Santi Palillo

la memoria

In Correrías on 22 junio, 2012 at 22:24

¡Coño los donuts!, autofoto by Palillo

Hay quien la tiene frágil, corta, larga, de elefante, selectiva, fotográfica, sensorial, en fin hay variedad como en botica, cada cual según lo que le haya tocado de fábrica y lo que el paso del tiempo haya hecho con ella, en cualquier caso es probable que al final acabe hecha puré.

Esta tarde mientras corría he querido acordarme de un par de cosas y eso es tentar mucho la suerte porque cuando corro tengo tendencia a olvidarme de todo; ¿cómo se llaman esos dos pueblos valencianos que gracias al listillo de turno comparten una estación de AVE en mitad de la nada?, no me venían sus nombres así que tocaba tirar de alfabeto, por la A, por la B… hasta que de repente –me ha costado unos 3 kilómetros que salieran a la luz- ¡zas!, Requena y Utiel, yo sabía que la comarca es vitivinícola pero me ha costado tener que llegar hasta la U, cuando se me acababa el primer recuento.

Pasada la primera prueba intento recordar como se llamaba un antiguo presidente de la Telefónica -¿quién no se hace a veces preguntas absurdas?- debería saberlo pero no me acuerdo, sabía que el nombre era Juan y que el apellido me sonaba (es el de un pueblo valenciano donde he estado varias veces), otra vez a repasar el alfabeto, por la C, por la D… nada de nada, incluso he terminado de correr sin recordarlo, lo mismo porque su gestión fuera olvidable, nada más llegar a casa revisé unos papeles y allí estaba estampada su firma: Villalonga.

Ayer –además de acudir a la Tapia de los jueves- estuve de comida con unos antiguos compañeros de internado y era increíble el nivel de detalles que podíamos recordar en cuanto empezábamos a tirar un poco del hilo, de memoria individual no estaremos demasiado finos pero trabajando en equipo rebrotaban los recuerdos por doquier.

La Tapia tiene sus propios recuerdos, el foro, facebook, hay libros, fotos y videos para dar y tomar y además tenemos la base de datos de tapieros para consultar por lo que no es necesario memorizar demasiado, con tirar de archivo multimedia es suficiente; esta vez no estuvo el doctor Garabitas por lo que siendo su ayudante de cámara tomé prestada por un día la función reporteril para captar la tarde lo mejor que pude aumentando el patrimonio visual tapiero.

Incluso me cuesta recordar los días que llevo enrachado, en este momento –tras consultarlo en mis archivos informáticos- son 188, cada vez quedan menos para celebrar los 200 que ocurrirá –toco madera- el próximo 4 de julio, lo digo porque me consta que algunos amigos quieren acompañarme ese día aún siendo miércoles, a pesar de las lagunas de memoria todavía no he olvidado la merienda de los 100.

Anuncios
  1. Paco tú estás en forma permanente pero lo primero es silenciar esos ruidos, no sabía que andabas tocado; en cualquier caso a la merienda… ¿no? 🙂

  2. Dos cosas Santi: La primera, la coincidencia de haber vivido de pequeño en Requena y Utiel y la segunda, espero estar bien para los 200. No quiero dejar a medias ni minimizar las molestias hasta que note el gran silencio osteotendinoso esta vez.

    Si no estoy en forma me da igual; pero esa sensación de “silencio” es tan agradable. 😉

  3. Tú tienes llave así que puedes venir cuando quieras, ¡que bien esta mañana por esos parques!.

  4. ¡Qué cabeza!

    se me olvidaba entrar en mi segunda casa

    Que te crees, que nadie iba a ponerte algo, por si acaso cumples la amenaza,

    Un saludete,
    Paquete.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: