Santi Palillo

el costalazo

In Correrías on 1 julio, 2011 at 11:52

Pasar sin daño era una quimera (foto by Garabitas)

Por hacer el gamba ayer me metí una piña que me ha dejado la rabadilla protestando como una loca; cuando te caes de culo no sé que es peor si el daño corporal o el moral, cuando te levantas te duelen los dos, hoy solo recuerdo el primero.

Terminando la Tapia, aprovecho para decir que estaba programado un diez mil más el calentamiento pero los del bus nos quedamos rondando los nueve, como decía terminando la Tapia pasamos por detrás del zoo para enseñar a los que se estrenaban la fétida guarida de los tigres.

Los tigres no estaban, se ve que por la hora o por el calor estaban en el interior disfrutando del merecido descanso laboral, todo el día haciendo el tigre debe cansar lo suyo.

Entonces decidimos acortar cruzando en plan circense un arroyo cercano, Canillas dice que es el Meaques pero llevaba agua clara, andando por una tubería de desagüe que salva sus dos orillas sin tener que mojarte los pies pero exigiendo ciertas dotes de funambulista.

¡Uy que alto está esto, yo me bajo en marcha! (foto by Garabitas)

Finalizando el pase decidí dar un salto, a veces no entiendo porqué hago ciertas cosas si siempre acabo por los suelos, con esta edad debería ser más prudente, desde la tubería pero calculé mal la altura y al aterrizar me caí para atrás dándome un buen golpe en salva sea la parte, la nueva gorra se le llevaba el arroyo cuando acerté a rescatarla.

Nada del otro jueves el porrazo aunque pudo ser peor, hoy me duele más que ayer pero menos que mañana; atento a la jugada el doctor Garabitas inmortalizó el momento del que yo he capturado las imagenes que expongo para escarmiento público, hasta Quimera, la estilizada perrilla de la primera foto, supo hacerlo sin caerse al agua.

Tal cual me quedé pero sin soltar la cámara (foto by Garabitas)

Por lo demás muy buena Tapia que me tomé con mucha calma aunque luego el calor no fuera para tanto, mañana será peor porque he quedado con Fernando en el Retiro y me hará correr como un poseso mientras planificamos el asalto a Valencia.

En el post brindamos con sidra fresquita por el nacimiento de Jacob, el memorable momento no ha quedado inmortalizado gráficamente pero se produjo, y ya que estaba, podía y quería me quedé hasta el final departiendo con los más noctámbulos de entre los tapieros presentes, hay que ver lo que se aprende en estas reuniones a tuperware abierto.

Anuncios
  1. Estuve a primera hora pero no te vi; a quién si vi fue a José (Ardilla) y nos dimos una pequeña vuelta juntos; hoy es el primer día que no noto dolor en la rabadilla 😦

  2. Vaya morrazo!!! espero que ya se hayan pasado los efectos…

    Una pena no haber coincidido en el retido el sabado…otra vez será.

    Un saludo
    Quique

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: