Santi Palillo

la felicidad

In Correrías on 1 septiembre, 2012 at 10:40

encajado en reflexionesdemanuel.blogspot.com

Casi estoy por empezar diciendo lo mismo que fray Luis de León el día que volvió a su cátedra, aquello del “decíamos ayer…” pero no soy fraile ni catedrático, de modo que solo me queda seguir adelante como si nada.

Desde la última historia no han pasado muchas cosas de interés pero han pasado algunas cosas, por ejemplo que llevo más de una semana fastidiado del riñón, se ve que no lo tengo suficientemente forrado, me han dado dos cólicos miserere pero una vez superados afortunadamente estoy en vías de recuperación, al menos eso dice el urólogo, otra cosa son los tiempos de atención del seguro social, esto va para largo.

Por ejemplo ha subido el IVA, anoche ya recibí –cosas de la era digital- mi primera factura con el 21%, me lo tendré que tomar con filosofía pero la primera en la frente ¡qué manera de jurar en arameo!, han sido cuatro perras pero tan molestas como si hubiera sido una jauría. Lo mismo las carreras aplican la subida a sus recorridos, a los precios no me cabe ninguna duda.

A pesar de todo he podido seguir corriendo a diario, uno va encajando lo mejor posible las sesiones en la agenda, unos días más, otros menos pero manteniendo la ilusión de poder completar un año seguido; es cierto que ha habido días que me ha costado mucho ponerme en marcha, sobre todo durante la extinta tercera ola de calor, pero una vez que te pones todo lo malo se pasa.

Otro ejemplo ha sido el retraso en la llegada de los nietos, tendrían que estar con nosotros desde el miércoles pero no llegarán hasta el viernes, una desilusión temporal que intentaremos compensar marchándonos a la playa en cuanto lleguen, espero que no nos pille la gota fría de septiembre, ir a la playa con chubasquero y salvavidas no parece el mejor de los planes.

Por lo demás los parques están más secos que la mojama, no me extraña con las temperaturas que hemos sufrido este mes capitalino; ayer estuve corriendo por la Dehesa de la Villa, no recordaba tantas cuestas, cuando empecé a correr solíamos ir muchos días por allí precisamente a hacer sesiones de fuerza, hoy tengo agujetas, leves pero agujetas.

De momento este año no he fallado ningún día, tengo el calendario lleno de tachones; a ver que tal se me da septiembre, entre viajes, nietos, playa y demás ocupaciones de abuelo voy a tener que estar atento para no flaquear y hacer encaje de bolillos.

Espero no tardar tanto en volver por aquí, a todos os deseo una feliz vuelta a la rutina que no una rutinaria vuelta a la felicidad, entendiendo que la felicidad es un bien escaso pero a nuestro alcance y que a veces la rutina es una cosa muy mala.

Anuncios
  1. Edu algunos días me tiene que empujar Pepi para que salga, o sea yo, no la piedra.

    Quique bienvenido de vuelta, seguro que aprobamos el curso, al principio hay que ser optimistas, me voy a pasar por el blog a ver que cuentas de la experiencia con don Luí.

  2. Ya estamos todos otra vez por aquí! Empieza el nuevo curso. A ver si éste lo aprobamos también, aunque sea por los pelos… Lo importante es avanzar! Y que lo podamos ir contando!

  3. “A pesar de todo he podido seguir corriendo a diario…”

    ¡Qué grande eres! 🙂

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: