Santi Palillo

De Madrid al cielo

In Correrías on 8 noviembre, 2015 at 14:15

P1310789

By Palillo, tomada en Elche

Seguro que días como hoy se han inventado para cuando uno está bajo de moral; bajo un cielo azul de aquellos que dieron fama a Madrid, no se aprecia ningún rastro del otoño salvo por el color de los árboles y lo blando del terreno, así nos ha recibido esta mañana la Casa de Campo: en todo su esplendor.

Al principio el frío de siempre por estas fechas —más por la pereza de empezar a correr que por la temperatura— que se pasa a las primeras de cambio en cuanto alguien empieza a tirar y el grupo se deja llevar entre tímidas protestas.

Al paso por el Cristo alguien comenta “¡qué bonita está!” y el resto asentimos en silencio, en mi caso el silencio se debe a que necesito todo el aire que pueda respirar para no quedarme atrás, no soy el único que lo necesita pero la norma es aguantarlo para tus adentros para no minar la moral.

Van cayendo los kilómetros y empiezo a sentirme mejor, la asfixia inicial se bate en retirada a medida que el cuerpo va entrando en acción ganándole la batalla, no cabe duda que la belleza del entorno y la pureza del aire (quiero creer) contribuye a mejorar las sensaciones.

Por el camino he podido saludar a Isidoro, antiguo “capo di tutti le capi” laboral, gran corredor y mejor persona como suele decirse; como una centella ha pasado Arturo en dirección contraria y tras su grupo Quique, siempre con la sonrisa por bandera, la mayoría estarán el domingo que viene pegándose con la maratón valenciana, ¡mucha suerte!

De nuestro grupo de Paquetes también irán unos cuantos y esta semana hay que ser especialmente cuidadosos, quizá por eso hoy hayamos hecho todos casi lo mismo, sin prisa pero sin pausa.

Noviembre es época de maratones y carreras míticas, a estas horas AFA habrá sumado otra veloz muesca a sus zapatillas en Oporto, algunos Garrapatas estarán sudando la gota gorda en la Behovia y los menos se han decantado por San Sebastián a final de mes; desde que dejé de participar en carreras, cuando llega este mes suelo notar algo de morriña, más por los buenos recuerdos que por ganas de ponerme un dorsal, quizás algún día vuelva a hacerlo pero mientras tanto nada me impide disfrutar por los parques de buena mañana.

Con eso me conformo y me siento afortunado de poder hacerlo. Mañana toca pentágono, es un no parar.

Anuncios
  1. Lo dijo Darth pero tú ibas por delante en ese momento, al otro le oíste porque lo dijo bien alto para que se le oyera 😉
    Hoy he pasado la prueba del segundo día, a ver que tal mañana.
    Eso intento Guille, pero los elementos se alían contra uno 🙂

  2. Pues yo al poco de pasar el cristo no he oido nada de eso, mas bien me ha puesto a parir uno bajito, gordo y con bigote.

    Bien, santi, bien, mañana y pasado otros dos dias suaves para ir cogiendo forma.

    un saludete,
    paquete

  3. sigue disfrutando

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: