Santi Palillo

los martes montaña

In Andadurías on 15 julio, 2011 at 11:28

El Drink Team en todo lo alto (foto by Palillo)

Reza un popular refrán que en martes ni te cases ni te embarques, si fuera por dichos, refranes o supersticiones ni siquiera podríamos movernos del sitio sin antes santiguarnos ciento quince veces.

Los más descreídos – entre los que me encuentro – buscamos alternativas para que los martes también puedan ser divertidos, unas veces las encontramos y otras no porque lo cierto es que a algunos martes no hay por dónde cogerlos; no es el caso del último porque el Drink Team celebraba uno de sus afamados Martes Montaña.

Al celebrarse en Hemeroscopeion he tenido la oportunidad de asistir y para que veáis lo que son los refranes hay uno que asegura que “a la tercera va la vencida”, sin embargo  yo he ganado a la decimotercera, iba a escribir trece pero da mala suerte y no quiero tentarla.

La ruta por el Montgó tuvo una duración cercana a las 5 horas, menos mal que el sol se había tomado el martes libre, de lo contrario hubiera acabado como un conguito porque me había dejado la crema salvadora en el coche.

Las vistas son espectaculares desde su cima pero entre lo plomizo del cielo, la presencia de nubes y la ausencia del astro rey lo más espectacular que puede verse en las fotos no es precisamente el difuminado paisaje que aparece en ellas; para apreciar la diferencia podéis ver las fotos de otras subidas.

El Drink Team sumergido (foto by Palillo)

Tras una agotadora marcha montañera nada mejor que un baño helado en una balsa de riego entre naranjos, degustando como aperitivo las crujientes cocas caseras preparadas por la “sogra” (la del Mago Pepo, no la mía) y bebiendo cervezas o gin tonics a tutiplén, que de todo hubo.

Después de cabeza al Miguel Juan a comer lo que nos echaran de comer (y de beber), pulpo seco, buñuelos de bacalao y una ensalada de tomates de verdad con salazones fueron entrantes perfectos para recibir un arroz de gambas simplemente delicioso, acompañado de vino blanco y cava; cerramos el capítulo comestible con crema catalana, helado de almendras que quitaban el sentío y, por supuesto, mistela de Jalón.

Para reposar la comida hubo puros (aquí hice huelga) y festival de gin tonics; 120 ginebras diferentes, 18 aguas tónicas para mezclar y un barman que se las sabe todas fueron el perfecto colofón (colocón sería más adecuado) a un martes inigualable, si el desconocido autor del refrán hubiera vivido un martes montaña antes de escribirlo a buen seguro le hubiera dado otro sentido.

The King of Gin Tonic's (foto by Palillo)

Al final tuvieron que venir refuerzos para llevarnos de vuelta a casa,  deseando estamos que llegue el siguiente.

Anuncios
  1. Así así…el domingo subí a dormir al Mulhacén y la bajada hasta el pueblo de Trevélez no me fue cómoda al final. Pero bueno, con paciencia y una caña…de cerveza! Un saludo

  2. Nacho espero que el tobillo haya vuelto a su ser, un saludo

  3. Yo con uno ya he tenido bastante, que aún me duele el pie. Y el hígado. Un saludo santipalillo.

  4. Gracias Emilio, si viviera en Levante me apuntaba a todos los M&M, pasadlo bien en Pirineos.

  5. Magnífico resumen del día. Lástima que no lo podamos hacer más a menudo. Buen verano. Un saludo, Emilio.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: