Santi Palillo

Obras son amores

In Correrías on 3 mayo, 2015 at 21:43

20150502_121851

By Palillo, es la Casa de Campo

Otra semana de transición pero sin saber muy bien lo que digo, al no tener claro un objetivo a la vista todas las semanas son de transición entre lo último importante, como fue el TBA, y lo siguiente que venga; de no cambiar de opinión —que me lo estoy pensando— probablemente será la 2ª edición del MAPI o maratón alpino de los paquetes que se celebra un día antes del maratón alpino madrileño.

Pero claro, para ir al MAPI tendría que entrenar de verdad, nada de salir a darme un garbeo ritmo de abuelo por la Casa de Campo o el pentágono, y no las tengo todas conmigo de que me apetezca machacarme subiendo los fines de semana a la sierra que es la única forma seria de preparar el MAPI.

El tiempo lo dirá. Mientras tanto sigo dándome garbeos por la Casa de Campo o el pentágono a ritmo de abuelo, bueno realmente no es así porque últimamente me meto alguna palicilla que otra, como por ejemplo esta mañana en el parque.

20150503_092937

No es la puta cuesta pero… esta sube desde el lateral de Alfonso XII al Parterre

Había una cita con los Paquetes pero no me ha apetecido madrugar, me he dicho “a cambio de no madrugar espabila un poco corriendo que te vas a apoltronar”, así que la primera media hora ha sido de calentamiento mientras subo la puta cuesta y reconozco un poco el terreno, pero la segunda media hora he corrido como si me persiguiera Montoro en sueños que no creo que corra más que yo pero más vale prevenir solo sea por aquello de la longitud del brazo de la ley.

Esa media hora he ido a todo trapo y para mi sorpresa aguantaba perfectamente el esfuerzo si excluimos echar el bofe, la asfixia progresiva y cosas del estilo, pequeñeces que hay que soportar si uno quiere ser un corredor de provecho.

20150503_093151

No pasar, obras

Siguen las obras en el mismo sitio y creo que en el mismo estado de siempre, el rato de calentamiento he aprovechado para sacar unas fotos del entorno para que veáis lo que digo aunque también he visto a unos cuantos que se saltan a la torera las prohibiciones, hay gente más dura de mollera que yo que ya es decir, ¡hombre, si ponen las vallas será para que no pasemos!

20150503_092913

No pasar, obras… pero mira que castaños de Indias tan frondosos

El sábado estuve de paseo por la Casa de Campo, puede que no compute como entrenamiento pero me lo pasé muy bien porque acompañé a Pepi que tenía ganas de aire fresco y pude sacar algunas fotos, amén de despedir la mañana en el Senén para que probase los torreznos y ya de paso tomar unas patatas alioli que (casi) nos quitaron las ganas de comer, afortunadamente no pasó la cosa a mayores y luego comimos.

20150503_093155

Lateral sur del Parterre, no pasar por obras

A ver la semana que empieza como me lo monto, tengo idea de salir tres o cuatro días a ver que pasa, lo que hace nada me hubiera parecido una tontería supina ahora exige lo mejor de mi mismo.

Anuncios
  1. Me he despistado unos días y la casa sin barrer 😉

    Manuel cada vez que pentagoneo miro a ver si las obras han avanzado pero no hay manera, no avanzan.

    Canillas al MAPI iré también de apoyo logístico, tú no vas, tampoco Loco, ni Silvestre, no he entrenado lo suficiente… haré fotos o algo.

    Eso me ha dicho Pepi, Commedia, que me ha dado por las farolas, venga pues te dedico la de la entrada de hoy (o sea la de dentro de un rato)

  2. ¡Cuántas farolas, Santi! Se repiten de continuo en las últimas entradas. ¿Estás haciendo un proyecto fotográfico? 😉

    ¡MAPI! ¡MAPI! ¡MAPI! 🙂

  3. Esta tarde te quiero ver dándole al talón puntera detrás de mí, que últimamente te estás escaqueando en demasía.

    Yo creo que el MAPI me lo voy a tomar de aguador, que la plantalpinrel va a venir muy estressada del UTPE y habrá que darla descanso.

    Un saludete,
    Paquete

  4. El MAPI son palabras mayores, maestro! Y cuánta verdad en eso de lo difícil que resulta sacar tiempo para entrenar pruebas de montaña,… Lo de saltarse la prohibición de las vallas va en nuestro ADN. Luego pasa lo que pasa y encima se quejarán de que nadie les advirtió de ponerse el casco. Somos inconscientes por naturaleza. Creo que el entrenamiento gastronómico convalida tirada larga y media maratón. ¡Qué mala es la envidia, sr. Palillo! Un abrazo!

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: