Santi Palillo

fumando espero

In Correrías on 10 junio, 2011 at 20:54

Alexanders Lake, Panola Mountain (foto by Palillo)

Seguimos esperando a que la niña se ponga de parto pero de momento no se pone, de ahí que sigamos esperando a que la niña se ponga de parto.

Para matar el rato, aparte de seguir asistiendo al exigente master internacional en trabajo doméstico y ejercer como abuelo de W – que está hecho todo un hombrecito – en los últimos días he practicado deporte alternativo, ese que según parece se conoce como entrenamiento invisible.

El miércoles me fui con Bob a lo que yo creía iba a ser una carrera ciclista y resultó un recorrido por vía verde desde Arabia Mountain hasta los lagos Alexander en Panola Mountain, dos parques unidos por un carril bici de 12 millas más una de regalo para llegar desde el aparcamiento.

El recorrido es una maravilla, ni que decir tiene que el firme está en perfecto estado, señales por todas partes de lo que llevas, lo que te falta, lo que te encuentras, las curvas, las cuestas… todo un trabajo de ingeniería de señalización que se agradece más siendo guiri.

Técnicamente no es una vía verde porque allí no hubo ferrocarril, se trata de un carril bici que atraviesa mil y una colinas mientras disfrutas de un paisaje precioso; en una de las cuestas no supe cambiar a tiempo y acabé subiendo a pie los últimos 50 metros, el resto todo en bici y esforzándome bastante más de lo previsto.

Parada en la zona lacustre de Panola para tomarnos un sándwich, fruta y un merecido descanso antes de afrontar las 13 millas de dura vuelta que se me hicieron eternas; ni que decir tiene que el calor era sofocante, en cuanto a cuestas ya sabía lo que me esperaba.

Aparcabicis en Panola Mountain (foto by Palillo)

La siguiente excursión será en una vía verde de verdad, su longitud total es de 100 millas y llega hasta Alabama; yo seguiré a Bob hasta que decida dar la vuelta, espero que no le salga la vena costa a costa porque me funde.

Hablé en casa tantas maravillas de los lagos que ayer volvimos en coche para una excursión familiar; dimos andando una vuelta completa al lago menor con un ojo mirando el paisaje y con el otro alerta no fuera la niña a darnos una sorpresa en mitad del bosque.

Esta mañana de nuevo salida tempranera sobre zapas, aprovechando el parking vacío del centro comercial he hecho mis deberes tapieros en base a 10 cambios de 2 minutos, más o menos porque iba desarmado; ese parking saca de mí lo que tengo de velocista que debe ser poco, quizás por eso ahora me encuentre hecho puré.

La buena noticia es que acaba de llegarme por FedEx mi nuevo GPS, un modelo exactamente igual que el anterior; no quería comprarlo pero mis tentaciones maratonianas requieren de un ayudante técnico cualificado, entre eso y el buen precio le dije a Pepi “ya sé lo que quiero por mi cumpleaños”; si no pasa nada mañana mismo lo estreno, no toca salir pero ¿quién se resiste?.

Anuncios
  1. […] darse una vuelta por la ruta ciclista que hice en Estados Unidos y luego hacer una autocrítica constructiva, en naturaleza quizás […]

  2. Estás aguantando como un jabata, a ver si es verdad y consigues dejarlo.

    Buen regalo, muchas gracias Pepi; prefiero irme hecho un mulo que un toro, ja, ja

  3. Fumando espero al hombre que yo mas quiero……. ojala pudiera echarme un cigarrito, de esta me quitan del vicio ;-((

    Por fin se ha solucionado lo del regalo de tu cumple, estaba ya dandole vueltas al coco para ver que se te podia regalar sin que te disgustara.

    Te vas a ir de aqui hecho un mulo (en el buen sentido, eh!) con tanto ejercicio.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: