Santi Palillo

a cero bajo cero

In Correrías on 5 diciembre, 2011 at 12:59

A cero grados bajo cero, por acentuar la sensación de frío, bajar del coche aparcado junto a un río Manzanares tomado por la niebla a los pies del puente de los franceses y quedarse en mangas de camiseta y pantalón corto daba algo de pereza.

La antesala de la Casa de Campo registraba un lleno histórico de paquetes, había más por metro cuadrado que en el almacén central de Correos; los vecinos de la zona, que a esas horas de un domingo hacen lo que cualquier hijo de vecino que se precie, o sea intentar dormir, deben estar la mar de contentos de su cercanía al polideportivo.

Era el día de las enhorabuenas, a los que participamos en Valencia nos llovieron palmadas en la espalda, felicitaciones y demás muestras de alegría y afecto típicas de estos casos. Los Paquetes enseguida se marcharon camino de la tapia, les gusta empezar pronto ganando tiempo para el posterior desayuno.

Yo me uní a los Garabitas que esperaban a resguardo del frío dentro del polideportivo a que diesen las 8:30; nueva sesión de palmadas, choques de manos, enhorabuenas… armábamos tanto alborto que una solícita empleada apareció para recordarnos con aspavientos la hora de empezar a correr.

Me uno a los Palucos con alguno más que se suma al grupo, charlando sobre el maratón sin querer se nos aceleran las piernas más de lo aconsejado, en cuanto me doy cuenta aflojo y punto pelota; el resto fue una estupenda sesión de hora y pico a ritmos metabólicamente endiablados siguiendo al doctor en fila de a uno por solitarios caminos.

Al terminar compartí el tiempo de mi frugal desayuno de media barrita y café con leche con los Paquetes, ¡madre mía!, los bocatas de panceta desaparecían como por ensalmo a medida que salían de la cocina, el flujo de cervezas semejaba un río dorado y la sabrosa barra de salchichón ganada por la paquetería en dura lid la semana pasada duró lo que un caramelo a la puerta de un colegio.

A la hora de volver a casa el sol lucía con todo su esplendor otoñal puesto a nuestro servicio, la temperatura seguía siendo baja pero entre el astro rey, el ejercicio y las calorías se resiste mucho mejor.

Mañana tenemos agendada una salida especial organizada por Canillas que ha llamado de la Guerra Civil, el Paquete conocido como Darth Vader ejercerá de guía en un recorrido nostálgico visitando restos militares de aquella contienda y recordando los terribles hechos que en ellos acontecieron, cuando la Casa de Campo dejó de ser lugar de esparcimiento para convertirse en campo de batalla; ritmos asequibles para todos y después un desayuno de bandera, la de la paz.

Anuncios
  1. Muy interesante ha sido Quique, lección de historia en una mañana espléndida en la Casa de Campo.

  2. Visita tour histórico-deportiva!
    Interesante…

  3. Pedro según he leído ayer se te fue un poco la zapa, paciencia; el salchichón estaba riquísimo; mañana nos vemos, a ver si hace un poco menos de frío.

  4. Había que recuperar las calorías gastadas intentando mantener el cuerpo en una temperatura normalizada.

    Estaba bueno el salchichón, como lo loncheé el día anterior, la peque de la casa me pidió que le dejara un poco para hacerse hoy un bocata y se me olvidó; pero pensé que no se lo comerían todo, ¡iluso!

    Mañana, Guerrreamos

    UN ABRAZO,
    Pedro

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: