Santi Palillo

Happy new year!

In Correrías on 3 enero, 2015 at 01:27

DSCI0043

Foto by Pepi, abuelo caleidoscópico

Van pasando los días del nuevo año y de momento no se ha producido la prosperidad personal tan deseada por la montaña de mensajes de todo tipo recibidos en estos interminables días, diréis que soy un cagaprisas, que al año le quedan muchos días, que tranquilo, solo es una costumbre social… pero ¿qué puedo hacer si siempre me he mostrado impaciente con los deseos?

Estos días he vuelto a correr por las innumerables colinas que rodean el domicilio fiscal de mis nietos varones, desde el primer metro —o yarda en este caso— la geografía de Terminus se muestra implacable con mi anatomía, algo deteriorada de forma temporal por los viajes, el jet lag y las comilonas, a pesar de lo cual la seguiré desafiando en la medida de lo posible.

El primer día me pasé tres pueblos, bueno concretamente me pasé un pueblo pero como si fueran tres porque estaba a tomar vientos; en la ida iba confiado por ser terreno conocido, pero no calculé bien el cansancio acumulado y la vuelta fue un suplicio que superé más por inercia que por otra cosa, me dije “Santi pon un ritmo AM y hasta que te den las uvas”, claro que un poco más y me pillan las campanadas en mitad de la nada sobre la I-285, no debería tomarme todo tan al pie de la letra.

En lo familiar, en estas fiestas está primando la tecnología, con cada uno de los hijos en un continente distinto no queda otro remedio que tirar de ciertas aplicaciones que son una maravilla cuando no queda otro remedio.

Hoy no he salido a correr porque está lloviendo a cántaros, quién me ha visto y quién me ve, pero la realidad es que hemos almorzado en una Waffle House y se ve que la comida —un Texas Bacon Angus Patty Melt with Hasbrowns y lo menos un galón de la conocida bebida local, la Coca-Cola— me ha sentado fatal, debería dejar los experimentos para otro momento y cuando no controlo los ingredientes decidirme por los socorridos chickens nuggets; no me suele pasar pero dentro de mi estómago se ha desatado un tornado, ahora mismo las hashbrown, que por otro lado se dejaban comer, acaban de provocarme otro sonoro retortijón y en casa no tenemos sal de frutas, me espera una noche toledana.

Mientras vuelvo en mí, repaso las diferentes sansilvestres, quedadas y demás saraos festivos organizados por unos y otros y que de haber estado allí hubiera procurado no perderme, la San Silvestre sí porque ya no la hago.

Bueno, a ver si en otro momento me encuentro más expresivo que hoy, see you!

Anuncios
  1. ¿Cani por qué no te habré hecho caso?, una diarrehal —como se dice localmente— que no podía alejarme más de 10 yardas del restroom, menos mal que me han suministrado unas pastillas que la han cortado de raíz, hoy estoy como nuevo, bueno es un decir pero al menos no me cago encima, ja, ja.

    Abrazos para todos los canillas.

  2. Feliz Navidad, Año, Reyes, Cumple, Santo y lo que te apetezca, jejeje

    Quién te manda comer cosas raras, haberte pedido una jamburguesa de kilo y medio (ración mínima paquetil) con bacon y queso y un jarrón de zumo de cebada. Te yankizas y es lo que tiene.

    un FUERTE ABRAZOTE para toda la familia (incluidos nipones e italianos)

    un saludete, paquete

    P.D.: y a Lola, por supuesto.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: