Santi Palillo

El ocho

In Correrías on 23 mayo, 2014 at 21:35

ocho

Foto tomada prestada de alguna parte de la red

Creo que lo tengo todo preparado, parece que en vez de irme a recorrer una pequeña aunque bastante empinada zona de la sierra de Guadarrama fuese a una expedición al Polo Norte, o al Sur para que nadie se enfade.

Mañana haremos lo que han dado en llamar un ocho, otras veces lo llaman el bucle central, en fin por nombres no será: Cotos – Citores – Peñalara – Cotos – Tubos – Cabezas – Bola – Cotos, con un margen de aproximación del 90% ya que no domino la geografía serrana. En total 24 kms casi siempre por encima de los 2000 metros “to parriba – to pabajo – to parriba – to pabajo” como lo ha calificado acertadamente otro de los participantes.

Para la ocasión he recuperado mi antigua bolsa de ir a las carreras, aunque haya dejado de ir a carreras la bolsa la he guardado porque nunca se sabe, y empezado a meter en ella todo lo que me han aconsejado, por si acaso un paquete ha recordado al resto “ojito con Palillo que es más de playa que de montaña”.

Al leerle he recapacitado el contenido y sacado de la bolsa el gorro de baño, nunca se sabe si en alguna laguna…, las aletas, el tubo y otros artículos más propios del mar que de la montaña que tenía guardados en ella, me ha venido bien para hacer sitio al resto de cosas.

«Llévate ropa y zapatillas de repuesto para cuando terminemos» me dijo Canillas; para correr he metido una camiseta interior de las buenas, me la compré hace 10 años en el New York Runner Club y aparte de ser una manta zamorana se conserva como nueva, como capa intermedia una camiseta de manga corta y la albarda de los Paquetes que es otra manta zamorana por si acaso, un cortavientos, un chubasquero, unas mallas piratas que me ha dejado Canillas este paquete está en todas, las medias Hoko de compresión, calzoncillo de abrigo, dos pares de calcetines, guantes, buff, gorro de lana, varias barritas energéticas, gafas de sol, gorra, el portabidón de agua, zumos de acción rápida… en fin, pues seguro que olvido algo.

La mochila que llevo es de andar por casa, aunque la estrené en Poblete en el Trail Batalla de Alarcos con gran resultado, la relación calidad precio es alta pero más que una mochila parece una bolsa del súper con cuerdas correderas para que no se caiga ni se mueva.

Ya puestos llevaré unos modernos y telescópicos bastones que me regaló la madre de mis tres nietos varones, seguro que alguno de los paquetes presentes podrá indicarme como se montan y, sobre todo, decirme para qué sirven, yo me los llevo y si no son útiles los dejaré en el coche.

En casa y fuera de ella me han dicho varias veces que me calme que me notan un poco ansioso, pero tampoco creo que se me note tanto ¿no?

Anuncios
  1. Animo, paquetillo, has hecho un Cero, no un Zero, pero has terminado con ganas de repetir, me alegro.
    Voy a leer la siguiente entrada

    un saludete,
    paquete

  2. Apuntado queda, luego modificaré la entrada para que quede como debe ser, aunque algunas fuentes lo acentúan me fío de tu criterio.

  3. Sólo apuntar que Citores no es la Peña esdrújula que casi todos creen.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: