: