Santi Palillo

la profecia

In Correrías on 18 julio, 2011 at 18:51

El fin de semana prometía grandes excesos que se cumplieron uno tras otro cual profecías de Nostradamus, hablo de excesos gastronómicos por supuesto, por lo que la deportividad quedó reducida a la nada; así las cosas hoy me he levantado decidido a dar cerrojazo al despiporre, ni siquiera he querido pesarme para no sufrir de forma innecesaria.

 

Eso sí, el viernes cerré la atípica semana marcándome unas duras series de 400 que, sin ser nada del otro mundo, hicieron que el bien ganado baño posterior se convirtiera en una delicatessen estival.

 

Formando parte de mis variados entrenamientos multipropósito maratonianos –es decir, hacer lo que me salga de los mismísimos hasta mediados de agosto – el plan era ayudar a José a cumplir su programado ritual del día, cuya parte central incluía las mencionadas y temidas series, “si las hacemos juntos te costará menos” le dije para animarle.

 

Para tan veloz ocasión elegimos la vía verde por tener lo necesario para este tipo de distancias; no se le puede pedir menos a la kilométrica recta, hubiera preferido escribir “… que serpentea entre naranjos” pero su rectitud innata lo impide de todo punto.

 

La primera repetición se me fue un poco de la mano, o de los pies por ajustarnos al lenguaje corredor, y la hicimos demasiado rápida como suele ocurrir en estos casos; en la segunda nos acercamos bastante al tiempo objetivo, pero las restantes las clavamos.

 

Al final hoy debo pasar página con un simple baño para quitarme el muermo de encima, habiéndome levantado espeso e incapaz para las gestas he dedicado el tiempo a gestiones varias como cortarme el pelo, duplicar llaves, etc. que si no fuera por estos parones no terminaría de hacer; mañana será otro día, a ver si pongo a punto la bicicleta porque en días como hoy puede ayudarme a vencer la pereza.

 

Anuncios
  1. Esa es la cuestión míster, la parte específica la empezaré a mediados de agosto pero hasta entonces debo ponerme a tono; el caso es que los 400s me gustaron, además he comprobado que estoy mejor de lo que pensaba, lo que pasa es que en verano me cuesta más, soy presa fácil de las tentaciones veraniegas.

    Valencia es el objetivo, ¿tú irás?.

  2. 400s. Desde luego no te envidio cuando te leo que estás con series a estas alturas de verano. Pero hay que llegar con unos mínimos para afrontar la preparación del maratón. ¿20 N, no?

  3. Yo creo que se han terminado ya Quique, hoy he empezado la fase previa… solo de pensarlo me entran los siete males 😉

  4. Aprovecha ahora que puedes….luego se terminaros los días perrunos!!

    Un saludo
    Quique

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: