Santi Palillo

carnaval, carnaval

In Correrías on 7 marzo, 2011 at 10:53

Foto nada original en la Concha (by Palillo)

Con cierta dificultad atravesamos el viernes pasado la inmensa, blanca y helada tundra castellana hasta llegar – bien entrada la noche – a los confines del más cantábrico de los mares; fue entonces cuando dirigiéndome por derecho a la concurrencia pronuncié el primer y último discurso serio del fin de semana “oye, digo yo que habrá que cenar pues”.

Está claro que el tiempo es algo metafísico, cuando aquí hace frío en cualquier otra parte vaya usted a saber; por lo visto la primavera ha decidido pasar el invierno en la capital guipuzcoana y estos días ha lucido en todo su esplendor, nada que ver con los fríos polares de la A-6.

El sábado a primera hora salimos a correr llevando entre ceja y ceja – sobre todo entre las de Fernando – hacer las tres playas, “cogemos el bidegorri en Gros y no lo soltamos hasta el peine de los vientos” dijo con esa candorosa sencillez de quién piensa que eso no representa ningún esfuerzo; una tras otra la Zurriola, la Concha y Ondarreta fueron cayendo rendidas a nuestros pies… ¿o sería al revés?.

Como podréis imaginar el paisaje es bien distinto a la Casa de Campo, el suelo algo más duro porque los bidegorris están pensados para las bicicletas, en lugar de pinos farolas señoriales, bravo mar por manso lago, pesqueros por barcas de recreo, espuma de olas por espigas y flotando en el aire un delicioso olor marinero y aromas de Carnaval.

No estamos en Alcoy (foto by Palillo)

Algo más de doce kilómetros a buen ritmo, el esfuerzo de las cuestas madrileñas saliendo a relucir en el llano donostiarra, el talón y toda su parentela en completo silencio tendinoso casi hasta el final; solo entonces hablaron para decirme lo mucho que les había gustado el recorrido para terminar con un “y ahora te vas a enterar”, bravuconería que quedó en casi nada.

El resto del fin de semana ha sido una sucesión de paseos junto al mar, fotos, pintxos y zuritos para recorrer la zona vieja, escenas de carnaval, más paseos, más fotos, más pintxos, más zuritos… un festín ininterrumpido excepto el sábado por la noche en que, a punto del agotamiento festivo, hicimos un alto para reponer fuerzas al txotx de la sidrería Petritegi en Astigarraga, cuna de la tradición sidrera guipuzocana.

Detalle en Petritegi (by Palillo)

Allí, entre degustación y degustación vaso en mano por las distintas kupelas sidreras, dimos buena cuenta del tan frugal como clásico menú de estas ocasiones: tortilla de bacalao, bacalao con pimientos, txuletón y queso con membrillo y nueces, todo light por supuesto.

Y después a mover el esqueleto un par de horas para evitar una posible pesadez de estómago que no apareció en toda la noche; el sistema funciona tan bien que por mí me hubiera quedado unos días más para ver si ocurre lo mismo en otras sidrerías.

La pena es que teníamos que volvernos porque mañana inicio un largo viaje, lo mismo dónde voy… pero no se, cualquiera sabe.

Si te apetece darte una vuelta por San Sebastián pincha sobre este enlace

Anuncios
  1. Gracias Paco, tú tienes mucho sentido artístico así que solo tienes que ponerte a ello, nos vemos el mes que viene, un abrazo

  2. Un lujo de viaje y fotos con todo detalle. Tengo que aprender a “mirar” con sentido fotográfico buscando algo más.

    ¡Buen viaje y buena estancia Santi! 😉

  3. Les dije “aquí estuvieron los paquetes”, pedazo de sidrería la Petritegi, que manera de alimentar al personal 🙂

    Un abrazo Lander

  4. Que bonitas fotos, que bonito San Sebastian, que bonito el mar, que bonito wiken Santi, me alegro mucho. Al final fuiste a petritegi, ¡ que casualidad ¡ te imagino diciendo a tus amigos: a petritegi pues…esto me suena…
    Un abrazo, a ver si nos vemos en el caji y nos cuentas.

  5. Gran viaje Alex, lo hemos pasado de cine y encima con un tiempo sensacional, el tuyo por la media del camino tampoco ha estado mal; reconviertete que algo queda 🙂 pero sigue siendo como eres: un campeón.

    Maier, que los de la foto no somos nosotros sino unos señores que pasaban por allí 😉 todo el mundo iba disfrazado menos nosotros que no nos dimos cuenta que era carnaval.

    No dudes en inscribirte, la Behovia es una carrera de esas que hay que hacer alguna vez y encima San Sebastián es una ciudad espléndida, dos en uno.

    Enhorabuena por tu nuevo maratón.

  6. Pues muy guapos los dos, hay que disfrutar que la vida son dos día… si seguro que próximamente iré por la zona pues intentare estar en la behobia, estaré al tanto para la inscripción. Estamos en contacto, te tendré informado.. pues creo sera mi próximo objetivo.

  7. Que bien te lo montas Santi, desde hace tiempo que intento reconvertirme en un corredor como tú. En esas ando.

    Un abrazo.
    Alex.

  8. Los posts han sido… gastronómicos totales, la dieta a tomar morcillas, menos mal que ahora tengo un mes para hacer penitencia 🙂

  9. Pues….., me alegro que vayan apareciendo esos silencios tendinosos, pues.

    Buenos posts te has marcao, pues.

    Intenta disfrutar, pues.

    UN ABRAZO, pues
    Pedro

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: