Santi Palillo

Barranco de la zorra

In Correrías on 5 noviembre, 2014 at 11:37

paquete

Estando en la Casa de Campo y cerca de la zona caliente el nombre podría venirle al pelo y no precisamente por la vulpes vulpes pero no, supongo que en su día el pequeño mamífero carnívoro fue tan abundante por allí como lo son ahora otras mamíferas y otro mamífero, el más mortífero, le dedicó un barranco en homenaje a su pasado esplendor.

La mañana del domingo salió fresca, junto al lago —cuidado porque están de obras, al final no podremos aparcar en ninguna parte— nos presentamos un montón de Paquetes como si todavía no hubiera llegado el otoño que, dicho sea de paso, ha tardado en llegar.

La idea de Darth era recorrer el barranco del título porque lo acaban de desbrozar y limpiar y sus dos kilómetros y medio están perfectos para correr, para allá que nos fuimos y enseguida el frío dejó de ser el tema principal de conversación, hasta llegar al barranco lo pasé regular pero los paquetes me ayudaron a superar mis tribulaciones.

La bajada por el barranco fue de los recorridos más bonitos que recuerdo de la Casa de Campo, parece mentira que todavía me siga sorprendiendo; al principio discurre por un cortafuegos —hay que tener mucho cuidado con los tobillos— que rápidamente se convierte en un camino de tierra pisada que discurre serpenteante entre la hierba otoñal dos o tres metros por debajo del nivel habitual, es como correr en fila india por un túnel verde pero al aire libre.

En vez de leerlo lo mejor es que, si tienes ocasión, lo hagas antes de que las lluvias lo dejen de nuevo impracticable; la sesión ha resultado ser el punto de inflexión que necesitaba para dejar de quejarme, correr en grupo por un sitio tan bonito recarga las pilas a cualquiera que lo necesite.

Ayer nueva salida por el pentágono, dónde tampoco hay zorras, por lo menos a primera vista; debido al frío que traen las borrascas del Atlántico he empezado el horario de invierno así que siempre que puedo salgo a partir de las once para hacerlo más llevadero.

No llegué a la hora de carrera, no por nada sino porque no me apeteció más así que hoy repetiré para compensar; mañana si me animo quisiera volver a la cita con los Garrapatas que hace milenios que no asisto, correr en grupo te da el plus que la soledad te quita.

Anuncios
  1. Canillas, estaba dispuesto a irme contigo a caminar pero como dijiste que ni hablar… luego me salió todo mejor de lo esperado. Arréglate pronto que esto sin tí no es lo mismo.

    Michel ¿qué tal?, al final me he quedado en casa, he salido esta mañana porque tenía cosas que hacer por la tarde (además de echarme una cabezadita en el sofá) y no era seguro que pudiera ir.

  2. Hola Santi, a ver si es verdad que te vemos mañana con los Garrapatas. Hace tiempo que no entraba en el blog y no sabía nada de ti. El informante habitual, Cani, esta fallando tambien bastante esta temporada.

  3. Cómo me alegro que me hicieras caso y te dieras ese homenaje zorril, jeje.

    Pues no hace mucho, se nos cruzó un zorro camino las trincheras llegando al Cerro Garabitas (nosotros subíamos y el bajaba) que nos dejó con la boca abierta al grupo paquete-garrapatil de lo cerca que nos pasó.

    A ver si para el invierno os puedo acompañar alguna que otra salida

    un saludete,
    paquete.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: