Santi Palillo

Posts Tagged ‘Pinto’

Ave César

In Correrías on 25 octubre, 2015 at 23:59

20151024_185252

Detalle madrileño, by Palillo

Como el malestar pudo más que mis (pocas) ganas de salir, me he pasado una semana en blanco; no es de extrañar que haya acudido a la cita dominical con los Paquetes con el ánimo con que los gladiadores debían acudir al circo antes de soltar aquello tan poco saludable del Morituri te salutant! al César de turno.

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Gorgorito

In Correrías on 30 junio, 2014 at 20:08

M2081S-1028Nombre del autor en la firma del cuadro

Siempre que quedamos en este pueblo, a tan solo 20 minutos de casa, me viene a la cabeza la canción: Pinto, pinto, gorgorito, saca la vaca de veinticinco (lo de sacar la vaca de 25 no termino de entenderlo).
— ¿En qué lugar?
— En Portugal
— ¿En qué calleja?
— En la Moraleja.
— Esconde la mano que viene la vieja

El domingo había convocatoria pinteña, aunque debido al GTP, al triatlón de la Casa de Campo, las vacaciones o cualquier otra actividad social, acudimos solamente tres elementos, suficiente si se trata de Paquetes.

Tras tomarnos un cafelito para entonarnos en la Ermita —bar de concentración y posterior desayuno— decidimos para dónde tirar y lo que íbamos a hacer; en la convocatoria constaba que el objetivo era un rodaje tranquilo y así fue, quizá podríamos haber ido más deprisa o más lejos pero a costa de hablar menos, no merecía la pena.

Tras poco más de una hora disfrutando de los tan soleados como falsos llanos del campo de secano que circunda el sur del pueblo, aunque a ratos mosqueados por si los tempraneros cazadores que andaban pegando tiros por la zona nos confundían con perdices gigantes, volvimos a entrar en el pueblo por una zona que no conocía y que por momentos me recordó a un pueblo de los de antes.

He leído que su nombre proviene de “punctum”, punto, porque antiguamente se pensaba que era el centro geográfico de la península, algo ha debido cambiar el concepto porque recientemente se decía que el centro estaba en el cercano cerro de los Ángeles, otro fantástico lugar para disfrutar corriendo al que voy un par de veces al año.

Aunque seamos pocos el desayuno no se perdona, en este caso nos invitó Canillas por su santo y los temas de conversación fueron los de casi siempre pero en petit comité; recordábamos a los sufridos paquetes del GTP cuando apareció Charli, un simpático perrito carlino, cuya monumental dueña dejó atado en un árbol junto a nuestra mesa “¿Os da miedo?” —preguntó la susodicha— “El perro no” —respondió el tercero en discordia mirándola, yo diría que pícaramente. A los ojos, claro.

Alerta

In Correrías on 3 junio, 2014 at 23:55

SP_AlertaFoto by Palillo, Madrid

Ha sido hablar de la república en la entrada del otro día y ya veis la que se ha liado, lo de la abdicación real, que si monarquía o república y todo eso que parece que no haya otra cosa justo en la semana más importante del año para quién esto escribe, deportivamente hablando, claro.

Lo mismo tengo poderes adivinatorios o algo así y yo sin saberlo, si queréis que cambien esas cosas que hasta la fecha os parecían impensables solo tenéis que decírmelo, aunque lo mismo ha sido una casualidad y no funciona.

Lo que si parece funcionar es el entrenamiento montañero, segunda sesión por la sierra y ni agujetas he tenido, lo nunca visto, ni yo me lo terminaba de creer el domingo recorriendo en zapatillas el bonito campo que rodea Pinto, muy diferente del puerto de Navacerrada o del collado Ventoso pero con su encanto característico, junto con un grupo de Paquetes sin mayores problemas.

Esta tarde he repetido sesión, otro miriámetro que añadir al cuentakilómetros pero con los Garrapatas y por la Casa de Campo, que no se diga que no meto variedad a los entrenamientos, en apenas 72 horas he pasado del frío serrano con sus cuestas imposibles al falso llano pinteño con su viento dominical de fuerza 8 y de Pinto a una calurosa Casa de Campo que hoy rondaba los 30º agobiando como si ya estuviéramos en plena canícula.

Un poco antes, por la mañana, me había topado, la verdad que no por casualidad, de frente con el cartel de la foto que indica claramente cual podría ser mi estado durante lo que queda de semana hasta que llegue la hora de la partida del MAPI que se ha fijado en las 7:00 de la ¿se podría decir madrugada?, en fin si hay que madrugar se madruga, no será ese el principal problema a superar el sábado.

Y si llega el caso de encontrarme tan cansado que no pudiera seguir con abdicar asunto arreglado.

Hablando de abdicación y viendo la tele he llegado a la conclusión de que he debido ser el único carpetovetónico que no ha recibido un SMS de la Casa Real avisando de sus intenciones, no somos nadie.

la fuerza

In Correrías on 17 febrero, 2013 at 23:18
Foto by Palillo

Foto by Palillo

Me preguntaba esta mañana cual sería la fuerza que te hace levantarte a las siete de la mañana sin sentir pereza, meterte en el coche, conducir hasta Pinto –que está entre sí misma y Valdemoro como todo el mundo sabe-, reunirte con un montón de gente que también se ha levantado a las siete de la mañana sin sentir pereza, se han metido en el coche y han conducido hasta Pinto, pero tras analizar múltiples factores y circunstancias no he encontrado respuesta.

Una vez en Pinto empezamos con un café para terminar de despertarnos antes de salir corriendo hacia una vía agropecuaria cuyo fin parece estar –tras 23 kms y pico- en Rivas-Vaciamadrid, nosotros solo hemos hecho 6 de ellos antes de darnos la vuelta, que como vuelta por esos campos no ha estado nada mal.

Si acaso, por poner alguna pega, lo que ha estado mal -o regular- ha sido el terreno, lleno de piedrecitas sueltas, una delicia para los clavos que se resisten a salir, y la fauna local, algunos mastines que no descansan ni en domingo, menudo convenio el de estos canes, por lo demás todo ha respondido a lo previsto.

Incluso el desayuno, que habiendo Paquetes implicados ha sido de campeonato, las cervezas y los montados de lomo y queso aparecían y desaparecían como por ensalmo; yo me he conformado con un café y una ascética tostada con tomate pero es que estaba invitado a comer unas migas almerienses y no era cuestión de llenar el depósito antes de tiempo y perdérmelas.

El ambiente ha sido estupendo, muchas risas y algo de frío al principio porque como buenos paquetes hemos sentado nuestros reales en la terraza exterior y a esas horas… aprovechando la ocasión he preguntado si alguien tenía la respuesta a lo de la fuerza del principio pero, entre sorbos, bocados y risas, no nos poníamos de acuerdo.

Mejor no haberla encontrado, así podré seguir haciéndome la misma pregunta muchos otros domingos a las siete de la mañana sin sentir pereza, meterme en el coche, conducir hasta dónde toque ese día para reunirme con un montón de gente que etc., etc.

entre pinto y valdemoro

In Correrías on 18 marzo, 2012 at 20:09

Cantando en mykle.com

Desde el pasado martes 13 sin decir esta boquita de piñón es mía, no es que no tenga nada que contar sino que la poca inspiración que me quedaba ha volado, de hecho todavía no la he encontrado pero no me preocupa, ya volverá cuando le entre morriña.

Esta mañana he corrido con los Paquetes en Pinto, al principio con más fresquito del esperado pero con el ejercicio se pasa del frío al calor en menos que canta un gallo; durante la semana llamaban a la convocatoria “entrenamiento de calidez” ya que se trataba de compartir una tiradita con un paquete que hace tiempo que no sale, como le pasaba al probe Miguel de la canción.

Disfrutando de la mañana, sin afán, como ellos denominan al correr tranquilo y sin prisas, exceptuando los dos kilómetros finales que han sido a cuchillo sin que todavía se sepa a ciencia cierta quién tiró la primera piedra “pío, pío que yo no he sío”.

Me ha gustado mucho correr por esos campos resecos entre Pinto y Valdemoro, antiguos caminos lógicamente hoy más frecuentados por ciclistas, paseantes y corredores que por viajeros, aquellos viejos tiempos pasaron a la posteridad con más pena que gloria pero debieron ser duros tiempos para quienes los vivieron.

El resto de la semana ha consistido en seguir saliendo a diario para completar las sesiones 88, 89, 90, 91 y 92ª del streaking running; una purrela de kilómetros de todos los colores, rápidos, lentos, tiradas medias, cortas, con manga corta, con manga larga… un poco de todo para hacerlo variado y más interesante.

Me sigo encontrando bien en términos generales y muy ilusionado por llegar a los 100, es mejor ser consciente de que en cualquier momento pueden pintar bastos pero también hay que disfrutar lo conseguido mientras dure.