Santi Palillo

conmemoraciones y celebraciones

In Correrías on 15 octubre, 2012 at 21:12

No recuerdo dónde he pillado esta foto

No hay manera, yo estaba dispuesto a celebrar por todo lo alto –no tan alto como el de la foto pero casi- mis 300 días seguidos de racha corredora ininterrumpida pero la actualidad se ha empeñado en dejarme al margen y casi casi sin homenaje.

El viernes –día de autos- al menos recibí un SMS de Pepi que literalmente decía “felicidades por tus 300, ya he visto aviones festejándolo y un montón de gente esperándote en la plaza de Neptuno; un abrazo de tu fan nº 1” pero me temo que haya confundido los marciales fastos del día de la hispanidad con lo mío.

Aunque en el fondo lo mío no fue tan modesto, en la Casa de Campo me felicitaron más que por mi cumpleaños que es algo que a fuerza de repetirlo todos los años ya no despierta interés, entre Garabitas y Paquetes me dieron tantas palmadas que me sentí el rey del mambo por decir algo. Y lo mismo por facebook.

Tras el homenaje salimos corriendo para acabar cuanto antes los 11 kilómetros de camino y poder desayunar vorazmente en el Cagigal; Canillas había preparado su famoso y sin par pisto al que esta vez le había echado cayena y tenía su punto picante; por mi parte llevé unas rosquillas fritas que preparamos Pepi y yo la tarde anterior, nadie resultó intoxicado y las de naranja incluso gustaron, a ver si en próxima ocasión consigo que tengan agujeros en el centro.

Por seguir con el discurso inicial la rabiosa actualidad se ha empeñado en dejar lo mío a la altura del betún, que se le va a hacer, no puedo competir con el 50º aniversario de la crisis de los misiles, los 50 años de James Bond y los 40 de la tragedia de los Andes, lo único que me faltaba era que el tal Felix Baumgartner saltase desde 39 kilómetros de altura de miras, que ya puestos podría haber dejado el récord en 42.195 metros y así todos los maratonianos contentos.

Total que con tanta competencia mediática no he tenido mas remedio que dejar pasar de largo las cosas y seguir a lo mío con mi típica cabezonería, 301, 302 y esta mañana 303; ya va haciendo frío por las mañanas, vamos a tener que sacar la ropa de abrigo aunque a media salida haya que quitárselo casi todo cuando el calor aprieta.

Lo mismo algún espabilado aprovecha la experiencia estratosférica de Red Bull para inventar ropa técnica en condiciones, con sus reguladores de temperatura, presión, oxigeno, etc. y acabamos todos pegando saltos por esos caminos.

Anuncios
  1. ¿y si me apunto a un curso para superar el mal de altura?, je, je.

  2. No Quique por favor nuevas ideas para retos ni se te ocurra nombrarlas que el lebrel como bien dices se le meten en la cabeza y…… lo hace. Cuando veíamos en la tele el salto tan espectacular, yo le miraba por el rabillo del ojo y me decía por dentro menos mal que tiene vértigo que si no….
    Muy bueno el post de hoy me he reído mucho.

  3. Sí, sí… mu chulito el tal Baumgartner, ése… Pero ¿a que no es capaz de tirarse 300 veces seguidas?
    ¡Santi Palillo a Teledeporte ya!
    ¡Enhorabuena, lebrel!

  4. Vente esta tarde a las 17:00, los últimos rayos de sol te la tarde te calentarán los palos que tienes como patas (date un meneíto, que no te vendrá mal) y le damos a la húmeda, que el domingo no estabas muy católico.

    Enhorabuena, otra vez, por esos 300

    Un saludete,
    Paquete

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: