Santi Palillo

viva la pepa

In Correrías on 19 marzo, 2012 at 13:10

Promulgada en noticiasdenavarra.com

“El objeto del Gobierno es la felicidad de la nación”

(eso se decía ya por entonces, la ironía no tiene límites)

Tal vez debiera decir ¡Viva la Pepi! pero en este caso no resultaría apropiado porque me refiero a la Constitución de hace 200 años, casi ná, y mi Pepi es bastante más joven. Lo que habrán cambiado las cosas desde entonces, aunque la pobre durase menos que un caramelo a la puerta de un colegio significó un soplo de cambios insólito para la época.

Hay otras cosas que nunca cambiarán, recuerdo que cuando chico mi madre me enviaba casi siempre a por pan “anda Santiaguito, hijo, date un salto a la panadería y que te fíen 10 pistolas (1) ”, siendo tantos hermanos no entendía por qué siempre me tocaba a mi ese mandao pero obedecía, en casa rebeliones las justas; ha pasado otro porrón de años, no tanto como 200 pero un buen porrón, y en días como hoy sigo teniendo que bajar a por el pan, ni día del padre ni cristo que lo fundó.

Antes de ir por el pan había salido bien temprano, joer que frío hacía esta mañana, con Fernando a darnos unas carreritas por el Retiro por aquello de la festividad; cuando salgo con él se lo que me toca así que me he mentalizado antes del encuentro de que tendría que correr un poco más deprisa de lo normal.

Después de calentar hemos dado dos vueltas rápidas al circuito de 3 y sin protestar como tantas otras veces, Fernando se mostraba sorprendido “pero Santi, no me lo esperaba, hay que ver que salto has pegado en estas semanas que no nos hemos visto”, yo sonreía por lo bajini y seguía remando, cuando nos hemos encontrado él ya llevaba un buen rato corriendo pero es que si antes no le canso un poco me machaca; al final otros 11 kilómetros que añadir a la larga lista, a poco que me descuide esta semana puedo romper moldes.

A todo esto empiezo la cuenta atrás para llegar a los cien, estoy más pesado con el tema que Mateo con la guitarra pero la euforia me invade por dentro.

(1) Para quienes no lo sepan o recuerden una pistola es como se llamaba antes a la barra de pan, hoy día cuando pido una pistola la panadera se sonríe pero siempre hay alguien que se sorprende y me mira con desconfianza, que digo yo que la sorpresa sería si dijese “manos arriba y dame una barra de pan que llevo una pistola” pero desde la Pepa… ¡cómo han cambiado las cosas!.

Anuncios
  1. Ya lo creo. Un enlace para recrearse por Madrid y conocerlo más a fondo.

    Santi, me parece que esta tarde estamos en cuadro: Cani de conejos, Jódar de lechones en Segovia, Ángeles con sobrecarga por la Carrera del Agua… no sigo; pero ahí estaré con el moquillo colgando para soltarlo en la C. de C. 🙂

  2. En el Museo del Pan Gallego estuve contigo cuando salimos a hacer fotos, fui hace unos días a comprar pero estaba cerrado; recuerdo el olor a pan al entrar…

    Vaya pedazo de página la de caminando por Madrid.

  3. Yo también soy de «pistolas». Hace tiempo intenté averiguar el origen del nombre. Llegué a pensar que tenía algo que ver con la guerra (in)civil cuando —decían— los rebeldes bombardeaban Madrid con pan blanco envuelto en pasquines de propaganda. Pero parece que fue algo mucho más pedestre. Al parecer las llamaban así porque ayudaban a matar el hambre. En fin, que no dice mucho de nuestras queridas «pistolas». 🙂

    Te dejo un interesante enlace de un caótico sobre dos ruedas…
    http://caminandopormadrid.blogspot.com.es/2010/06/el-buen-pan-de-madrid.html

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: