Santi Palillo

camino natural

In Correrías on 18 abril, 2011 at 20:16

Llegando al camino (foto by Palillo)

Lo han inaugurado recientemente, quizás las inminentes elecciones municipales tengan algo que ver, pero lo cierto es que ha quedado muy aparente; no tenía más remedio que probarlo a bordo de las zapas y no me arrepiento, ahora tendré que volver pero con la cámara fotográfica en ristre porque el entorno es una delicia y seguro que da juego.

Ni sombra ni fuentes (foto by Palillo)

Me refiero al “camino natural por la antigua vía del ferrocarril de Denia” que es como lo han bautizado oficialmente, para el resto de conciudadanos de la comarca creo que quedará como la “vía verde de Denia” que es más corto y fácil de recordar.

Antiguo apeadero de Palmar, un descanso en el camino (foto by Palillo)

He filmado un poco de vídeo pero con la conexión móvil que tengo ni lo intento subir, he extraído unos pocos fotogramas en baja resolución para que podáis haceros una idea y cuando vuelva a mi domicilio fiscal veré el material disponible.

Largas rectas con la Segaria al fondo (foto by Palillo)

Desde mi segunda residencia, como dicen los del fisco, he tenido que recorrer 2,32 kilómetros para toparme con el camino, al llegar podía elegir ir en dirección Denia o en dirección Els Poblets y he optado por la primera para saber dónde empezaba; tras 3,52 kilómetros de carrera continua con pequeñas pausas para grabar he llegado al inicio de la ruta.

El aroma del azahar te envuelve (foto by Palillo)

Una vez allí, todavía bajo los efluvios del azahar que impregna por completo el ambiente dando al aire una sensación de pureza que no recordaba, he dado media vuelta y no he parado hasta el kilómetro 5; el azahar debe producir euforia – según Manuel Vicent produce también otras cosas pero conviene ir en pareja para apreciarlo – porque no he parado de disfrutar cada metro, ¡qué vistas, qué paisaje, qué fincas, qué casas, cuantos naranjos…!, lo de los naranjos ya veremos cuanto tiempo se mantiene intacto cuando vuelva la feroz especulación urbanística, que volverá para cargarse la tierra feraz que quede disponible.

Cicloturistas (foto by Palillo)

En ese punto he dejado el camino, todavía seguía un poco más hasta Els Poblets pero lo haré el próximo día, para volver a casa porque ya empezaba a hacerse tarde; 1,76 kilómetros finales de los cuales 400 metros son por el Camino Viejo a Gandía – en la práctica la CV-723 – un auténtico peligro en el que hay que llevar mucho cuidado si eres peatón, menos mal que no había casi tráfico.

Al dejar la carretera he pasado por el camino donde me atacó aquél perro, lanzado como un meteoro, por supuesto, no fuera que anduviera por allí buscando presas; afortunadamente no he visto ni rastro de él y al poco he podido aflojar el ritmo evitando que el corazón se me saliese por la boca.

No es broma lo de los perros (foto by Palillo)

Creo que el camino es un acierto, no es específico para corredores pero sirve para correr, no es específico para caminantes pero sirve para caminar, no es específico para ciclistas pero sirve para pedalear; la ausencia actual de sombras (han plantado algún que otro árbol en las veredas pero habrá que esperar a que crezcan, menos mal que eso aquí no es problema, no en vano estamos en “la millor terreta del món”) y de fuentes de agua potable (en esto ya podemos esperar sentados) no la hacen aconsejable en horas de calor que aquí son muchas, habrá pues que madrugar o hacerlo con prudencia (eso incluye llevar agua).

El Montpego al fondo (foto by Palillo)

En total me han salido 12,5 kilómetros de los cuales 8,5 han sido por el camino a salvo de coches y el resto por el arcén de las carreteras, nada aconsejable pero en Hemeroscopeion hay pocas alternativas de rutas seguras como no sea el paseo junto al mar de las Rotas o las pistas del polideportivo; en otro orden de cosas las zapas se están portando de maravilla, no me ha dolido el aquiles ni siquiera al terminar de correr como me pasaba los últimos días, el peso también influye.

Cruce bajo la CV-724 (foto by Palillo)

Anuncios
  1. ¡Ay Pedro!, me parece que este año las Tapias no las huelo más que un par de veces hasta septiembre, pero entrenaré para estar en buena forma cuando pueda ir 🙂

    Hoy me he hecho la segunda parte del camino natural, mucho peor que la primera, creo que no hay más cera que la que arde.

    Nos vemos el domingo.

  2. Con esta progresión, ¡Qué tiemblen los tapieros este verano!, te vas a salir, o vas a tener que inflarte a trufas para que se te vea.

    Buena pinta tiene esa via verde, buen reportaje.

    Nos vemos el domingo en el Caji,

    UN ABRAZO,
    Pedro

  3. Mejor correrlo Mildo, de momento solo tiene 6,5 kms de ida y otros tantos de vuelta, pero si es parte de un recorrido mayor no está de más entrar a conocerlo.

  4. ¿Mejor correrlo o pedalearlo?

  5. … coñes se ha publicado por su cuenta…

    de los suegros de Pepo, bueno por detrás de la casa porque pasa junto a la balsa de aguas gélidas y sigue como buscando el Castell pero sin llegar a entrar en el pueblo.

    A ver si lo alargan porque el tren originalmente llegaba hasta Gandía, incluso creo que a Carcaixent.

  6. Paco si vienes a Denia en burra me lo dices y me traigo la mía, pero no te quedes en Oliva, acércate más a este pueblo 🙂

    El camino me ha gustado mucho pero hay que llevar agua sí o sí; pasa por delante de la casa de los suegros d

  7. ¡Que suerte Santi! Tiene una pinta muy buena. Yo antes salía de Tavernes hasta Oliva y ahí ya no podía seguir, bueno para ser sincero, la distancia era la prudente y tampoco pretendía alargarla; pero ahora y en plan de explorar puedo ir a Oliva en coche, sacar la burra y hasta Denia. 🙂

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: