Santi Palillo

La altura

In Habladurías on 20 junio, 2015 at 14:23

sobrepeso

Podría referirme a la altura de miras o a la altura moral pero ya no se llevan, son de otra época; en este caso hablaré de la altura sobre el nivel del mar y su influencia en el peso corporal, algo que los corredores tenemos que mantener bajo control por el futuro de nuestras articulaciones.

Según una noticia que he oído esta mañana en Kiss FM, la Universidad de Navarra ha publicado un estudio que relaciona el lugar dónde se vive con el sobrepeso, entre la entrada sobre los ráneres ladrones y la de hoy pensaréis que me paso el día viendo la tele y oyendo la radio en vez de corriendo pero no es así, ha sido una simple casualidad.

Según los investigadores, vivir a una altura superior a los 456 metros disminuye un 13% la posibilidad de desarrollar sobrepeso frente a los que viven por debajo de los 124 metros; parece ser, siempre según el estudio, que el efecto adelgazante se debe a la hipoxia, ausencia de oxígeno, ya que a menor cantidad de oxígeno menos hambre, bla, bla, bla.

Tanta precisión altimétrica me descoloca un tanto, sobre todo teniendo en cuenta que han realizado el estudio sin moverse de Pamplona, a base de analizar códigos postales y cuatro datos más, sin comentar nada sobre la rica y variada oferta gastronómica de cualquier zona costera.

El mismo locutor lo ponía en duda ya que él vive a 650 metros y no se le quita el hambre ni a la de tres, es llegar a su casa y en vez de tirarse a la bartola se tira a ver que hay en la nevera, también ha dicho que cuando sube a la sierra le entra más hambre todavía, así que lo de la hipoxia queda parcialmente en entredicho.

Como prueba casi definitiva expondría el comportamiento canino de los Paquetes en el pasado MAPI, toda la mañana triscando por encima de los 2.000 metros, llegando algunos a los 2.428 de Pañalara, y era llegar a los avituallamientos y comer a cuatro manos como si no hubiera un mañana. Bien pensado puede que los Paquetes no seamos un buen ejemplo, de habernos utilizado estadísticamente en el estudio seguramente las conclusiones serían diferentes.

A pesar de todo, miedo me da que el estudio tenga razón porque, de ser cierto lo que afirma, este verano en vez de adelgazar como era mi idea original lo mismo vuelvo de Hemeroscopeion hecho una foca porque allí rondamos los 6 metros sobre el nivel del mar y la tradicional gazuza que suelo tener viviendo a 650 metros de altitud seguramente se volverá insaciable a orillas del Mediterráneo.

Y es que junto al mar, entre baño y baño todo son tentaciones culinarias: arroces, pizzas, helados, cervezas, tintos de verano, pescaditos, gazpachos, escombros… ¡qué mal lo veo!, algo me dice que lo del 13% podría quedarse corto.

De correr hoy me he dado mus, al menos de momento aunque no creo que salga ya porque empieza a apretar el calor, mejor lo dejo para la semana que viene para contrarrestar el hambre que tendré, la culpa será de la altitud, siempre es un alivio que la tenga otro.

Anuncios
  1. Si ya lo dice Darth: “el buceo engorda”

    será porque está por debajo del nivel del mar????

    un saludete,

    paquete

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: