Santi Palillo

TBA 2015 – parte 3 – La intendencia

In Habladurías on 15 abril, 2015 at 09:00

IMG-20150410-WA0016

Fotos by Palillo salvo que se demuestre lo contrario

El TBA da para escribir una trilogía así que me animo a completarla; aunque en esencia me vaya por los cerros de Úbeda, correr no es solo correr sino todo lo demás que lo rodea y que la mayoría de las veces no contamos.

El alojamiento fue en un hotel de primera, ni más ni menos que en la casa solariega que los Trotones pusieron a disposición de los Paquetes (muchas gracias Segadores por vuestra hospitalidad); presentando nuestros respetos a la abuela —97 lúcidos años— nos preguntó por qué corríamos y no acertamos a responderla; aunque cada cual tenga meditada su propia idea la respuesta no resulta fácil, ¿quién sabe por qué corremos?

A continuación nos fuimos de tapas, debo decir que en la capital de la comarca eso son palabras mayores: un vino o cerveza con su tapa a 1,50 euros, pero es que la tapa sirve como cena, cuando llevas 5 o 6 tapas no solo andas haciendo eses sino que estás a punto de reventar.

IMG-20150410-WA0017

En su famosa plaza Mayor tomamos montados de lomo al ajillo y de anchoas del Guadiana con tomate, de allí nos fuimos a probar la tapa de hamburguesas y unos bocatas de calamares de Ruidera que no se lo saltaba un caballo, vuelta a la plaza a por más lomo al ajillo y a dormir la mona.

20150410_220218

Tomamos la casa al asalto y nos distribuimos aleatoriamente por sus habitaciones, a Canillas y a mí nos toca compartir cama, dejamos todo preparado y al saco, parece ser que estuvimos vigilantes, él no se durmió hasta pasadas las dos (mis ronquidos le mantuvieron alerta) y yo estuve despierto desde las cuatro, como las imaginarias de la mili.

20150410_211559

Tras la demostración práctica de doblado de sacos por parte de Berni, recogemos y nos vamos directos al bar a por café y churros, unos churros enormes que en Madrid llamaríamos porras, no quiero saber el tamaño que deben tener las porras, solo pude comer dos pero fueron más que suficientes.

IMG-20150411-WA0039

Y de allí directos al TBA dónde la intendencia estuvo a la altura del acontecimiento, avituallamiento de lujo en el 13/39 y otro intermedio en el 27 que para algunos de nosotros era estación Terminus.

Una vez terminado el paseo matinal por los caminos volcánicos de la comarca de Calatrava nos esperaba el remate gastronómico. Chorizo de León por cortesía de Chusa, empanada gigante cortesía de Canillas, tortilla de patatas cortesía de Ángela.

20150411_140446

Para completar la jugada la organización tenía preparada una sartén gigante de deliciosas migas manchegas que podría haber comido la acorazada Brunete si hubiera hecho falta, pero por alguna razón no le hice una foto.

Y ahora ya sí que sí, hasta el TBA 2016.

Anuncios
  1. Ya lo arreglo yo… el teclado del móvil es demasiado pequeño 😉

    Ya no sé que venía a decir, si eso escribo algo un poco más tarde.

    Este blog se atranca, tiene menos visitas que las cuevas de Altamira.

  2. Pepi, escribe bien el nombre, seguro que lo hiciste después de venir del dentista, te durmió los dedos?????, jeje, espero que te lo pasaras bien por tierras leonesas, y comieras mejor, seguro.

    Nosotros nos pusimos puos (como dice Sandp); los paquetes que se pesaron antes y después del TBA han vuelto con 1,5 kg de media de más, y eso que corrieron la de 52 kms.

    Lo normal, los ultratrail engordan, como el buceo.

    un saludete,
    paquete

  3. Cenamos con los tapas. Me gustó mucho el recorrido nocturno por las callejas hasta el hostal Trotón.

  4. Vaya tapas!!! Noto q no te lo pasaste mal, quitando la cuesta de las antenas.
    Tienes todo un año para preparartelo y además aprender a doblar el saco.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: