Santi Palillo

rodar y rodar y rodar

In Correrías on 4 mayo, 2011 at 18:54

Imagen de chw.net

Esta semana tengo cortados mis entrenamientos de martes y jueves con los garrapatas, cosas de la planificación y de la estrategia que me obligan a estar a otras cosas cuando no las planifico estratégicamente.

Empezando por ayer que lo tengo más reciente, a las 16:20 tenía hora para hacerme unas radiografías, nada preocupante por otra parte, así que no tenía tiempo material para llegar a las cinco a la Casa de Campo.

Por si fuera poco tuve junta de vecinos a las 19:30 en primera convocatoria y a las 20:00 en segunda, ya sabéis como funciona el concepto, al final no vino casi nadie pero de no mediar los rayos X tampoco hubiera tenido tiempo de llegar a la junta después de entrenar salvo que lo hiciera sudoroso y con ropa de campo.

Hasta ahí puede que falle la planificación, no pasa nada, pero ¿a quién se le ocurre poner una junta de vecinos la misma tarde del enésimo clásico?, pues a mí que soy el presidente y algo despistado, o no porque como no vino ni el tato pude hacer y deshacer a mi antojo y al final solo me perdí la primera media hora de balompié televisado, algo es algo.

Imagen de tiroolimpico.wordpress.com

A este paso para convocar una junta voy a tener que consultar la bola mágica, cuando no haya fútbol habrá baloncesto, o la corrida del siglo, o tenis o el desfile del orgullo gay; no pienso hacerlo en el futuro pero no se me negará el don de la inoportunidad o una puntería de tirador de élite poniendo reuniones.

Debido a lo anterior he salido solateras hoy por el Retiro, 22º C, sol y nubes, ambiente primaveral, doce y media de la mañana para no tener que madrugar… un lujo de sesión que no podía desaprovechar así como así.

Iba con idea de rodar y rodar y rodar y rodar en plan ranchera El Rey pero, como digo, soy malo con los planes deportivos, a la hora de empezar a correr prefiero la improvisación y que salga lo que tenga que salir.

Una piedra en el camino, me enseñó que mi destino

era rodar y rodar, rodar y rodar, rodar y rodar

después me dijo un arriero que no hay que llegar primero

pero hay que saber llegar

No se que pintan aquí la piedra ni el arriero pero el corolario me gusta, al calor de la mañana me puse a rodar y cuando ya estaba listo me dije “¿por qué no te metes un 2 x 3000 para ver como estás?” y enseguida me puse a ello; de momento no estoy preparando nada, precisamente por eso si me apetece un 2 x 3000 puedo hacerlo, lo que pasa es que en el primero he salido más escopetado de lo previsto, menos mal que cuando he querido darme cuenta casi estaba llegando.

El segundo también me he aplicado a base de bien pero en ninguno de los dos he ido a tope, solo más fuertecillo de lo normal; no se que me pasa pero me pongo a correr y las piernas se me van solas, es la mochila llena de piedras que ahora la llevo con cuarto y mitad de grava.

Volviendo a las planificaciones mañana tampoco podré acudir a la cita garrapatera, he quedado con Canillas para correr el viernes por el parque de la Cuña Verde y el parque de la Latina y siempre dejo un mínimo de 24 horas entre una sesión y la siguiente; espero que como vamos de reconocimiento tengamos tiempo de ver algo porque la última vez que corrí con Pedro, el pasado lunes sin ir más lejos, la vista se me nublaba con la velocidad, supongo que por desacostumbrada,

A pasarlo bien, en primavera debería ser obligatorio.

Anuncios
  1. Así es Maier, sin presión las sesiones y las carreras suele salir mucho mejor, yo suelo practicar este tipo de salidas

  2. Santi como me gusta hacer lo que tu has hecho hoy…. entrenar sin ningún objetivo.. pero dándole una marcha mas al cuerpo.. te queda un sensación fenomenal… porque encima no hay ninguna presión añadida.

  3. A ver que tal estoy cuando vuelva a torear el martes, si es que se me junta “tó” Don Paco, esto de ser presidente es casi peor que correr… menos mal que dentro de un año dejaré la púrpura 🙂

  4. Bueno, de una cosa estoy seguro y es que el alumno Santi hace pellas en la cita taurina, pero progresa adecuadamente. Es como si hiciera un curso a distancia; pero con un par de tresmiles, ja, ja. 🙂

  5. Ok Pedro, además llevarás la sobrecarga del cocidito y las trufas de hoy, me llevo la cámara y nos inmortalizamos haciendo el gamba 🙂

    Ya te digo que acelerando, el último mil han sido por lo menos mil diez metros, no hay circuito bien medido para los GPS 😉

    Nos vemos el viernes llueva o no llueva.

  6. El viernes tranquilito, tranquilito, que no pienso ponerme ninguna pegatina en la rodilla, parando cuando haya que parar y corriendo lo que se necesite, pero sin apretar en ningún momento.

    ¿un 2 x 3000 y acelerando? ahora resulta que el que se va a quedar con la vista nublada en próximos arreones voy a ser yo.

    UN ABRAZO,
    Pedro

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: