Santi Palillo

a vueltas con siberia

In Correrías on 5 febrero, 2012 at 22:39

Teniendo tan arraigado desde la infancia en lo más interno de uno “más vale que sobre a que falte” y ante las alarmantes noticias que nos hablan sin parar de la cuarta glaciación en vez de reconocer que es lo normal en esta estación, el sábado me dejé llevar por el pánico y a mi equipación invernal habitual añadí un gorro de lana; sabia decisión dicho sea de paso.

Llevar las orejas tapadas resulta de lo más confortable aunque, por lo demás, estos días no he sentido para nada el tan cacareado frío; se ve que las guardias nocturnas invernales en el depósito de agua enfrentándome a pelo al Moncayo debieron inmunizarme para los restos.

El sábado quedé con Fernando que volvía de una lesión tras mes y medio de obligado parón biológico; por más que le decía “paciencia Fernando no sea qué” él se aferraba al mono que tenía como si fuera la última oportunidad de correr en su vida y no paraba de darle a la zapa: “venga Santi que tengo mucho que recuperar si quiero correr contigo en San Sebastián” obligándome a un esfuerzo para el que estoy preparado pero que no me apetecía demasiado.

Esta mañana he quedado en el mismo sitio y a la misma intempestiva hora con un pelotón de Paquetes, iban enfundados en su albarda paquetil y cubierta la terraza superior con sendos gorros de lana; de semejante guisa no me extraña que al adelantarme José “Ardilla” en el paseo de Cuba no me haya reconocido hasta que le he hecho saber quién era yo.

Al poco nos hemos cruzado con dos parejas que venían andando deprisa y uno de ellos era el mismísimo Fernando, poco le ha faltado para venirse con nosotros pero ha sido prudente y ha seguido camino con su grupo por la cuenta que le traía aunque he notado como el brillo corredor se le salía por la mirada.

Al poco Canillas y yo nos hemos separado del grupo en el que íbamos para llevarnos la grata sorpresa de ver el estanque del Retiro completamente helado, con la de años que llevo frecuentando el parque y hoy ha sido la primera vez que veo algo igual; una pena no llevar cámara para inmortalizarlo, estoy por ir esta semana aprovechando que los del telediario vuelven a dar la brasa, ahora con la quinta glaciación que fagocitará el mundo conocido.

A todo esto he alcanzado sin novedad la 50ª sesión de SR, todo un acicate para alguien como yo en los tiempos que corren; para celebrarlo he desayunado con los Paquetes si bien he tenido que volver pronto al domicilio fiscal porque teníamos sarao familiar, una pena no poder quedarme al coloquio porque esta gente sabe darle la importancia debida al arte de la conversación.

Anuncios
  1. me esperan unas cuantas carreras de montaña este año, este era un entrenamiento, no una carrera.

  2. yonhey seguro que hacía más frío que en el parque 🙂 ¿ahora escalas o era alguna carrera de las que te gustan?.

    Gracias Quique, efectivamente se dice así aunque yo prefiero poner 50ª y me quito de líos 😉

    Canillas mañana veremos de que está hecha esa chapa si vas a los garrapatas.

  3. Enhorabuena por tu quincuagésima (se dice así, no?) sesión!

  4. Es lo que tienen los ibertrenes y el comer poco, que parece que……………, pero es todo chapa, no creas.

    Juan Luis, jomío, no paras de recorrer España. Haría frío, pero luego lo recuperarías con buenas viandas y mejor cerveza. UN SALUDO

  5. Enhorabuena, 50 ya, tiene mérito, no ya poder hacerlo, sino sacar tiempo día tras día.
    Yo estuve subiendo en la sierra de Béjar, ni te cuento la sensación de frío con aire arriba en los picos.
    Salu2

  6. Gracias Paco, como dice Canillas tendrías que haberte venido al Retiro, ver helado el estanque no es cosa de diario; pocos domingos habrás fallado en la Casa de Campo, en Arturo Soria el frío debió ser de primera división.

    Cani esta noche también hemos tenido fandango americano, tu si que estás fuerte.

  7. Te tenías que haber venido al Retiro, Paco. Hubieras inmortalizado unas buenas instantáneas.

    Está fuerte el abuelete, aunque duerma poco.

    Un abrazo,
    Pedro.

  8. ¡¡ Felicidades Santi, por los 50 SR !!

    Por mi parte, decir también que me dejé llevar por tanta noticia del tiempo y en vez de madrugar e ir a mi sitio, me quedé todavía más cerca y me hice un Arturo Soria, allá sobre las 11,15.

    Todos los corredores que me encontré llevaban su música incorporada y la verdad es que con tantos cruces, me imagino que algún bocinazo se llevará alguno/a. Yo iba a pelo; pero cubierto. 🙂

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: