Santi Palillo

el rebelde

In Correrías on 22 mayo, 2012 at 17:49

 

Rezado en todocoleccion.net

Alguna estrategia preconcebida debe estar siguiendo para volverme loco, un día de estos lo cojo por la botonera y le hago un interrogatorio en toda regla, o me cuenta la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad o lo destripo allí mismo sin contemplaciones.

De modo que lo cargo directamente de la red para que el señorito no se queje de que siempre lo haga a través de un simple puerto USB, no se la diferencia que pueda existir entre los dos sistemas de recarga, debe ser algo así como la que hay entre alimentos frescos y congelados, digo, yo que se.

Lo pongo en el alféizar de la ventana con el riesgo de que venga una paloma y se lo lleve pensando que es comestible y en un par de días me lo devuelva en forma de cagarruta sobre el coche, lo dejo un rato tomando el sol para que vaya adquiriendo satélites y cuando vuelvo al cabo de unos minutos resulta que está apagado, “¿qué pasa, que hoy tampoco estás por la labor?”.

Visto lo cual y para no tirarlo violentamente por la ventana lo guardo de nuevo en su cajón no sin antes advertirle “luego cuando vuelva de correr vamos tener una conversación tú y yo” y me largo al parque sin más pues aunque tengo varios cronómetros de cuando me orientaba como los indios resulta que uno tiene la pila de botón agotada, otro la correa rota y el tercero debe haberse quedado en la playa -que es dónde me gustaría estar a mí- porque no lo encuentro por ninguna parte.

El reloj de la primera comunión no es opción, sobre todo porque no me regalaron un reloj, fue una primera comunión de las de antes con merienda pero sin regalos, porque el misalito Regina… y eso que el mío era de nácar, el reloj que me pongo los domingos tampoco porque hoy es martes, así que enfilo la puta cuesta medio mosqueado con la tecnología y mirándome las desnudas muñecas cada dos por tres, debe ser un tic porque se perfectamente que no llevo el GPS y que los pelos de la muñeca no me van a decir nada interesante.

En cualquier caso, al menos mientras corra por sitios conocidos, ha llegado un momento en que se el ritmo que llevo y la distancia recorrida sin necesidad de ayudas mecánicas; lo malo es que luego no puedo pasar el rato analizando las sesiones en el ordenador, si cuando yo digo que me estoy volviendo un tanto friki…

A todo esto, con relojes o sin ellos, sigo añadiendo muescas a la racha, ayer la 156ª, hoy la 157ª, meteré los datos a cholón en los programas que utilizo y santaspascuas; de todas formas mañana mismo llamaré al representante español del invento a ver que solución me proponen porque lo compré hace más o menos un año y me niego a admitir lo de la obsolescencia programada, de todas formas esto del streak running conlleva desgaste acelerado del material, no todo iba a ser bueno.

Anuncios
  1. Eso espero Crónicas, todavía no he podido llamarles (de todo), espero poder hacerlo hoy o mañana, gracias.

  2. Si el susodicho empieza por G y acaba en N, y no se trata de un improperio, no tendrás ningún problema, a mí se me cascó y me lo cambiaron por uno nuevo de trinca.

  3. ¿Conspirando a mis espaldas? 🙂 parece que hoy el GPS está de buenas, voy a ver si lo saco un poco de paseo.

    Si me lo cambian por otro a buen precio (ya puede ser bueno) vale, pero si no paso de comprarme uno nuevo hasta que desaparezca la obsolescencia programada, como mi streak running, ja, ja.

  4. genio y figura 😀

  5. Edu, éste es más friki que todos nosotros juntos, quién te crees que me convenció para que me comprara el que tengo????

  6. Pedro, yo estoy con Santi… pa darle vueltas al Retiro por los mismos lugares de siempre —y al mismo ritmo de siempre— para qué tanta tecnología 😀

  7. Y unos güevos!!!!!, un calentón na más; a ver si seguimos con nuestras tres salidas en compañía para poder pasarte los tracks y volver al redil metabólico.

    Espero no calentarme mucho mañana, menos mal que nos queda el pisto del domingo.

  8. Paco estoy pensando seriamente pasar de tecnología relojera a partir de ahora, “to lo más” el Casio Phys (el de la correa rota) de cuando empecé y se acabó, demasiada dependencia para ser del montón.

    Ya he leído que Canillas se ha dejado llevar, en fin un desahogo, debe estar frito de ir conmigo a paso tortuga 🙂

    Sin duda nuevas torturas le va mejor Celina, un sin vivir ¿funcionará hoy o no, le habré dado al Lap o al Start/Stop, estará el satélite de buenas…?, una tortura como dices; enhorabuena por ese merecido podio en la media de la base de Torrejón.

  9. Nuevas tecnologías lo llaman, en lugar de nuevas torturas para los indefensos runners

  10. Santi, admítelo, yo tengo que cambiar la nevera nueva porque me hace hielo; sin embargo tengo una Zanusi de los años 60 o 70 que se hizo cuando los ingenieros no sabían de obsolescencias y ahí está, como la Puerta de Alcalá. 🙂

    Hoy Canillas ha sacado los colmillos y el cuchillo en plena subida a Garabitas cuando íbamos con los Jaimes y Cia. ¡Chapeau!

  11. De momento el resto del “material” se conserva en buen estado de uso 🙂 pero vamos que el GPS ha durado lo que un suspiro y las zapas ni te cuento, y el gasto en lavadoras, duchas, cervezas… un derroche en los tiempos que corren.

  12. «desgaste acelerado del material»… mientras sean las zapas y las hojas de cálculo… cuídate 🙂

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: