Santi Palillo

metro a metro

In Correrías on 29 marzo, 2012 at 16:21

Obtenida en catedu.es

Va siendo hora de dejar atrás los fastos del centenario y buscar nuevas motivaciones para seguir adelante con la racha; afortunadamente el tiempo que está haciendo es un aliciente para salir a correr, ¡qué maravilla de primavera!.

Las circunstancias me han obligado a salir ayer por la tarde y hoy temprano, por lo que en el corto plazo de 15 horas he despachado las sesiones 102 y 103; a mi me gusta dejar al menos 24 horas entre dos sesiones para recuperar mejor, pero a veces no queda otro remedio.

Tras la de ayer -hice una pirámide rápida por variar: calentamiento, 5 kms, 3 kms, 1 kms y enfriamiento- llegué al domicilio fiscal con una molestia inespecífica en la rodilla derecha; afortunadamente Pepi me dio un masajito con una crema específica y esta mañana había desaparecido, o sea la molestia no Pepi; altas velocidades aparte creo que el par de zapatillas que utilicé se merecen la jubilación, tienen demasiados kilómetros de servicio.

Esta mañana he salido pronto, la temperatura era ideal, daba gusto sentir el fresquito en la epidermis, con otras zapatillas –que pronto seguirán el camino de sus hermanas mayores- y el ánimo arriba; este buen tiempo me chifla, me predispone a disfrutar.

La rodilla no ha dicho esta rótula es mía, sin la más mínima molestia he vuelto a revisar el circuito que estoy preparando para la carrera sincrónica relajada de abril; creo que siempre que quiera correr tranquilo voy a repetirlo, salen unos 10 kilómetros más o menos -a gusto del consumidor- y se visitan los mejores rincones del parque, algunos tan poco conocidos como la plaza dedicada a Galicia, la de la Sardana, el monumento al inventor de la taquigrafía o a los hermanos Álvarez Quintero y otros famosos como el Estanque, la plaza del Ángel Caído, el palacio de Cristal…

Todos esos y muchos otros los visitaremos a golpe de talón puntera cuando se programe la sincrónica, carrera mal medida a la que será aconsejable acudir con cámara de fotos porque merecerá la pena guardar imágenes gráficas del evento; estoy preparando la documentación de apoyo para que no se nos escape ningún detalle.

Cuando he querido darme cuenta era hora de volver al nido, hay que ver como se pasa una hora en un tris, tan concentrado en mis cosas que no me daba ni cuenta de que iba corriendo, cuando vas disfrutando llega un momento en que el piloto automático que llevamos incorporado de fábrica todos los corredores se activa y, como dice Uros, “la distancia es un concepto y el tiempo un guarismo”.

Al llegar, una ducha, un refrigerio y como nuevo, listo para el 104.

Anuncios
  1. Pues como habrás podido ver en los vídeos Santi, allí estuvimos los Palucos, haciendo de las nuestras. 🙂

  2. Cani, pero si la mitad son mías 😉

    Todavía ando liado, un par de días más y listo; eso sí con agujetas hasta en las pestañas.

    Paco ¿qué vais a hacer el domingo?, no me digas que correr la media de Madrid…

    Hola Román, correo enviado, ya me contarás.

  3. Hola Santi, soy Román,qué tal ,quería comentarte una cosilla?
    Por favor mándame tu email a gacelasdemadrid@gmail.com
    Gracias

  4. Pues esta tarde los Palucos 1,30 horas subiendo y bajando a la marcheta por toda la Casa de Campo, bueno casi toda.

    Santi, lo de la ducha y el refrigerio, lo mejor.

    Cani, da recuerdos a los Garras y no les hagas sufrir con tanto arreón. :).

  5. ¡14 comentarios! la entrada anterior, estás que te sales,

    ¿has finiquitao la mudanza?

    Buena pinta tiene esa sincrónica, habrá que entrenar algo pa llegar en buena forma…………………………. al post.

    UN ABRAZO,
    Pedro

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: