Santi Palillo

señales

In Correrías on 21 noviembre, 2011 at 21:29

Foto de mundopoesia.com

Lo normal es que uno las emita, consciente o inconscientemente, para que los receptores lo tengan clarinete al recibirlas y sepan a que atenerse, lamentablemente a veces se consigue el efecto contrario por causa de una mala comunicación – fallos en el proceso emisión recepción – pero habitualmente se entienden sin necesidad de complejos protocolos.

No suelo emitir muchas señales, no lo necesito porque a mi se me nota de lejos si voy o vengo, soy una de esas personas cuya trasparencia les impide disimular, si estoy de buenas se me nota, también cuando estoy de malas, un emisor nato; Pepi me dice que no tengo solución porque soy muy expresivo, sobre todo con los ojos, quizás debiera ponerme unas gafas de sol al interactuar con el prójimo para mitigar mi expresividad natural.

No sé porqué me estoy enrollando cuando de lo que quiero hablar es de otro tipo de señales y solo del capítulo receptor; por lo que voy a decir podría parecer un poco supersticioso pero no llego a tanto, no cumplo los estándares de ese tipo de creencias, no tengo esa característica, por ejemplo  el número de mi portal es el 13 y ni toco madera, veo un gato negro y pienso ¡qué bonito!, si se derrama sal la recojo y así con casi todo.

En el plan tocaban 10 Km. de carrera fácil, por pereza he estado a punto de no salir pero al final he cumplido; no ha sido tan fácil porque sin querer me he ido animando, a duras penas he conseguido refrenarme “recuerda, solo correr fácil, diez mil metros y para casa”.

Justo dónde el GPS marcaba la distancia planificada hay una parada de autobús, mientras esperaba para cruzar el semáforo sin salir en las noticias observo que en el luminoso de la parada aparecen alternativamente la temperatura – 14º C buenos para hacer deporte, incluso algo calurosos – y la hora, ahí es dónde quería llegar.

Porque el reloj marcaba precisamente las 12:50 y me ha dado por pensar “¿será una señal de esas que envía el destino a los descreídos?”, como digo no creo pero debo reconocer que es exactamente la misma hora a la que me gustaría cruzar la pancarta de llegada en Valencia.

En principio tampoco creo en las casualidades, así que si no es una señal ni una casualidad puede que tan solo sea lo que parece, el reloj luminoso de la parada del autobús; que marque las 12:50 habrá sido pura coincidencia horaria, por haber salido tarde, o lo mismo a la parada le ocurre como a mí, que es muy expresiva y debería haberse tapado.

A veces veo obsesiones, mañana 5 x 1000.

Anuncios
  1. Grandes carteles Commedia, buscaré entre la concurrencia a ver que se les haya ocurrido.

    Gracias Ardilla, por mi no va a quedar aunque ahora mismo mirar para adelante da cierto vértigo, está tan lejana la meta…

  2. Suerte,suerte y mucha suerte,porque trabajar as trabajado y muy bien,de eso puedo dar fe.
    Ya solo falta que los dioses y los elementos esten de tu parte.
    Saludos y espero ansioso noticias.

    Ardilla.

  3. Esa es una buena señal, Santi.

    A ver si te encuantras en carrera una chula como las de los yanquis…

    http://www.buzzfeed.com/mjs538/30-awesome-marathon-spectator-signs

  4. En este momento ni 5000, ni 4000, ni 3000, ni nada, directamente a la cena, le daré recuerdos tuyos (a Josep1). Mañana será otro día.

  5. Esto va mejor y va tomando otro rumbo. Da recuerdos al melómano de Josep1. 😉

  6. Al final serán 5000 a trote cochinero a última hora de la tarde y luego una buena cena, no se si cochinillo pero algo proteico, porque viene Josep1 y hemos quedado para rodar por el Retiro.

    Lo que la cabeza no rige lo hace el devenir de las cosas, ¿será Josep1 otra señal? 🙂

  7. Y no sería mejor todavía un cochinillo por 5000 (ptas. de las de antes)?

  8. 5×1000? y no sería mejor 5000 a trote cochinero?. 🙂

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: