Santi Palillo

Black saturday

In Correrías on 28 noviembre, 2015 at 13:31

blackfriday1

Capturada por ahí

Menos mal que ya ha pasado, no completamente porque todo indica que durará varios días más, quizá hasta agotar existencias o a las masas compradoras, lo que ocurra antes, incluso yo que pensaba era inmune al reclamo he caído en sus redes, pero es que un 15% de descuento le atrae como un imán —de los mineral de hierro de color negruzco, opaco, casi tan duro como el vidrio, cinco veces más pesado que el agua, y que tiene la propiedad de atraer el hierro, el acero y en grado menor algunos otros cuerpos, no de los de mezquita— a mi jubilada economía.

Dirás que de qué estoy hablando, que si me he vuelto loco —o sea más—, que no es este el sitio indicado para decirlo, porque aquí solo se habla de correr y de marcas, que si patatín que si patatán, pero es que estoy hasta los blacks del Friday, a este paso lo más natural será que acabemos pidiendo nuestra conexión como estado 51º .

Bien podría haber aprovechado la coyuntura de la nueva costumbre social para renovar mi armario deportivo, hoy por hoy un completo desastre y verdaderamente necesitado de nuevos aires, pero si solo hubiera sido por eso quizá no habría picado tan fácilmente.

La semana está siendo de reencuentro conmigo mismo, hasta la anterior estaba intentando seguir un plan ajeno para intentar ponerme en forma cara a la primavera —que antes de que nos demos cuenta ya estará por aquí—, pero he tenido que dejarlo, no consigo cuadrar mi apretada agenda con mis necesidades atléticas.

Así las cosas he pensado que lo mejor era recurrir a lo que siempre me ha funcionado tras los parones, salir a correr a menudo pero sin prisas y esperar a que la lógica corporal siga su curso; ponerme retos a estas alturas ya no me seduce como antes y menos cuando todo parece ponerse en contra (la acumulación vital, por ejemplo).

He salido dos días, nada del otro mundo pero al menos he salido a correr y me ha dado el sol en la cocorota que es de lo que se trata y lo que me hace falta, hoy tocaba de nuevo pero como mañana también tocaba, y encima en la Casa de Campo con los Paquetes, he pensado que me vendría bien la pausa; la verdad es que he madrugado por otro tema pero no me apetecía subir tan pronto al pentágono y… mañana será otro día.

Anuncios
  1. Esa es la clave, unas veces encuentro hueco pero no comparecen las ganas y otras tengo ganas pero no encuentro hueco, sin ambas presentes es como aquello de hacer el amor en un Simca 1000: difícil 😉

  2. No lo dejes Santi, busca el hueco, aunque sea un ratín

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: