Santi Palillo

tricicleando

In Correrías on 7 junio, 2011 at 23:41

En acción (foto by Pepi)

Tras pasar una mala noche, estomacalmante hablando, el lunes decidí quedarme un poco más en la piltra retrasando la hora de salir, como suele pasar me quedé profundamente dormido y cuando desperté se me habían pasado las ganas de correr.

Después de cenar, se cena alrededor de las siete o siete y media, me acerqué a casa de Bob para ver un slideshow con las mejores fotos de su viaje costa a costa mientras tomábamos unas cervezas, en un momento dado me dio a oler una botella de güisqui pero la cosa no pasó de ahí, mejor no preguntar; viendo las fotos debió ser toda una experiencia, podéis imaginaros los paisajes, los ríos, las montañas… y yo mirando de reojo el gollete de la botella.

Hemos quedado para ir mañana a recorrer en bici el Arabia Mountain Heritage Area, un parque natural del condado con su lago, su flora, fauna y demás, que está a unas 20 millas; es probable que debido a fallos en la comunicación  verbal no esté entendiendo del todo a Bob, ya os contaré porque a mí lo del güisqui no me termina de entrar en la mollera.

Le he entendido que iremos en su camioneta hasta el parque, que tengo que llevar algo de comida tipo sándwich o barrita o fruta y que serán unas 30 millas por una vía verde, antigua vía del tren, es decir mayormente un trazado de perfil llano lo cual calma un tanto mi ansiedad.

Ansiedad que ya había calmado en parte a base de darle fuerte a la zapa, el Sport Track instalado en el teléfono no termina de funcionar bien por lo que no me sirve de mucho; al no saber el ritmo que llevo tiendo a apretar el paso y cuando he querido darme cuenta estaba molido.

Antes de las siete ya estaba camino de Tucker pero con idea de dar la vuelta en el kilómetro 5; al llegar a ese punto he cambiado de acera – en sentido literal no en el irónico de doble sentido – para no coincidir con unas corredoras que venían de frente;  parado junto a un semáforo mientras aporreaba los botones del móvil no quería ponerme a correr justo cuando ellas pasasen, a esas horas podrían confundirme con un viejo verde que las persigue y no es plan con mi visa turista, si a DSK le han montado la que le han montado a mí me fusilan.

Eso sí, al llegar a la otra acera compruebo con alivio que discurre por la sombra por lo que desde ahora volveré siempre por ese lado de la carretera; aprieto el ritmo para alcanzarlas en paralelo pero unos metros antes de llegar a su altura giran por una calle lateral y las pierdo de vista.

Yo sigo por LaVista cada vez más deprisa, como he dicho no puedo saber el ritmo pero iba suelto de motor, casi mejor no saberlo y dejarme llevar por las sensaciones, quién no se conforma es porque no quiere.

Preparado, listo... (foto by Pepi)

Por sensaciones he tenido que dejarme llevar esta tarde, Bob me ha dejado su recumbent trycicle de 72 cambios para que lo pruebe, le he pedido a Pepi que me sacase unas fotos para ponerlas en el blog; me ha dejado zapatillas con calas, dado un par de consejos y ¡ale hop! a circular a toda pastilla por el barrio; solo han sido 20 minutos pero me lo he pasado en grande, vaya velocidad que pilla el invento, no se me ha dado nada mal pero los cuadriceps andan ahora diciendo no se qué.

La madre de W sale hoy de cuentas por lo que en cualquier momento podría ponerse de parto, estamos todos un poco ansiosos pero habrá que tener paciencia, la naturaleza sabe mejor que nadie lo que tiene que hacer.

Anuncios
  1. Todavía nada, si no se pone en estos días el 16 tendrá que ingresar a primera hora.

    Ya me gustaría Carlos pero se trata de un capricho caro fuera de mi alcance 😦

  2. ¡Uy, Santi! Te tienes que traer uno de esos a la Ca Campo…Romperías…

    Mucha suerte en lo importante, ya sabes, como dicen las comadres, una horita corta.

    Un abrazo. 😉

  3. ¡QUE NERVIOS!

    ¿Ya?

  4. Me has “calao” Kike, ja, ja .

    Menudo invento Paco, me lo pasé en grande y enseguida aprendí a manejar el invento; a ver si cuento la excursión ciclista de esta mañana por el Mountain Arabia

  5. Tiene que ser una gozada Santi. Imagínate bajando la cuesta de Garabitas hasta el Cagigal.

    Lo que estás haciendo ya no son AMs, sino entrenamientos invisibles, de los se hablarán mañana, según dijo Luís.

    Cuando vengas tendrás que dar una charla de cómo sacar rendimiento a todas tus actividades, ja, ja. 🙂

  6. tu lo que querías era estar “tumbao” 🙂

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: