Santi Palillo

qué bonito

In Correrías on 15 abril, 2012 at 16:42

Una tradición secular según indican en ABC

Tened cuidado, parece ser que un mataelefantes anda suelto por ahí dándoselas de campechano y cojeando porque se ha caído cuando iba a mear y se ha roto la cadera, aparece en toda la prensa, pobrecito animal, podría haberse pegado un tiro en el pie como le ha pasado a otro futuro mataelefantes de la familia.

Lo que me sorprende es que nadie se haya parado a pensar –ni tan siquiera un segundo- en el pobre paquidermo que seguramente habrá dejado viuda e hijos o viudo e hijas, o ambas cosas porque yo de la vida íntima de los elefantes poco o nada entiendo.

Pero mientras los desgraciados elefantes mueren a balazos -por muy monárquicas que sean las balas matan- y nosotros le seguimos pagando a tocateja más IVA sus cacerías africanas –y todo lo que haga falta- tendremos que seguir adelante con nuestras cosas.

La vida en la playa se reduce a disfrutar porque para pasarlo mal uno no viaja a orillas del Mare Nostrum: paseos junto al mar, lecturas sin fin, cocinar variados arroces, degustarlos con buen vino, echarse unas carreritas por el campo, disfrutar del olor a azahar que todo lo impregna… permitidme que pare aquí, uno tiene la obligación de pensar que es un caballero.

Ayer solo pude marcarme unos servicios mínimos debido a que la digestión de una fideua de chipirones y gambas lleva más tiempo del que yo estaba dispuesto a dedicar, así que me limité a deambular por ahí con más pena que los deudos del elefante mencionado ut supra.

Hoy, por el contrario, he salido a mediodía, la digestión de un desayuno no requiere tanta atención, el día está resultando espléndido con la primavera explotando de color en cada rincón; para la ocasión he escogido correr por la vía verde del tren –hace años, cuando todavía no había nacido la prima de riesgo, la nueva economía la convirtió en senda de elefantes- y ha sido como un viaje en AVE, antes de darme cuenta ya había llegado a destino.

El egregio cazador de nuevo camina con la vista puesta en la siguiente cacería -es reincidente, hoy elefantes, ayer osos, mañana quién sabe- por sus propios medios –pero con la pasta de los demás- aunque deba apuntar apoyado en unas muletas, el inocente elefante duerme en su selvático cementerio el sueño de los justos sin temor a nuevos disparos y uno –aceptando su banalidad- no tiene más remedio que reposar la coca de tomate y una paella de alcachofas y sepia para poder seguir adelante.

¿Qué pasaría si sus nietos le pidieran que los llevase al zoo?, estampida, ¡sálvese quién pueda!.

Es curioso que haya noticias que le sumen a uno en la vergüenza ajena mientras –quizás para compensar- otras suman aunque sean días a una racha (120).

Anuncios
  1. Anda que la presi argentina… ahí metiendo el dedo en la llaga 😉

    ¿Para el 22 de cuando?, de abril si, de hecho volví ayer, ya me contarás, quedo en ascuas; sobre lo nuestro tranquilo, lo mismo actualizo un poco el documento preliminar.

  2. y para colmo la presi argentina dice que las cuentas de repsol-ypf se parecía a la trompa del elefante 🙂

    Oye, tú estás de vuelta para el 22 ¿no? Si, definitivamente, es que NO, dilo para retransmitírtelo.

    No me olvido que tenemos pendiente lo nuestro. A ver si en un par de días me deslío 😉

  3. Ya veo que no soy el único, siempre me han gustado los elefantes y nada de nada quienes los matan a sangre fría, por muy azul que la tengan.

    Por lo demás toca volver -por poco tiempo- al domicilio fiscal y al parque del Retiro, la racha -como el espectáculo- debe continuar.

  4. Estoy por hacerle un montaje al del elefante, pero por si acaso me lo ahorro (que estos apuntan y ……)

    Disfruta de esos arroces (qué envidia!!!!)

    UN ABRAZO,
    Pedro

  5. A disfrutar, junto al mar es imposible no hacerlo! tampoco me gustan los mataelefantes, pero mejor lo dejo aquí que me enciendo…

  6. tú sigue disfrutando, que de eso se trata, claro que sí.

    Sobre el tema de los elefantes… uf, y eso porque pasó lo que pasó, pero habrá tantas otras cosas de las que no nos enteramos…

    Seamos claros: A por la tercera ¡ya!

  7. Me alegro Santi, que tengas buen tiempo, porque en la C.de C. esta mañana hacía un frío DQTC. Muy desagradable, sobre todo al comienzo.

    De todas formas, los vespertinos aprovechamos la tarde para salir al sol, como los lagartos. Sobre elefantes e infantes, ya tenemos bastante.

    ¡Es una monada esta mona-rquia! 😉

  8. Buen post, a mi tampoco me gustan nada los mataelefantes. Sigue disfrutando del Mare Nostrum y de esa estupenda racha.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: